POR SUR, FOTO: JOSEFINA ASTORGA
Quedan solo dos días para que Camila Moreno se presente en el Teatro Caupolicán y corone Pangea.

Pangea es el proyecto multidisciplinario en el que la artista, su banda y su equipo han estado inmersos gran parte del último tiempo. Documental, cortometraje, disco en vivo, disco de rarezas, shows en vivo, libro, cómic… 

Este viernes 25 de mayo Camila Moreno estará acompañada del cantautor argentino Lisandro Artismuño, además de los locales Manuel García y Javier Barría y de la comediante Natalia Valdebenito, antes de retirarse de los shows en vivo para imbuirse en Pangea. Sobre eso, conversamos con ella.

Entendemos que este retiro que comienza post Caupolicán es solo de tocar en vivo… qué se pierde y qué se gana con la distancia de los escenarios? 
Supongo que voy a extrañar en algún momento el hecho de tocar en vivo porque es un ritual único y muy exquisito también, pero quizás no, quizás ni siquiera lo eche de menos. No tengo idea. 
Y se ganan tantas cosas: dejar de moverse y salir, dejar algunas situaciones ingratas y se gana poder desarrollar otros proyectos. 
Se gana mucho tiempo y visión yo creo. 

¿Hay elementos de la lucha feminista, tan presentes hoy día, pero tan permanente en nuestra historia, que te alimenten en tu camino como artista?
Yo creo que el feminismo es sentido común y la lucha por la igualdad de derechos y por todos los lineamientos básicos que exige el movimiento son derechos básicos humanos, entonces es tan necesario como urgente que esto se realice, se concrete en leyes reales. 
El movimiento hoy día es una pulsión muy fuerte, es realmente una avalancha hermosa que me alimenta en mi camino como artista, pero más como persona, no lo podría separar. 
La rabia es un elemento importante, la rabia es tu oro, como dicen por ahí. Creo que es sumamente importante poder conectarme con esa energía femenina que ha sido extirpada de lo humano y eso lo hago bastante a través de la música. 

Pudimos verte en un show reciente en Puerto Montt y sorprende el tránsito, fluido y convencido, entre lo electrónico y lo más acústico que se da en tu propuesta… qué representan esas dos corrientes para tu proyecto?
Nunca las he visto como cosas aparte, simplemente lo veo como música. 
A mi me interesa mucho el mundo del folclor. El mundo de la electrónica lo conocía más desde la música anglosajona y me interesa la sensorialidad de la música electrónica, lo exquisito, lo delicioso que son los sonidos, los bombos, las cajas. Eso siempre me ha alucinado. Obviamente tiene que ver con gustos, uno los elige y hay bombos y bombos… pero para mí nunca los he visto como caminos separados. 

Teatro Caupolicán (San Diego 850, Santiago)
Viernes 25 de mayo, 21:00 horas
Entradas a la venta en Disquería Chilena (Av. Providencia 1478), en la boletería del teatro y Ticketek.
Galeria $8.000 (cargo por servicio Ticketek: $ 1.200)
Cancha $12.000 (cargo por servicio Ticketek: $ 1.800)
Concierto para todas las edades: Menores de 8 años entran gratis

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.