té rojo
POR NATI ADAUY (@nutricionista_natalia.adauy)
El té rojo o también llamado té pu-erh lleva su nombre porque la región donde se cultiva es Pu-erh, en China. Su particularidad radica en que se somete a un proceso de fermentación con microorganismos que puede durar de 2 a 60 años en barricas de bambú. Es casi imposible encontrar té de más de 20 años de fermentación, y es muy costoso. Tanto así, que antiguamente este era reservado para la nobleza.

Es por esta fermentación que la cafeína presente de manera natural en las hojas de té baja tanto que resulta ser casi nulo en el pu-erh. Se le han atribuido múltiples propiedades a este té, pero no todas han sido comprobadas científicamente, por lo que te hablaré de las que sí han sido comprobadas.

• Un estudio en adultos japoneses describió una disminución de grasa a nivel abdominal en comparación con personas que no habían tomado té.

• Un estudio en ratones asegura que tiene un efecto hipoglicémico por lo que disminuiría los niveles de azúcar en sangre.

• Los microorganismos producen lovastatina (el fármaco que se utiliza para disminuir el colesterol sanguíneo) por lo que ayuda a controlar el colesterol sanguíneo de manera natural.

• Se comprobó en ratones de mayor edad, que aumenta la producción de algunos tipos de linfocitos en sangre. Si lo traducimos a seres humanos, sería beneficioso para mejorar el sistema inmune de personas mayores.

• Debido a su muy bajo aporte de cafeína es apto para embarazadas.

• Tiene gran poder antioxidante, y lucha contra el daño oxidativo producido por la mala alimentación y la edad.

Un consumo habitual de 3 tazas diarias y del té en hoja, natural se recomienda para obtener todos sus beneficios.
Y ahora que hace frío, ¡qué mejor que aprovechar de tomar tecito!

unsplash-logoSabri Tuzcu

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.