POR @CARODU
Lo de Suzanne Ciani es puro amor. Amor por la música y por el descubrimiento de sus múltiples posibilidades, que la llevaron convertirse en una leyenda de la electrónica.

“A life in waves” es la película dirigida por Brett Whitcomb que cuenta la vida y obra (sobre todo la obra) de esta artista, conocida, entre otras cosas, por ser la autora del icónico sonido de la botella de Coca Cola abriéndose y dejando caer su burbujeante brebaje. Pero su camino tuvo un muy distinto punto de partida.

La carrera musical de Suzanne comenzó con el piano, al que le dedicaba varias horas diarias en su infancia, tocando piezas clásicas.
En los ‘60, mientras estudiaba en Berkeley, conoció nuevas formas de expresión, fue estimulada por otros artistas y comenzó a acercarse a los sintetizadores, que se transformaron casi en una extensión de su cuerpo.

Con el crecimiento explosivo de la publicidad, aparecieron también posibilidades laborales para Suzanne, que fue la encargada de imprimirle su sello sonoro a distintos productos y marcas, como Atari, Pinball y General Electric, entre muchos otros. Por supuesto, ser respetada y hacerse de un nombre en ese medio no fue fácil. Muy pocas mujeres trabajaban en su entorno, y la única forma de ser validada era convertirse en la mejor.

Mientras se cuenta cronológicamente la historia, a punta de archivo como entrevistas y participación en programas de televisión, vemos también a Suzanne en la actualidad, aportando al relato sobre el pasado y también mostrando su vida presente, en la que sigue siendo una bacán, continúa haciendo música y compartiendo su experiencia con las nuevas generaciones.

No pretendo seguir develando la historia, así que paro aquí.

Solo me resta compartirles mi sensación al verlo: que Suzanne es una gran artista y mujer, entregada a la música, que no deja de explorar, que se autodenomina como una romántica en todos los aspectos de la vida, y que tiene una sonrisa muy, muy luminosa.
Vimos este documental en la versión 2018 de InEdit, y esperamos que esté disponible de alguna otra manera en el futuro, ojalá cercano.
Si pueden, véanlo, para que hagan parte de su vida a Suzanne y se inspiren con su historia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here