POR C.
No es nada nuevo. Después de almuerzo, a muchas nos pasa que nos da sueño volver a trabajar (¡o a clases! no había nada peor que tener clases después de almuerzo, sobre todo un lunes o un viernes) y nos encantaría dormir una siesta. Tristemente no podemos, pero lo que sí podemos hacer es alimentarnos con ingredientes y preparaciones que nos ayuden a despertar y a seguir trabajando, más allá del café que, al menos a mí, en grandes cantidades me hace muy, muy mal.

Estos son alimentos que favorecen la concentración, y que tienen efectos positivos sobre la actividad mental a corto plazo. La docente de Nutrición y Dietética de la Universidad del Pacífico, Stefanie Chalmers, nos da algunas recomendaciones.

Chocolate negro (70% cacao): Contiene feniletilamina, una sustancia psicoactiva estimulante asociada a sensaciones de placer. Además tiene un aminoácido para la síntesis de serotonina, que permite controlar el apetito y limitar la ansiedad.

Té verde y té negro: Antioxidante, regula los niveles de dopamina y serotonina a nivel cerebral, calmando la ansiedad y mejorando la capacidad de concentración.

Guaraná: Potencia el rendimiento, al mejorar la capacidad de la memoria, el estado de alerta y la resistencia al cansancio. Para muchos, es mejor que el café porque no genera el malestar y nerviosismo que sentimos después de varias tazas. La guaraná me encanta porque se puede encontrar en cápsulas o polvo, y se puede combinar con jugo de fruta, o el yogur de la mañana.

Galletas integrales: Tiene varios nutrientes como la vitamina del complejo B (que permiten la comunicación neuronal), zinc y magnesio (que reduce la ansiedad). Tienen un alto contenido calórico, así que se recomienda no consumir en exceso.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here