POR LALA
A fines del año pasado salió de la imprenta el libro Secretos de una food bloguer. Su autora es Camila Cariaga, la creadora del blog De todo mi gusto, en el que publica recetas, recomienda productos novedosos y ricos, lugares para ir a comer, y todo lo que le gusta. Y, si bien su blog gira en torno a la comida, su libro es un resumen de todo lo aprendido durante estos años, y pretende ser una guía indispensable para todos quienes quieren iniciar un emprendimiento digital, o ya tienen uno.

Comenzaste tu blog casi de casualidad, para unir todas las cosas que te gustaban, como cocinar, comer y escribir. ¿Cómo te diste a conocer?
Cuando comencé con mi blog hace 5 años, las redes sociales no eran lo que son hoy, así que tenía sólo el blog. El primer año me la pasé escribiendo recetas, por si alguien me encontraba en internet. Después me invitaron de Coquinaria a una cena para blogueros, y de ahí en adelante tuve Facebook e Instagram. Mi trabajo al principio fue muy de hormiga para darme a conocer, de ir a ferias gastronómicas, dejar tarjetas, tocar muchas puertas.

¿Y se puede vivir de un blog?
Hasta el momento no vivo 100% del blog. De todas mis amigas, ninguna vive 100% sólo del blog. Aunque algunas de ellas sí, porque tienen un programa de televisión o están sacando libros, como la Min o la Connie, pero el resto no. Todavía no da como para vivir 100%, pero sí se están moviendo mucho las campañas con influencers y ahí hay un tema súper en boga entre los blogueros, y es que las marcas buscan personas con muchos seguidores, pero en realidad saben poco de quién es su público. Eso lo explico en el libro, por ejemplo, los insiders, los blogueros que manejan temas específicos son mucho más efectivos que un Karol Dance, por ejemplo.

¿Cómo te organizas para seguir trabajando y tener tu blog, pensando en quienes quieren atreverse y emprender?
Trabajo desde mi casa, en horarios relativamente flexibles, así que puedo ir a eventos y usar los tiempos muertos en hacer campañas, cocinar, armar mi estudio, que es chiquitito pero funciona para que las recetas se vean bonitas, saco las fotos, etc.

¿Y cómo seguir avanzando, cuando hay tantos blogueros gastronómicos?
Sí, ahora hay harta gente. Tengo la suerte de haber empezado hace tiempo, tengo una buena cantidad de seguidores, soy relativamente conocida. Tenía ganas de avanzar. Llevo 5 años, y pensaba ¿qué sigue? Sigo cocinando, sigo subiendo recetas, me siguen contratando para hacer campañas, a veces no me contrata nadie… entonces quería ir un paso más allá. No quería tirarme por el lado de la cocina, quería hacer algo distinto. Todas mis amigas blogueras estaban sacando libros de cocina, y otra gente que ya tiene restoranes, también. Entonces sentía que un libro más de cocina no iba a generar algo diferente. Y fue un poco como del cielo porque de repente empecé a recibir mensajes de gente o me encontraba con gente, que me decía: quiero hacer esto, ¿cómo lo hago? Y de lo que más sé es eso: cómo comunicarme con las agencias, cómo hacer crecer un Instagram, tengo la parte busquilla, me encantaría motivar a más gente a ser busquilla. Quería diferenciarme pero dar un siguiente paso. A lo mejor el próximo año voy a querer estar en la tele o tener un canal de Youtube.

¿Qué ha sido lo mejor de emprender?
¡Qué pelúo! Lo mejor es que estoy haciendo algo que me encanta. Encontré mi vocación, es muy entretenido que te regalen cosas, que te paguen por hacer lo que más te gusta, que te lleguen invitaciones de todos lados, es la raja eso. Siempre conozco productos nuevos, como rico, he afinado mi paladar, he visto cómo ha evolucionado mi cocina y mi gusto. Por otro lado, la gente que he conocido. Es muy entretenido el mundo de los blogueros. Puedo decir que tengo muy buenos amigos dentro de los blog. No es como compañeros de trabajo, sino que gente que ha sido un aporte heavy. Conocer el mundo de la cocina ha sido súper entretenido. Y lo mejor es el reconocimiento de ti mismo. Decir ‘la hice, lo logré’. Ayer hablaba con mi marido de que me acordaba perfecto del día en que dije: quiero hacer un blog y mis amigos me decían: ¿qué es eso? Y miro para atrás y digo bacán, la hice. Ahora tengo un libro, y es bacán ese autoreconocimiento.

¿A qué blogueras admiras o qué cuentas sigues?
Soy admiradora de las blogueras españolas. Hay una que veo mucho porque sus fotos son como buscando a Wally: Laura Ponts. Raquel Carmona también. Hace algún tiempo descubrí Mujeres bacanas. Me sentí identificada. Me queda grande el título, pero me encanta ver que hay tantas mujeres haciendo cosas y digo: si ellas pudieron, ¿Por qué yo no? Y da lo mismo en qué se desempeñen. En cocina, me inspira la Min Rebolledo, porque la encuentro tan persistente. Ella es la motivación de la motivación. Yo soy re floja para algunas cosas y la veo que empieza a hacer ejercicio a las 6 de la mañana… me encantaría tener su energía.

El libro está disponible en la Feria Chilena del Libro y Librería Antártica.

www.detodomigusto.com
@blogdetodomigusto

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.