POR EMILIA
El jueves pasado se estrenó en las salas chilenas Yo, Tonya; la película basada en la historia de la patinadora estadounidense Tonya Harding, y que expone su vida marcada por la violencia, una madre controladora y fría, sus ganas por ser la mejor y la cadena de malas decisiones que la llevaron a perderlo todo.

La película simula un registro documental, en el que Tonya (interpretada por Margot Robbie, cuyo trabajo le valió nominaciones al Globo de Oro, SAG, Bafta y Oscar) es entrevistada cuando ya está alejada del patinaje, luego del “incidente” en el que un amigo de su ex marido – y guardaespaldas – decide golpear en una pierna a la principal contrincante de Tonya en la previa de los Juegos Olímpicos de invierno de 1994, Nancy Kerrigan.

Margot Robbie interpreta con maestría a una estadounidense redneck (como ella misma se autodenomina), que desde niña sabe manejar armas, manejar autos, y es buena para garabatear. Su madre, a cargo de la impactante Allison Janney (que se llevó el Oscar, Globo de Oro y Bafta como mejor actriz de reparto), una mujer abusadora, fría, controladora, desconectada totalmente de su hija, a quien le recalca cada vez que puede que si ella es alguien, es gracias a que ella se ha roto el lomo trabajando como camarera. A ella siempre la acompaña un pajarito, el que le picotea el pelo y la oreja. Primero pensé que era una licencia de Janney, hasta que vi la imagen real. La ficción, en muchos casos, se queda corta.

La película circula entre el drama y el humor con fluidez. Mención aparte para los amigos del marido de Tonya, quienes – entre tonteras y chambonadas – sepultan para siempre la carrera de Harding en el patinaje artístico. Al final de la cinta se pueden ver los registros originales, no se los pierdan.

¿Quieres verla? Revisa aquí los horarios de Cine Hoyts.

1 COMENTARIO

  1. la vi porque hice patinaje artístico gran parte de mi vida y conocía esta historia. Hay mamas que de verdad son como las muestra esta película…creo que haré un spoiler pero..me parece que el castigo que le dieron a ella fue demasiado considerando que ella nunca supo que harían eso..ademas el llanto de ella al saber que la dejarían sin patinar me conmovió..es entretenida la película porque esa parte tipo documental le da otro toque…por otro lado es increible ver como alguien que podría haberlo tenido todo como deportista tuvo una vida tam “miserable” gracias a su mamá y al hombre del que jamás pudo separarse.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here