#LOLLAZANCADA POR EQUIPO ZANCADA, FOTOS: CARLOS MULLER, LOTUS
El primer Lollapalooza de tres días partió con todo. No hubo momento en que no quisieramos ver algo muy esperado, y no hubo decepción. El punto más alto del día fue David Byrne con su montaje impecable, elegante y creativo que agradecemos haber podido presenciar. Acá nuestros apuntes del día (recuerda que puedes ver shows en vivo y revivir los de ayer en www.vtreslolla.cl):

• Siempre voy a insistir en lo mucho que me gusta llegar temprano a Lollapalooza. Aunque el calor fuera más del esperado, me gusta la fidelidad de acompañar a los nacionales que abren (como ayer Pedropiedra), reconocer territorio y los cambios en el recinto, buscar puntos de encuentro prácticos, poder ir al baño y llenar la botella de agua con tranquilidad.

• Exquisito cada oasis para sentarse a comer y descansar, ¡con sombra incluso! A los lados del Movistar Arena y donde antes se hacía Kidzapalooza.

• La nueva área de prensa cambió de ubicación y pudimos acceder a ella con mucha facilidad, lo que ayuda mucho a nuestro trabajo, se agradece.

• La línea 6 es una nueva forma de acercarse en Metro al Parque O’Higgins, ideal sobre todo en día viernes, porque llegamos rápida y cómodamente.

• Los Jaivas no fueron tan prendidos como el resto de la jornada, pero es un placer ver su prestancia en sus tenidas blancas, visuales legendarias y música virtuosa y apasionada.

• Cerca de las 6 de la tarde el Perry Stage (ubicado en Movistar Arena) ya había comenzado su colapso de adolescentes queriendo replegar la cancha y bailar en círculos bajo el ritmo del DJ que sea.

• La elegancia de David Byrne quedó patente en el escenario Itaú desde su puesta en escena y su perfecto traje de solapa corta y tres bolsilllos, hasta las coreografías sencillas y gloriosas de sus músicos (él incluido). Todo era blanco, negro, gris y plateado, dando la ilusión de que todo lo que estaba sobre esa tarima fuera parte de una transmisión en blanco y negro, como la que mostraban las dos pantallas gigantes de los lados. Su pelo blanco y pies descalzos se movían con gracia por todo el escenario al igual que su banda “móvil” repartida entre los músicos (incluso una batería dividida por partes). Habló en español todo lo que pudo, “¡vamonos!”, dijo para la partida a una canción.

• El público enloqueció con los hits de Talking Heads como “Once in a Lifetime” y “Burning Down the House”, pero también gozó con canciones nuevas como “I dance like this, because it feels so damn good” y “Everybody’s Coming to My House” de su último disco,  American Utopia que son muy pegajosas, y más aún por las coreografías con que las acompañaban.

• La intensidad formal de The National me dejó con ganas de que hubieran tocado más que 60 minutos.

• LCD Soundsystem tiene el súperpoder de hacerte bailar por incontables minutos, como poseída por su latidos. Fue muy bonito que partieran con “Oh Baby”, y después al tiro cambiar y hacernos bailar con “Daft Punk si playing at my House”. me hizo intensamente feliz con “I can change”, “You wanted a hit”, “Tribulations”, “Someone great”, “Dance yrself clean”. Fue un concierto muuuy emocionante, de los mejores que he visto en Lolla. Increíble verlos a todos repartidos arriba del escenario, con la cantidad de instrumentos especiales, y el genio de James Murphy. AMÉ esos sintetizadores antiguos (eran impactantes cada vez que lo enfocaban en las pantallas) y todos los instrumentos de percusión. Se nota que Murphy se entretiene componiendo y buscando nuevos sonidos.

También me encantó la ubicación de la batería y cuando él la rodeaba para meterse con algún arreglo (¡y su micrófono!). Fueron perfectos los visuales de colores fuertes y muy simples, pero de una gran elegancia. De repente todo se teñía rojo, morado o azul, a ratos de golpe y otros ratos de a poquito. Precioso. James Murphy un bacán, se nota que está dirigiendo cada detalle de la banda, además de toda la energía que le pone interpretando los temas. Ojalá vuelvan…. por favor.

• La potencia de Eddie Vedder es digna de la banda de rock clásico en la que se han transformado; me teletransporté inmediatamente a mi época escolar y a los otros conciertos en que he visto a Pearl Jam, y comprobado por qué son tan favoritos en Chile, pese a los problemas de sonido intermitentes que probablemente se debieron a la dirección del viento. Echamos de menos canciones como Black y Just Breath pero amamos a Eddie por sobre todas las cosas, y fue lindo escucharlo hablando en español y agradeciendo la semana que llevan en Chile. Eddie Vedder dijo algo así como “hay lugares que uno dice: podría hacer de este mi hogar, y eso nos pasa con Chile” (y sonaba sincero). Homenajearon a Pink Floyd cantando “Comfortably Numb” y “Another Brick In The Wall”, el equivalente a lo que hicieron con Baba O’Riley de The Who en Movistar Arena el martes.

• Si se quedan hasta el final y andan a pie, lo mejor es derechamente caminar a Los Héroes para alcanzar el Metro, pero aunque duela el alma, a veces es mejor salir un poco antes porque es demasiada gente y las salidas nunca son suficientes si vamos todos juntos.

• Ojalá el sábado esté a la altura, nos sorprenda y haga entender por qué fue el primer día que se agotó.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here