oportunidades
por bluemicae
Siempre he escuchado que las oportunidades “se dan una sola vez en la vida” y que si no la tomas cuando se te presenta, perdiste. Bueno, creo que eso no es siempre verdad.

Salí de la universidad el 2014 y me costó MUCHO encontrar trabajo. Existía la posibilidad de acudir a un muy buen pituto y acceder a un muy buen trabajo, pero me resistí por mucho tiempo, hasta que ya era tanto que acepté y pedí ayuda. Lo conseguí, entré a trabajar y logré lo que muchos querían, lo que yo misma quería en mi época de estudiante, el gran pero es que fue por la puerta de atrás.

Me sentía tan mal de ser la “apitutada”, sentía que no era lo que yo quería, no me sentía cómoda por mucho que tuviera trabajo y eso me carcomía la cabeza todos los días, hasta que ya no pude más y renuncié.

Nadie lo entendía, me decían que cómo perdía una oportunidad tan buena, que todo el mundo hacía lo mismo, que me iba a costar mucho volver a encontrar algo así y fue verdad, estuve harto tiempo sin pega pero nunca me arrepentí, hice lo que pensé que era correcto y asumí las consecuencias.

Lo que nunca pensé es que la vida si me presentaría otra oportunidad y encontré otro trabajo, casi igual de bueno que el otro pero sin sentirme mal por haber entrado por mis propios méritos. No sé si decir que la vida me premió por hacer lo que pensé correcto. Más bien creo que fue la certeza que la vida da infinitas vueltas y en esas vueltas quedan las oportunidades que a veces uno desecha, quizás para tomarlas de nuevo cuando sí es el momento.

Mi experiencia dice que no hay que hacer las cosas presionados por otros si sentimos que no es el momento, no es el momento nomás, puede ser que nos equivoquemos o no pero creo que lo importante es hacer lo que uno cree correcto y saber que la vida es cíclica y lo que hoy no es para uno puede que vuelva otra vez y sí lo sea.

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu colaboración voluntaria con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

unsplash-logorawpixel.com

9 COMENTARIOS

  1. no concuerdo para nada contigo… cada uno con lo que cree, pero…
    …ya que estabas ahí, ¿porque simplemente no demostraste lo capaz que eras para ese puesto en vez de sentirte culpable? creo que pecaste de insegura en vez de demostrarte que aunque fuera por pituto eras super capaz y no había alguien mejor para ese puesto (¿o no eras capaz?).
    Las oportunidades son eso, y si ya están a nuestros pies solo hay que aprovecharlas, no pensar en que lo que no fue…

    • No ahondé más en esa experiencia porque lo que quise exponer fue el tema de las segundas oportunidades. Fue mi primera pega y claro que estaba insegura, pero lo que más me complicó era estar en deuda con alguien que me pediría pagar el favor después (pegas políticas en una municipalidad) y saber que había gente postulando con más experiencia que quedó fuera porque nunca hubo una evaluación. No critico el pituto (que no se ofendan quienes tienen pega gracias a eso) pero distinto es cuando te apituta alguien que te conoce y sabe que trabajas bien a alguien trucho que te contrata para cobrartelo luego. Pero como dije, ese no era el fin del post. Saludos

  2. Yo no me hubiera ido porque al final da lo mismo como entraste, lo que importa es como logras mantenerte…me titule en agosto del año pasado y no he encontrado pega en lo mio (la verdad no he buscado mucho porque estoy ganando bien y me voy de viaje el otro mes por tres meses) pero si se me presenta la oportunidad de entrar a una pega buena y que me guste (despues de mi viaje obviamente) no la pienso…no le doy tanta importancia a esas cosas.

  3. Super de acuerdo contigo! También encuentro super desagradable estar en la situación de sentir que “le debes algo” a alguien, y obvio que suma el hecho de saber que estás ahí porque en cierta forma “te colaste en la fila”. Creo que igual fuiste super valiente al renunciar por ser fiel a tus principios a pesar que que tu gente no estuviera de acuerdo con lo que estabas haciendo, y como bien dices, la vida da muchas vueltas y finalmente lograste encontrar otra opcion igual de buena pero habiendo entrado como cualquier postulante. En mi caso particular, mi primer empleo (y tengo la fortuna de poder decir eso) fue como tu 2do, y me siento orgullosa de haber entrado sin tener que pedirle ningún favor a nadie. Igual concuerdo con los comentarios anteriores en que también deberías darte mérito en el sentido de que una cosa es entrar a un trabajo y otra es mantenerse. Que te vaya bien!

  4. Yo creo que lo que hiciste habla muy bien de ti, yo también me hubiera sentido mal sabiendo que quedé en un trabajo de esa forma.

  5. Me gusta el tema central del post -que todo el resto (intencionalmente o no) ha obviado, para centrarse en algo que pueden criticar- y te encuentro razón.

    Yo estoy pasando por algo parecido, renuncie a una pega “increíble” (plata, beneficios y desarrollo profesional), pero que a mi no me gustaba y decidí irme a viajar. Ahora tengo que volver al mundo laboral y me siento super ansiosa y con una vocecita recordándome que yo renuncié a algo súper bueno, pero tengo confianza en que vendrán más oportunidades, sólo hay que saber buscar y estar atento a cuando éstas se presenten.

  6. Este 2do trabajo es merito propio pero avalado en tu CV por el 1er puesto apitutado, tal vez sin ese primer pituto no habrias accedido a algo tan bueno… asi funciona el asqueroso sistema laboral chilensis.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.