anteojos
Me recetaron anteojos para leer, siempre había querído ocupar y por fin tenía una razón real para usarlos. Pero mi experiencia no ha sido tan buena. Me he comprado 3 en 4 meses. ¡No puede ser que me duren tan poco! El primer par lo elegí con cuidado y dedicación. Coticé en varias ópticas y me quedé con los más lindos (que casualmente eran los más baratos, en Retrovisión, paso el dato) eran negros de marco grueso con un detalle rojo, bellos. Me duraron un mes. Se me perdieron no sé donde. Los busqué por todos lados pero mi sospecha es que los perdí en un festival, o sea imposibles de recuperar. Pasé varios días buscándolos hasta que perdí la esperanza y me compré de esos que vienen listos, sin receta, nada de lindos pero filo, ¡necesitaba leer!

Bueno, pasó poco más de un mes y se les cayó una pata. Compré otros más bonitos pero pasó lo mismo, y como son considerados casi desechables, tienen un sistema de tornillo que no pasa de un lado a otro, lo que impide que se puedan reparar, cosa que es muy simple y barato en cualquier óptica (a veces hasta lo hacen gratis).

Así que acá estoy, sin anteojos y forzando la vista. Igual tengo la sensación de que mientras más ocupo, más los necesito, como que el ojo se pusiera flojo y uno ve cada vez peor sin ellos. No sé, tengo que ir al oculista de nuevo supongo. Al final es un hábito creado, lo mismo que aprender a cuidarlos. Me dan ganas de tener esos de niños, plásticos y unidos por detrás de la cabeza (broma), he llegado a considerar ocupar esas cademas que se ponen en las patas para dejarlos colgando del cuello. Qué les parecen? No la he comprado porque me parecen demasiado de abuelita… ¿qué opinan ustedes? ¿Tienen más datos sobre cómo cuidar los anteojos, las que han sido cuatro ojos por más tiempo? Se agradecen los datos antes de ir invertir en mi cuarto par…

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu colaboración voluntaria con título y nombre con el que quieres firmar a [email protected] en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

unsplash-logoClem Onojeghuo

6 COMENTARIOS

  1. Yo creo que si es tema! Yo uso anteojos fulltime, así que no tengo problemas y me duran años. No soy muy cuidadosa, pero me los saco solo para dormir o ducharme, así que es como si se cuidaran solos al tenerlos puestos. Pero mi marido sufre. Tiene que usar solo para leer y ha perdido muchos! los deja por todos lados y se le rompen o desaparecen. Y la verdad es que no hemos encontrado una solución, porque no puede usarlos todo el tiempo porque como son como lupa al mirar a lo lejos ve todo borroso, entonces no queda más que sacárselos y ponérselos mil veces. Sorry que no te pueda ayudar, pero estamos en las mismas

    • meterselos en el bolsillo de la camisa? yo he visto a hartos hombres que los andan trayendo ahi.
      Y mi unica amiga que usa lentes de lectura tiene dos pares, uno en su velador que usa cuando lee en la casa y otro par en la cartera, asi que si se los saca en la pega los mete a la cajita y a la cartera al tiro.

    • Yo pase por etapa de lentes de contacto y me cambió ha vida!! Hasta que me vine a Santiago y la alergia me mató. Ahora volví a los ópticos y estoy tan acostumbrada que hasta hago deporte casi sin impactos, un par de veces me he metido a la ducha con los lentes o se me caen en alguna pose rara de yoga.
      Mientras mas los usas, mas aprendes a cuidarlos.

      Para mi la clave es comprar marcos baratos con cristales livianos.

  2. Creo q voy en camino a ellos…
    Me jactaba de mi buena vista, pero desde hace un tiempo (q avanza rápido diariamente), tengo q alejar las cosas q quiero leer con letra chica. bueno…
    Obviamente me va a pasar lo mismo q a tí y considero q esas tiritas (o cadenitas), pueden ser la solución. Lo encuentro de abuelita, pero me gusta eso… yo probaría por ahí, encontrar una y enchularla o personalizarla de alguna manera :/

  3. A los 15 comencé con problemas de miopía, y aunque uso lentes a diario, por suerte el avance ha sido mega lento. Aún puedo salir a la calle y distinguir letreros y números de micros a unos metros. Como me gustan mucho la ropa y los accesorios, desde que compré mis primeros lentes de marco acrílico, se transformaron en mi sello y me siento rara sin ellos. En casi 20 años he tenido de todo, desde marcos comprados en cuneta (antes no vendían marcos de acrílico bonitos en las ópticas) a marcos de diseñadores, y ninguno se ha roto. De hecho, los de cuneta, me duraron dos años de uso diario, y la razón del cambio fue por gusto. Supongo que todo se reduce a fijarse bien y escoger algo que desde un principio se sienta robusto, porque jamás he tenido cuidado, los dejo en cualquier parte, se me caen, y siempre rayo los cristales (esos sí los cambio una vez al año)
    Para la pérdida pueden servir las cadenas. Si lucen como de vieja, puedes conservar los ganchos y cambiar la cadena por una más ondera. Lo otro, es hacer el ejercicio de jamás dejar los lentes sobre la mesa durante un periodo. Guárdalos en la cartera cada vez que te los saques, y luego de un mes, tendrás un nuevo hábito. Me pasaba que los lentes de sol se me perdían siempre, hasta que invertí en unos muy bellos y caros y tuve que obligarme a ser cuidadosa. Con el tiempo me acostumbré al gesto de sacarlos y ponerlos en el estuche y dejé de perder lentes.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here