Nicanor Parra
Llegó el día que parecía que nunca llegaría. A los 103 años muere lúcido Nicanor Parra, nuestro más grande anti poeta. Sólo él podía haber escrito su propio epitafio. Gracias por tanto.

Epitafio, Nicanor Parra

De estatura mediana,

Con una voz ni delgada ni gruesa

Hijo mayor de un profesor primario

Y de una modista de trastienda;

Flaco de nacimiento

Aunque devoto de la buena mesa;

De mejillas escuálidas

Y de más bien abundantes orejas;

Con un rostro cuadrado

En que los ojos se abren apenas

Y una nariz de boxeador mulato

Baja a la boca del ídolo azteca

Todo esto bañado

Por una luz entre irónica y pérfida

Ni muy listo ni tonto de remate

Fui lo que fui: una mezcla

De vinagre y aceite de comer

¡Un embutido de ángel y bestia!

1 COMENTARIO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here