envidia
por bluemicae
Dicen que la envidia es el peor de los pecados capitales. No sé si llamarlo pecado o más bien defecto, tampoco podría definir la envidia como un sentimiento natural en el ser humano o como una debilidad del carácter, pero lo que sí sé es que es muy dañino, para quién lo siente y sobre quién recae.

De niña me molestaron en el colegio, porque tenía buenas notas, porque mi mamá se preocupaba en mandarme ordenadita a la escuela, porque era callada y la verdad ni sé bien por qué. Cuando me veía pasarlo mal por eso, mi mamá me decía que me tenían envidia y que por eso eran así conmigo.

Yo re poco entendía lo que era la envidia y por qué me hacían sentir mal por eso, hasta que empecé a crecer y a ver esos mismos comportamientos malintencionados ya en adultos. A veces lo volví a sentir hacia mí, a veces me he dado cuenta de la envidia de gente que conozco sobre otras personas y la mayor característica de esas personas envidiosas es la energía penca que tienen.

No leo auras ni alineo chakras, pero a [email protected] [email protected] les rodea un “algo” que es muy fuerte y que hace o que la gente se aleje de ellos o que atraigan a personas parecidas y esto último es como si aumentarán su poder y más le tiran mala onda a la persona que envidian y con más ganas los dejan mal parados frente a otras personas y peores cosas se les ocurren para inventarle chismes, porque se sienten avalados y justificados, porque no son los únicos que piensan así.

No voy a decir que nunca he sentido envidia, si la he sentido, pero he sido consciente de ello y me he esforzado por no sentirla o por al menos no causar daño con ese sentimiento y pensar en que hay una causa por la que no tengo aquello que envidio, ya sea porque no es para mí o porque no me he esforzado lo suficiente.

Ahora de más adulta (vieja) la verdad es que no recuerdo cuando sentí envidia por última vez, quizás porque ya hay una montón de cosas en la lista de “no me importa” y mis prioridades son otras, me conozco más, me acepto con la no menor lista de “fallas de fábrica” y ya no me comparo tanto como lo hacía antes.

Pero, ¿a qué voy con esto? Creo que estos sentimientos “malos” los podemos tener todos, no somos necesariamente malas personas por tenerlos, pero si somos pencas por dejarnos llevar por ellos y causar daño, sabiendo como adultos lo que estamos haciendo y no ponerle freno a tiempo, porque sí, se puede dejar de tenerle mala al compañero que es florerito pero que le tienen buena los jefes, o a la compañera que llegó con auto nuevo o al amigo que se va de viaje al caribe, se puede sentir alegría por ellos al reconocer que al final somos todos iguales pero con diferentes experiencias y aprendizajes y que al final la vida todo lo devuelve, la mala onda tirada con cizaña también.

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu colaboración voluntaria con título y nombre con el que quieres firmar a [email protected] en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

unsplash-logoEddie Kopp

19 COMENTARIOS

  1. La envidia no es un mal sentimiento, no existen los malos sentimientos, no sirve de nada echarles tierra y hacer como q no existen. Por algo existen, hay q prestarles atención y entender q tienen q ver con uno mismo. Lo malo es tratar de tirar pa abajo a la persona q uno envidia en vez de enfrentar los propios miedos, fracasos o frustraciones.

  2. Los sentimientos en si mismos no son buenos o malo, son no más…
    Lo que uno haga con ellos es algo muy diferente y ahi si que está el tema.

  3. Los sentimientos no son neutros. Me extraña mucho leer eso en los comentarios anteriores. Puede ser una opinión personal, pero no desde un punto de vista profesional. Siempre es curioso como [email protected] utilizan los mecanismos de defensa…
    No existe eso de la “envidia sana”. Este sentimiento es autodestructivo

  4. Concuerdo con Isabel, qué raros los dos primeros comentarios, de dónde salió eso de que los sentimientos en sí mismos no son buenos ni malos? La ira sería un sentimiento neutro también? Nunca había escuchado algo así…

    No creo que lo único importante sea si uno deja salir hacia afuera o no los sentimientos, también te afectan a ti [email protected], incluso en la salud. Lo ideal según mi opinión es aspirar a no llenarse de sentimientos negativos, como la envidia, ver de dónde vienen y trabajar en evitarlos.

    • A ver, trataré de explicarme mejor. Los sentimientos no son buenos ni malos, porque todos tienen una utilidad, todos existen para algo. Para mantenernos con vida, en definitiva. El miedo sirve para que te alejes del peligro, el amor por los hijos, para que los cuidemos y protejamos, la rabia para que te defiendas ante las agresiones, etc. Son ejemplos, imagino que se entiende.

      Si alguien te agrede de una forma terrible, lo más lógico, normal y sano es sentir ira. Es lo que corresponde ante las circunstancias.

      La envidia es un sentimiento que da mucha vergüenza sentir, porque nos pone en contacto con nuestras mayores debilidades: lo que queremos y no tenemos, lo que nos gustaría ser y no somos, etc.

      Ahora, a diferencia de los animales, nosotros podemos aprender a gestionar nuestras emociones, la inteligencia emocional no es sentir solo cosas positivas, es sentirlo todo, pero entender de dónde viene cada sentimiento, porque todos tienen información importante para nuestra vida que se puede usar con inteligencia.

      • Imagínate que un día dejaras de tener sentimientos “negativos”. La gente te podría hacer mucho daño y no te darías cuenta. Sería como estar muerta en vida.

      • En qué te basas para decir eso? Es como una visión Intensa-mente de las emociones. No todas las personas comparten el mismo abanico de emociones. No se puede generalizar la experiencia personal.
        No solamente la acción de un sentimiento es la que daña. Sería genial que fuera así, pero no ocurre eso. Inclusive las distintas emociones se sienten en el cuerpo y pueden causar patologías.
        Finalmente y según tu teoría, cuál sería la utilidad de la envidia?

        • Me cuesta harto entenderte, escribes extraño. Creo que lo que digo es bastante lógico y se entiende claro. No es una “extraña teoría”.
          No dije que “solamente la acción de un sentimiento es la que daña”. Entiendo que uno puede enfermarse y todo eso, no me estoy metiendo en el mundo de las patologías mentales, solo digo que lo malo no está en la emoción en sí, como concepto. Si las emociones fueran el problema todo se podría solucionar suprimiendolas con pastillas que te hagan sentir nada o casi nada, pero por algo existen las terapias.

          no sé exactamente cuál es la utilidad de la envidia, pero te daré un ejemplo.
          Yo siento envidia cuando veo que alguien tiene algo que yo quiero tener, pero no me lo reconozco a mi misma. Entonces, cuando me doy cuenta de lo q estoy sintiendo, en vez de decir “ay, qué verguenza, piensa en otra cosa rápido”, me pongo a pensar en por qué lo siento, me doy cuenta que hay algo que quiero, identifico qué es y pienso en qué debería hacer para tener eso que quiero tener y no tengo. Creo que eso es mucho más saludable que meter las emociones “negativas” bajo la alfombra y zamparme una pastilla o una droga q me haga estar feliz.

          • Eres la única que no entiende algo bien básico y concreto. Te das vuelta en lo mismo y sales con cosas al menos “curiosas”. Claramente no sabes del tema. Saludos

          • Isabel, tu eres la que esta perdida… busca un poquito de info y vas a enteder, asumo que no tienes hijos asi que no te ha tocado enseñarles a aceptar y modular sus emociones sin hacerlos avergnzarlos o castigarlos por tener ciertos sentimientos, en especial los terribles celos cuando nacen los hermanos. Para que abras tu mente te recominedo buscar las columnas de la psicologa Paula Serrando, de muestra un botón que habla de la rabia y menciona una frase en que puedes reemplazar la palabra rabia, por ira, celos, envidia, y todo hace el mismo sentido: “Uno de los peligros de no reconocer la rabia como sentimiento humano legítimo, es que no podemos aprender a controlar lo que no existe, o lo que pensamos no debe existir”

            Dice el articulo:

            Sutilezas de la rabia

            “La verdadera solución es primero aceptar que lo que la naturaleza nos dio, no podemos negarlo. Podemos aprender a controlar, podemos trabajar en disminuir los sentimientos que nos dañan a nosotros y también a nuestras relaciones”.

            Nos preguntamos a veces por qué los seres humanos tenemos acceso a este sentimiento primitivo y a veces tan destructor: la rabia. Y de hecho, cada vez más es un sentir poco aceptado, poco educado, inadecuado, que deja a quien la expresa en situación de vergüenza y de desventaja respecto de los que permanecen en calma.

            Se supone que la rabia está conectada al uso del poder y a la posibilidad de castigo o de sanción de quien ha cometido infracciones a las reglas acordadas por el grupo. La usamos para que los niños distingan muy bien entre el refuerzo positivo o negativo en las primeras fases del aprendizaje. Es también un mecanismo de defensa de uno mismo. Es lo que indica que estamos siendo atacados o mal tratados y nos impulsa a la defensa. En el mundo primitivo fue fundamental para la sobrevivencia. Entre el miedo y la rabia ante el peligro, fueron sobreviviendo nuestros antepasados. A veces el miedo lleva a la rabia, a veces al escape. Ambos son mecanismos útiles, si sabemos cómo y cuándo usarlos. De ahí la importancia de asumir que la rabia es un sentimiento normal y necesario en el ser humano.

            Uno de los peligros de no reconocer la rabia como sentimiento humano legítimo, es que no podemos aprender a controlar lo que no existe, o lo que pensamos no debe existir. Si, al contrario, le hacemos un espacio a la rabia y vamos lentamente a través de la vida aprendiendo cuándo y cómo la sentimos, cómo podemos expresarla y con quiénes, la convivencia se hace más distendida. Y se generan menos culpas inútiles ante la rabia que aparece a pesar de nosotros mismos.

            A pesar de esta semiprohibición de la rabia, uno de los mecanismos más usados es sustituir la pena por la rabia. Resulta increíble pero es así. Los seres humanos le tenemos mucho, mucho miedo a la pena. Nos deja vulnerables. Y eso es duro de aceptar porque quien se siente vulnerable, se siente desnudo, como si le hubieran quitado las herramientas básicas para defenderse de un peligro o una agresión. A su vez, la pena está menos sancionada socialmente que la rabia, por lo que no es un mal negocio cuando el inconsciente hace el switchy niega la pena y elige la rabia.

            La verdadera solución es primero aceptar que lo que la naturaleza nos dio, no podemos negarlo. Podemos aprender a controlar, podemos trabajar en disminuir los sentimientos que nos dañan a nosotros y también a nuestras relaciones.

        • Isabel, soy Psicóloga (si es que eso sirve de algo jaja), y efectivamente estoy de acuerdo con que no existen emociones negativas. Las emociones son una forma de comunicación, claramente hay personas que para ellas no son positivas, pero es simplemente porque no saben “sentirlas” adecuadamente.

  5. La envidia es un sentimiento humano y natural….como dice la autora, no somos malas personas por sentir envidia en algunas ocasiones. Lo heavy es que hay gente que está constantemente envidiosa de alguien, y créanme que tengo una mujer de mi familia que es así, y es agotador: es la típica que le tira mierda a todo el mundo, que odia a la gente que viaja, a los que van al extranjero, a los que están emparejados, a los que se casan, a los que son felices…..odia a todo el mundo que hace cosas que ella no (y que le gustaría hacer). Antes no era tanto, pero con los años se ha vuelto tóxica. Finalmente, no se puede conversar de nada con ella porque todo “le molesta”, esa es su forma de disfrazar la envidia que tiene con el mundo…..

    ¿Cómo se puede a ayudar a alguien así, digo yo? 🙁

    • Ese es un ejemplo de envidia mal enfocada. Le tira mierda a la gente que envidia en vez de mejorar ella misma. Parecido a la envidia es el resentimiento, que tampoco es un mal sentimiento aunque se use como insulto. Son sentimientos potentes q nos hacen sufrir, pero que bien enfocados pueden movernos a lograr grandes cambios personales o sociales.

      Ahora, respecto a tu pariente, capaz q ella no se de cuenta de su envidia, realmente siente q solo “le caen mal” ciertas personas. A lo mejor si alguien le dice podría despabilar.

      • Para nada, se hace la light….me he fijado que el tirar mala onda lo hace un poco inconciente. Muchas veces la envidia la sobrepasa y no filtra, su boca es más rápida :-/

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here