¿Cómo supiste que te dedicarías a la música?
A los 14 años, cuando decidí dejar el colegio para encerrarme a estudiar música, cine y arte, ya sabía entonces que, mientras tuviera control de mi destino, dedicaría mi vida a crear. Cada año me vuelvo una mejor artista, una mejor persona, y una mejor guerrera, lo que solo me demuestra que estoy caminando por la vía correcta.

¿Quién fue tu primera ídola?
Las primeras verdaderas heroínas de mi vida han sido artistas guerreras como la filósofa Ayn Rand, la cantante de pop japonesa Jun Togawa, personajes históricos como Juana de Arco, y personajes de ficción como Xena. Siento que no tengo suficientes influencias femeninas, pues las mujeres guerreras se dan una en billones. Sí, hay muchas madres fuertes, mujeres que brillan por su belleza y su liderazgo, pero verdaderas guerreras, que vivan y mueran por su espada peleando por la gloria y la trascendencia, simplemente no he encontrado.

Lo que he descubierto produciendo el Neue Romantiker es que estoy más sola de lo que yo creía en el combate. En Chile hay demasiada mujer madre siendo consumida por romances parasíticos con hombres herbívoros, y un imaginario cultural anémico; mucha mujer que se conforma con soñar con el combate sin vivirlo. Eso sí, quiero estar equivocada. Que si hay verdaderas mujeres guerreras allá afuera, yo feliz en que midamos nuestras habilidades en el combate, y devolverle la divinidad, la palabra, la sangre y el eros al arte chileno.

¿Cuál es tu lugar preferido de la ciudad en que vives?
El Cerro San Cristóbal es el lugar más mágico y hermoso de Santiago, pues sirve como nexo entre el sol, la virgen y la ciudad. Voy al menos una vez a la semana a ascender hasta la cumbre, entrenar para el combate y rezar, todo en busca de fuerza y claridad. El ver a Santiago desde tal altura me ayuda a ver el mundo del arte con distancia estratégica, lo que es perfecto para entender completamente el tablero del juego y donde me ubico en él. Es simplemente el lugar más apto para las guerreras solares en Santiago, y en ese sentido es mi segundo hogar.

Dinos una canción que para ti sea perfecta:
Depende mucho del modo en que esté. En mi modo más alto, el tema “Vor Sonnen-Aufgang” de Laibach es la canción más solar que he escuchado, y en su belleza consigo verdadero éxtasis. En mi modo más bajo, nada me despierta el sabor a sangre más que “Fighter” de Christina Aguilera. Pero la canción que definitivamente diría que es perfecta es la versión de Yoshihide Otomo del tema “Eureka” de Jim O’Rourke, los casi 17 minutos que dura, desde la ternura de la voz de Jun Togawa al caos total del noise jazz.

¿Cómo describirías tu nueva producción?
Neue Romantiker es el primer disco donde mi amor por la música dance, el pop y el combate se combinan en un trabajo fundamentalmente ideológico, frontal y declarativo. Es una invitación a unirse a la pelea por la cultura y la civilización, para redescubrir la tradición guerrera, lo divino, y todo lo que la posmodernidad y la ironía han destruido: el alma y la voluntad del hombre. Musicalmente hablando, es un disco que explora el lado más radical y violento de la música dance y el pop, con canciones que van desde el microhouse y el hardcore techno al industrial marcial, pues eran los sonidos que mejor comunican mí sed de combate, amor, trascendencia y divinidad.

¿Qué cosas te hacen sentir de nuevo como niña?
¡Casi todas las cosas! Los animales. La lucha libre, que me recuerda a cuando tenía 12 años y me gustaba pretender que era luchadora. Los videojuegos, que han sido la pasión más consistente de mi vida, tanto que me inspiraron a volverme artista visual, músico y diseñadora de videojuegos. Al final, todas estas cosas que podrían verse como distracciones infantiles en realidad solo suman a mi colección de referencias y símbolos, y al final todo inspira mi trabajo de formas directas e indirectas.

¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Dónde te gusta trabajar?
Yo siento que mi trabajo es ser un prisma, y aceptar toda la cultura por donde venga, tomar los elementos que me mueven e inspiran, y desde ahí conceptualizar, teorizar, enfrentarme a la página en blanco, y empezar a construir.

Le doy énfasis a la parte de conceptualizar y teorizar en mi trabajo. Un gran parte del problema del arte en Chile es la falta de claridad simbólica, textual, filosófica e ideológica del arte, que para mí es la mitad del trabajo. Algo como Neue Romantiker empezó primero como un concepto, meses antes de que escribiera la primera nota, porque era importante para el trabajo que tuviera un plan más allá de simplemente tirar sonidos en un programa y cruzar los dedos.

Es también importante para mi trabajo el que yo lance mi música en mi propio sello, lo que me da la libertad de experimentar, explorar sonidos y hacer música peligrosa sin tener que pedirle permiso a nadie. No tengo la presión de apelar a las sensibilidades de ningún público; la única presión que me doy es la de hacer suficiente dinero para vivir y saber no deberle nada a nadie, aunque me gusta pensar que tal vez hay algún sello grande con los suficientes cojones como para trabajar conmigo.

¿Cuál fue la primera canción que te voló la cabeza?
Difícil decirlo, demasiadas cosas me han volado la cabeza por distintas razones desde que empecé a estudiar música el 2002 hasta ahora. Eso sí, creo que el medley de Prince con 3rdeyegirl en Saturday Night Live del 2014 fue la primera vez en mi carrera que vi el horizonte con completa claridad—que si vale la pena hacer música y hacer arte, entonces vale la pena hacer las cosas tan bien como las hacía Prince.

Recomiéndanos una canción para animar la mañana de lunes y otra para bailar la noche de viernes.
Creo que “Super Going” de Boredoms o el Book M entero de Secret Chiefs 3 son la mejor música para darle la bienvenida al sol, ascender un cerro o caminar al trabajo. En la noche, si quiero bailar a solas, escucho “Ghetto Kravis” de Nina Kraviz o “Break Yo Back” de DJ Godfather, y si quiero bailar afuera, salgo a buscar una fiesta techno o house, y dejo que el baile llegue a mí.

https://mmzrecords.bandcamp.com/album/neue-romantiker
Instagram: @mjanetmars
Twitter: @thecatamartinez

http://thecatamartinez.bandcamp.com/

3 COMENTARIOS

  1. que desagradable la forma de clasificar a las mujeres, generalizar que mujeres chilenas no son suficientemente guerreras , que hay demasiadas mujeres madres consumidas por el romance? en serio? y solo nombrar artistas con años y kilometros distantes de nuestra realidad. Violeta Parra es una de las máximas guerreras, artista y referente chilenas y aqui ni se menciona, pienso en la actualidad y en el inmenso arco de resistencia mapuche en el sur de Chile , quienes lideran esto son machis, hermosas mujeres guerreras! Al margen de todo esto es interesante leer las certezas de una “artista” sobre su trabajo en cuanto a concepto y contenido filosofico que yo al escuchar su música no encontre, mas bien un trabajo alejado de los secos que se estan posicionando en el pop y electronica under chilena. Una nena en su burbuja.

  2. qué decepción, dándole espacio a artistas problematicas y, diculpen la ofensa pero se la merece, fachas en vez de darle tribuna a mujeres y minorias sin privilegios en la sociedad. habiendo tantxs otrxs artistas q tratan de poner sobre la mesa temas importantes cmo la intolerancia y las injusticias d nuestra sociedad. ella x mientras cn un signo dolar en su caratula… de verdad q no puedo creer q una mujer admire a la machista misogina de ayn rand. de mas q hasta voto por kast tambien… lamentable zancada dando este triste espectaculo

  3. “verdaderas guerreras, que vivan y mueran por su espada peleando por la gloria y la trascendencia, simplemente no he encontrado”
    Te estás comprando el cuento del héroe masculino del cine.

    Esos son cuentos contados por hombres. En la vida real, esos héroes no son más que egocéntricos buscando fama o gente manipulable, que fue a la guerra a pelear por intereses económicos de otros.
    Espero que tu misoginia sea algo pasajero, muchas hemos pasado por eso y años después nos damos cuenta de lo erradas que estábamos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here