Inicio SOCIEDAD Revista Time nombra Persona del año 2017, a quienes que rompieron el...

Revista Time nombra Persona del año 2017, a quienes que rompieron el silencio frente al acoso sexual

132
Compartir

por A.
Los que rompen el silencio” son la persona del año 2017 en la icónica revista Time. Aquellos que denunciaron el abuso sexual y el acoso, son destacados por sus actos de valentía individual, los que han generado un movimiento masivo canalizado, según el medio, por el hashtag #MeToo. “Este es el cambio social de más rápido movimiento que hemos visto en décadas”, dijo por NBC Edward Felsenthal, editor en jefe.

En la portada aparece un grupo representativo que incluye a Ashley Judd –una de las primeras en destapar los abusos de H. Weinstein, Taylor Swift –que ganó una causa civil contra un ex DJ que la había manoseado–, Isabel Pascual (no es su nombre real) –una recolectora de fresas de 42 años de México–; Adama Iwu –un cabildero corporativo de 40 años en Sacramento– y Susan Fowler, –una ex ingeniera de Uber cuya acusación derribó al CEO de la compañía.

No hay una persona específica, ya que son muchos los hombres y mujeres de distintas razas, ocupaciones y clases sociales de todas partes del mundo. Estas voces han logrado hacer un cambio en la sociedad, han convertido la vergüenza en indignación y transformado el miedo en una furia que exige cambios y que no tolera la impunidad del poderoso, dice la revista.

En el video protagonizado por muchas mujeres y algunos hombres, destacando a Tarana Burke, la creadora de #MeToo y a Alyssa Milano, quien lo revivió este año, surgen grandes y decidoras frases que han hecho la diferencia:

“No podemos ser todas putas, no podemos todas haberlo buscado”; “tenía miedo… conozco el poder del patriarcado, sé lo que un hombre puede hacer si está enojado”; “si tienes tanta personalidad, por qué no le pegaste”; “era una mujer joven, inteligente, educada, que sabía pelear, y aún así fui manipulada”; “me sentí avergonzada de no haber hablado antes, de no haber tenido la fuerza de detenerlo antes”; “al ser humillada como mujer, en cierto punto una piensa, ¿será culpa mía?”; “durante mucho tiempo cultivé el ridículo pensamiento de que por no ser una mujer blanca, a mis 20 años, de alguna manera era esperable que me trataran así”; “toda la gente que se pone de pie, todos los que están hablando, están enseñándole a la gente cómo tratarte, y no debes estar avergonzado de eso”, “no somos nosotros los que debemos llevar la verguenza, la verguenza debe estar en el perpetrador”; “le quitó el poder al depredador y se pasó a la víctima, y así, tal vez, podamos dimensional la magnitud de este problema”; “siento que el día en que hablé y dije ‘tú eres un acosador sexual’, cambié”; “no seremos silenciadas”.

Me llena de esperanza presenciar estos movimientos sociales, este despertar, esta pérdida de miedo, este cambio de paradigma que pasito a pasito va tomando fuerza. Falta mucho por hacer, pero difundir a este nivel de masividad es un gran paso que sirva para alentar a perder el miedo a las víctimas y, ojalá, para finalmente desalentar a los abusadores.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here