por Lala (@lalalita)
Hay películas que, cuando terminan y la pantalla queda en negro, te hacen sentir bien, al menos con una sensación de que el tiempo y el dinero estuvieron bien invertidos. Hay otras películas que, con el paso de los días, se van volviendo mejores al masticarlas, pensarlas, conversarlas. Eso me pasó con Lady Bird.

Sabía que esta película era el debut de la bacán Greta Gerwig como directora, pero después del impactante 100% en Rotten Tomatoes no dejé pasar más tiempo y fui a verla.

Lady Bird es la historia de Christine, autodenominada Lady Bird, una chica que está en su último año de colegio y sueña con lo que será su futuro una vez que termine la secundaria. Todo esto sucede el año 2003, el mismo año en que salí del colegio. En las fiestas suena Justin Timberlake cantando Cry me a river – esa canción cuyo video hace una clara referencia a Britney después de la ruptura con JT-, o Alanis Morissette. Lady Bird no es una freak, sino simplemente una chica que se quiere y se cae bien, que quiere enamorarse, que si le gusta un chico va y le habla sin problemas, que se viste como quiere, que tiene una mejor amiga (Julie) maravillosa y unos padres que… uf, los padres. Salí del cine y lo primero que me dijo mi acompañante fue: “y así es como los papás te cagan la vida”. Porque sí, también hay un poco de eso, de los miedos ajenos que se traspasan, sobre todo en Estados Unidos, donde es muy posible que después del colegio te vayas a estudiar a otra ciudad y dejes tu casa, y bien podría ser la otra costa, como es el sueño de Lady Bird: salir de Sacramento, en California, para vivir en una ciudad donde todo pasa y no para, como Nueva York.

Me gustó que en Lady Bird pasa todo y no pasa nada. Lloras, ríes, te quedas con una sonrisa en la cara, te acuerdas de ese pololo del colegio o cuando terminaste borracha en una fiesta. No es de esas películas donde hay grandes desastres o revelaciones, sino que historias simples contadas de manera perfecta, con música increíble en el momento justo, con un casting notable comenzando por Saoirse Ronan que está impactante en su rol. La amas en menos de 10 minutos.

Aún no tiene fecha de estreno en Chile, pero me imagino que con el revuelo que ha ido causando gracias a que destronó a Toy Story 2 en Rotten Tomatoes, quizás se entusiasmen y podamos verla también en alguna sala chilena.
UPDATE: El 1 de marzo se estrena en Chile, revisa los detalles en Cine Hoyts.

6 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here