Inicio SOCIEDAD ¿Hasta cuando aguantamos el maldito acoso callejero?

¿Hasta cuando aguantamos el maldito acoso callejero?

415
Compartir


por Marcela Jiménez
¿Hasta cuando las mujeres tendremos que aguantar el maldito acoso callejero en este país? Soy una súper amante de la moda, siiii me encanta, me mueve… TANTO, que hice de ello una profesión. Yo me pregunto, por qué, si hay 30 grados de calor, y me quiero poner un p*to vestido corto, tengo que aguantar que un viejo asqueroso me diga al oído algo que NO QUIERO escuchar cuando voy caminando por la calle con mi sobrino de 8 años? (Ni en ningún otro momento).

¿Por qué tengo que aguantar que si estoy trabajando en una sesión de fotos para mi tienda, lo cual hago TODAS las semanas con mucho esfuerzo y dedicación, cada auto que pasa toque la bocina, grite estupideces, interrumpa y nos haga perder tiempo con sus “piropos”, que lejos de gustar a una mujer, la incomodan de tal manera, que hace pensar dos veces como salir vestida a la calle???

ESTIMADOS, me gustaría que todos supieran, que en Chile NO HAY mujer que llegue a los 21 años sin haber sido víctima de algún tipo de acoso o incluso peor! Entre amigas una vez comentamos cómo, cuando sin siquiera haber cumplido 18 años TODAS habíamos sido víctimas de algún psicopata pervertido que nos habría agarrado el poto, o cualquier otra parte del cuerpo que es obvio, no le puedes tocar a una niñita chica.

Mi experiencia de vivir en un país desarrollado, me mostró que SE PUEDE, se puede vivir sin irrumpir en el espacio ajeno, RESPETANDO, no por ser hombre o mujer, sino respetando que somos SERES HUMANOS.

Pienso que existe una solución al alcance de todos y esta es EDUCAR.

A todos los nuevos papás, tíos, abuelos o quien sea que se haya dado el tiempo de leer esto y tenga niños en su familia, les pido humildemente que por favor consideren educar correctamente a sus hijos. Está MAL gritarle groserías a una mujer, está MAL intentar tocarla por diversión. ¡ESTÁ MAL acosar de cualquier manera!

#HASTACUANDO 🙏🏻 #Porfavor

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu colaboración voluntaria con título y nombre con el que quieres firmar a [email protected] en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

Les Anderson

6 COMENTARIOS

  1. Ahora que hace calor, lo del acoso, aumenta. Lamentablemente lo pienso dos veces antes de ponerme vestido o falda, porque a veces ya estoy chata de ser objeto de miradas lascivas, que me digan cosas al oído. Me encantarían que mis sobrinitas, que por ahora son pequeñas, puedan andar por la vida sin sentirse incomodas ni tengan que cuestionarse su forma de vestir.

  2. Hay algo que me sorprende mucho con respecto al acoso callejero, y es que muchos hombres se enojan porque ELLOS no pueden decir lo que quieren decir. Discutiendo con un ex compañero de trabajo una vez, me dijo: pero por qué no voy a poder decirte que te ves bien o lo que sea que piense. Y le respondí que quién se creía para suponer que a mí me importa lo que está pensando. Le dije que no me interesaba saber si él pensaba que yo me veía bien, si esa falda me quedaba bien, si esa camisa me quedaba bien o no. Le dije que, si algún día quería saber su opinión se la iba a preguntar. Si eso no pasaba, era porque no me interesaba saberla.
    Si lees los comentarios en redes sociales, muchos se quejan y dicen “ahora ya no se les puede decir nada”. ¿Por qué habríamos de querer que nos digan algo? Ya de ahí partimos mal. No nos interesa saber y punto!

  3. Qué agotador esto, qué frustrante es que no entiendan, que existan quienes nos consideran exageradas, que crean que en el fondo nos gusta porque es un halago, que justifiquen este comportamiento “porque los hombres son así” y que casi esperen que les demos las gracias. Mi única esperanza es que las nuevas generaciones logren entender lo que en verdad significa el RESPETO, ser buena persona, no pasar a llevar a nadie y claramente eso se logra educando e insistir con esto hasta que les dé a ellos vergüenza molestar a una mujer y no viceversa como muchas veces pasa. Mi pequeño aporte a la causa es responderles con un rosario entero a los pelotudos que me han molestado en la calle, sé que quizás no soluciona nada, pero es que weón qué rabia!! prefiero tirarle el veneno a ellos en su cara que llegar a mi casa enojada y estar pendiente cuando veo a una niña que pudiera ser acosada, me pongo en alerta a ver si tengo que intervenir y defenderla

  4. La respuesta para mí es super fácil: no tengo que “aguantar” nada que no quiera. Cuando me han dicho algo desagradable he respondido y fin del asunto. Si bien es desagradable recibir cierto tipo de comentarios no hay que perder de vista que siempre vienen de parte de un hombre perdedor incapaz de resultarle atractivo a una mina de manera sana y por eso recurre a ser un “piropero penca”. En ese sentido, creo que no aporta nada dotar de demasiado poder a esa gente.

    Creo que mi actitud práctica y tajante me permite vivir tranquila, segura y confiada y no sentirme una victima que no puede salir tranquila a la calle.

  5. Sinceramente hay que empezar a sacarles la chucha a estos csm……. Lo más asqueroso es que en mi caso, entre los 14 y 19 años fue cuando más me gritaron, agarraron y acosaron. Basta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here