Inicio SOCIEDAD trabajo Genias, una plataforma para mujeres trabajadoras

Genias, una plataforma para mujeres trabajadoras

438
Compartir


por Lala
A veces, cuando hablamos de las leyes de cuota o establecer por reglamento qué porcentaje de la planta de un servicio debe ser ocupado por mujeres, siento que, en el fondo, alguien piensa que tiene que hacernos un favor. Creo, por otro lado, que este país – y el mundo! – está lleno de mujeres capaces de hacer grandes cosas, muchísimas secas en sus áreas, pero también es cierto que entre nosotras no siempre nos apoyamos. Por eso aplaudo cuando aparecen iniciativas como Genias, que busca potenciar a las mujeres y apoyarlas en su crecimiento y desarrollo. Esta plataforma comenzó oficialmente su funcionamiento la semana pasada, y está a cargo de Jime Zapata, ingeniera comercial y periodista. Jimena ya trabajaba asesorando emprendedoras, pero quiso dar un paso más y empezar a tejer una red de mujeres que se desempeñan en distintos ámbitos y que tienen intereses súper diversos.

¿Cómo empezaste a asesorar emprendedoras? 
Partí en diciembre del 2015 asesorando a la pintora Olivia Allamand. Me llamó y me dijo que tenía la embarrada con las ventas, el stock y no sabía cómo ordenarse. Yo en ese momento trabajaba en una empresa, pero encontré entretenido ayudarla. Le ordené planillas, formas de pagos, de control de stock y de proveedores. Lo empecé a pasar bien, a disfrutar este trabajo. En ese período quedé embarazada de mi segunda guagua y decidí dedicarme a esto. Durante el primer semestre de 2016 me empezaron a llamar otras clientas, se corrieron la voz y tuve como cinco clientas. Después hice un break por el nacimiento de mi guagua, pero siempre pensé retomar y hacer algo más grande que solo asesorar. En marzo de este año volví con algunas de las clientas que tenía, y me empezaron a llamar otras. A la par de trabajar con ellas, empecé a armar Genias.

Pero el emprendimiento no es algo nuevo para ti…
Mi relación con el emprendimiento es de hace años, ya que después de trabajar en empresas decidí emprender y tuve una tienda que se llamaba Picnic. También era muy femenina, vendía manualidades, bordados y hacíamos clases. Con la tienda no me fue tan bien económicamente pero sí como concepto: me gané un Capital abeja, tenía harta presencia en medios y me invitaban a varias ferias. La cerré justo antes de tener a mi primer hija y cuando ella tenía como seis meses busqué trabajo. Entré a Depto51, un emprendimiento nacional de diseño y decoración, temas que me gustan mucho. Ahí me relacioné con los diseñadores locales que vendían sus cosas ahí, y entender más como funcionaban los emprendedores locales.


¿Cuáles son los principales problemas o desafíos que has visto en este tiempo haciendo asesorías? 
Lo que más veo son a mujeres muy capaces, con muchas (buenas) ideas pero que les falta la mirada comercial para echar a andar o mejorar su negocio. Lamentablemente muchas de las escuelas actuales de periodismo, diseño, arte no incluyen en sus mallas ramos más comerciales, y para esas profesionales es difícil manejar un negocio. Pero por otro lado lo veo como una gran oportunidad de muchas cosas por hacer, veo que hay tantas ideas, ganas, proyectos, sueños, de mujeres bacanes y muy empoderadas, y que los único que les falta es un empujoncito en la administración.

El principal desafío es preocuparme de hacer una pega impecable, y trato de ser cada vez más profesional. Por dos razones principalmente, una es que todas las emprendedoras pagan esto con esfuerzo, con sacrificio y con muchas expectativas de las ayuda que les puedo dar, entonces me gusta que sientan que las ayudé y que fue útil el tiempo que trabajamos juntas. Quiero genuinamente que mejoren sus negocios, entonces mientras mejor sea mi pega mejor les va.  Lo otro es que esto es boca a boca, las asesorías, consultorías o servicios en general son muy de recomendaciones, por lo que para tener más clientas, es importante hacer bien la pega.

¿Cuáles fueron tus principales miedos a la hora de emprender y cómo los venciste?
Es segunda vez que emprendo, por lo que quería hacerlo muy bien, y el miedo era mayor. Cuando partí con la idea, lo dudé un par de veces, por el riesgo que implica emprender. Mis miedos eran por un lado económico, es decir, invertir en algo y que no resulte, y por otro lado la frustración de ponerle cariño, empeño, esfuerzo a algo y no ver frutos. Decidí seguir adelante, controlando mis miedos…por un lado, traté que la inversión no fuera tan alta, y buscando más de una manera de generar ingresos, para diversificar las ganancias. Y por otro lado trabajando mucho la idea, buscando referencias, le di vueltas, pedí opiniones, estudié el mercado, es decir, me aseguré de hacer un producto muy bien hecho. Además el hecho de haber tenido antes un emprendimiento y de haber trabajado en uno, hizo que me enfrentara a este momento mucho más segura y con las cosas más claras. Toda experiencia pasada sirve a la hora de emprender.

En Genias todas son bienvenidas, sin importar si están buscando su primer trabajo, nuevas opciones laborales o quieren emprender. En el blog pueden leer consejos para ser independiente o cómo ir vestida a una entrevista de trabajo, entre otros temas. En el sitio también hay una guía de profesionales freelance (a la que puedes postular aquí), donde puedes mostrar tu trabajo para que otros te contacten, y también las asesorías personalizadas para emprendedoras que quieran mejorar y ordenar sus negocios, que quieran crecer con sus proyectos, o que necesiten una visión externa sobre algunos temas.

Link: genias.cl
Fotos: Jime Zapata

2 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here