por Lala
Camila Falcucci es artista y profesora de artes visuales. Motivada por la frustración que le producen los femicidios que, prácticamente, ocurren semanalmente en nuestro país, pensó en una forma de honrar a las víctimas y de generar una pieza que guardara los nombres, los rostros, la pena y la rabia de no tenerlas más entre nosotras. Así llegó a las arpilleras.

Camila además tiene la colectiva Ojo de Tigre textil junto a Fernanda Gormaz, con quien ha realizado varios talleres gratuitos de arte textil este año.

“A comienzos de septiembre, a modo personal manifesté a través de Facebook la idea de hacer una arpillera por cada mujer asesinada en el 2017. Ese día la cifra iba en 50, hoy ya son sobre 60 mujeres víctimas de femicidio. En esa publicación de Facebook muchas amigas apañaron, escribiendo que querían ayudar, que si armaba algo podía contar con ellas. Eran alrededor de 10 chicas que se motivaron”.

Cada una tenía asignados dos casos. “Algunas chicas invitaron a amigas a participar, y así, de repente éramos 38 personas”. Establecieron un formato, y la idea de que la arpillera tuviera un retrato, el nombre y la fecha de muerte de la víctima. “Todas hemos puesto mucha energía y corazón en la iniciativa, es súper fuerte dar puntadas y crear un retrato de alguien que fue brutalmente asesinada. Te pones a pensar en su vida, te imaginas sus penas y alegrías, piensas en sus hijos, sus familias. Sé que todas nos sentimos conectadas a las mujeres que bordamos”, cuenta Camila.

El proyecto congregó a chicas de la Coordinadora Ni Una Menos, Colectivo Memorarte, Colectivo Nido Textil, “y muchas mujeres bacanes que aman el oficio textil. También hay chicas de Concepción, Linares y Longaví. A muchas no las conozco pero la mayoría hizo llegar su arpillera. La idea es juntar todas las piezas en un gran lienzo – que empezaron a unir el sábado pasado- que está quedando muy poderoso”.

“Luego de la marcha del viernes esperamos hacer intervenciones en distintos lugares, que se mueva y cause un impacto en los lugares donde esté. Creemos que esta iniciativa puede ayudar a que la gente no se olvide que a las mujeres nos están matando, año a año suben los femicidios en cifra y en brutalidad. Pero los medios no lo informan como se debe, es un tema que no se habla. Ver los rostros de las víctimas nos sensibiliza e invita a la reflexión. Quiero citar las palabras de Maria Elena Retamal, quien además de participar de la iniciativa es parte de Ni una menos: ‘Porque no son números, porque no son palabras para darle cuerpo a discursos. Son mujeres violentamente asesinadas en esta sociedad cómplice que sigue guardando silencio, avalando la misoginia, el machismo y el patriarcado. Hoy, somos nosotras, mujeres reunidas colectivamente con costuras e hilvanes quienes salimos a la calle para recordarlas y exigir justicia, ¡porque nos queremos vivas! ¡Ni una muerta más!’”.

También te puede interesar: Bordar: más que un arte, una forma colectiva de expresión política; El maravilloso mundo bordado de Valentina Castillo; Bordadoras de Isla Negra en la webserie Manufactura; Los bordados de Marjane Satrapi; ¿Por qué a todas les queda mejor que a mí?.

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu colaboración voluntaria con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.