por Sandra
Debo reconocer que hace tiempo que las películas de Tom Cruise no me llamaban la atención, pero esta vez le di una oportunidad después de descubrir que era una cinta basada en una historia real y que retrataba hechos impactantes como fue el escándalo Irán-Contra (o Irangate). Barry Seal, solo en América (o American Made en inglés) cuenta la historia de Barry Seal (Tom Cruise), un ex piloto de Trans World Airlines, que es reclutado por la CIA para investigar los movimientos revolucionarios que se estaban estableciendo en América Central, como el sandinismo en Nicaragua. Esta fue una operación encubierta de la CIA, que además incluye a Pablo Escobar y la internacionalización del cartel de Cali (que vimos bastante bien retratada en una de nuestras series favoritas, Narcos), y cómo política y drogas se cruzaron y lo siguen haciendo.

En esta época Estados Unidos, bajo la presidencia de Ronald Reagan, también vendió armas al gobierno de Irán mientras estaban en guerra con Irak, a la par que intentaba derrocar al sandinismo enviando armas y entrenando a la contra nicaragüense, siendo ambas acciones prohibidas por el Senado. En la película se retrata únicamente la parte relacionada con el envío de droga y tráfico de armas en América Central, y me resultó súper impactante – aunque no increíble – que operaciones así fueran reales, tan complejas y turbias.

La película es súper ágil y entretenida, y Tom Cruise está bastante bien como Barry Seal: un piloto talentoso, padre de familia y marido que, después de saborear y disfrutar la riqueza, se tiene que enfrentar con el lado menos amable de su participación en esta operación estadounidense.

También te puede interesar leer: Amo las películas basadas en historias reales, Ya no quiero ver películas románticas, Ir al cine en la primera cita, el plan perfecto.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.