por @patyleiva
Hemos seguido la preparación de Gabriela Dallagnol rumbo al maratón de Buenos Aires para sus 42k, y conversamos sobre su dedicada preparación, sus sensaciones antes del gran día y terminé emocionandome por su amor por el deporte, además que me sorprendió cuando me habló del autoconocimiento gracias al running. ¡Una verdadera motivación!

¿Como te sientes un día antes de tu primer maratón?
En verdad, es una combinación de sentimientos al que todavía no puedo ponerle nombre, porque es alegría, es miedo, ansiedad. ¡Estoy nerviosa! Es una combinación de sentimientos pero rica. Es la sensación de que quiero que puro llegue el maratón y terminarlo luego.

¿Cómo resumirías tu camino hacia la maratón?
Fueron 6 meses de harto entrenamiento. Hubo días que sí fue fácil, otros no, porque igual tuve que entrenar y entremedio trabajaba, entonces había días en que tenía que salir a las 7 de la mañana a trabajar y volvía súper tarde, entonces lo que tenía que hacer era levantarme a las 5 de la mañana para salir a entrenar, a correr en la calle; o llegaba del trabajo a las 9 de la noche a cambiarme de ropa, comer y salir a entrenar. Esos días fueron más complicados, porque tuve que exigirme mucho más de mi cuerpo. Pero en sí me encantó porque fue harto el tiempo para duplicar la distancia que hacía antes. Porque hasta abril, yo había hecho 21 k en Santiago, entonces ahora tuve que duplicar. Seis meses es un tiempo ideal para que uno pueda duplicar la distancia que hace. Empecé de a poco. En la semana hacía 30k en total, después iba sumando a 40 km, 50 km, hasta 60 km durante la semana, o sea un día 15 km, otro día 15, otro 8, y así. Hubo tres días que corrí 30 km antes del maratón, porque cuando vas a correr la maratón, tu entrenas corriendo 10 km menos de lo que vas a hacer en la maratón. Corrí hasta 32 km tres veces para ver cómo me salía, si estaba bien, si me dolía algo del cuerpo, y la verdad es que estuvo súper bien. Entonces, esos 10 km que quedan, es la llamada “muralla”. Si yo corriera los 42 antes de la maratón, no sería una sensación rica, ni algo nuevo, hay que dar un poquito de desafío en eso.

¿Estás ansiosa o tranquila?
¡No estoy nada tranquila! O sea estoy tranquila de saber que mi cuerpo está preparado, que no me duele nada, que he ido de dos a tres veces por semana al kinesiólogo, al nutricionista para saber qué comer, o sea estoy bien cuidada y además he entrenado durante 6 meses con Lucho (Luis Montenegro, de NRC), que para mí es el mejor coach de running de Chile, lejos, porque siempre está pendiente, cuidando cada paso que daba, si me dolía algo, me daba las mejores recomendaciones posibles. En ese sentido sí estoy tranquila, pero estoy ansiosa porque voy a hacer el primer maratón de mi vida y en verdad es uno de mis sueños, voy a poder rayar en mi checklist una de las cosas que más quiero hacer en mi vida, un maratón completo. Y ojalá que sea el primero de muchos, porque estoy bien positiva en que voy a ir bien. Yo vine para acá a cumplir un desafío, no voy a competir jamás porque hay que entrenar mucho más para competir, pero mi idea es pasarlo bien y poder superarme una vez más a mi misma. Porque el mayor rival que uno tiene es tú mismo. Te vienen a la cabeza esos pensamientos de que tú no eres capaz de hacer las cosas, y poder superar eso es uno de los sentimientos más ricos que uno puede sentir en la vida, superarte a tí mismo, romper las barreras que hay en tí mismo.

¿Qué es lo que más te motiva a correr la maratón?
Lo que más me motiva es saber que siempre puedo más. Yo soy una persona que si me pongo un objetivo, yo daré lo máximo de mi para hacerlo. Me cueste o no cueste, yo voy a tratar de hacerlo y dar lo mejor de mí, entonces yo creo que lo que más me motiva es saber que yo puedo, o sea hay un esfuerzo gigante detrás de eso, pero todos podemos hacer todo lo que queramos en la vida si tenemos un objetivo y trabajamos para eso entonces nada nos puede detener.

¿Recomiendas este deporte? ¿Por qué?
Sin duda alguna recomiendo a todos hacer running. O sea, hay que hacerlo bien, porque mucha gente por ejemplo empieza a correr y nunca ha corrido en la vida y quiere hacer 5, 6 km y viene lesión a la rodilla, que es lo típico que pasa a alguien que nunca entrena y después el running termina siendo una mala experiencia en su vida y va a continuar con el dolor. Entonces hacerlo bien es lo mejor que podemos hacer porque el running, además de mantenerte en forma, o sea vas a lograr el cuerpo que quieres comiendo bien, comiendo harto y lo otro es que es la mejor pastilla anti stress porque te ayuda a liberar endocrinas, que es la hormona de la felicidad entonces te deja feliz. Y es un mundo en el que uno se encuentra con otras personas que quieren compartir la misma pasión que tú, que es la pasión por el deporte. Entonces, al salir a trotar acompañado, conversar, el tiempo pasa volando y no te das ni cuenta porque estás con los amigos, te estás riendo. Yo creo que la mejor cosa que yo puedo hacer es salir con amigos a la calle, con mi novio, con amigas, hasta cuando voy a mi casa (a Brasil), salimos con mi familia a caminar, trotar, yo aprovecho de hacer ejercicio entremedio y es lo mejor, pasan dos horas y seguimos conversando, durante hartos kilómetros, y volvemos más santos a la casa. Después te dan ganas de comer mejor, más sano. Obvio que dulce de vez en cuando sí se puede, pero uno no puede abusar de que el deporte te ayuda. Pero sí recomendaría sin duda el running, es lo mejor que me ha pasado en los últimos 7 años, es una forma de no echar tanto de menos a mi familia, o a mi novio cuando salgo por trabajo del país, y es un momento de encontrarme conmigo misma, de estar en contacto con la naturaleza, sentir el aire fresco, conocer calles nuevas y un poquito más de mi, porque siempre conozco algo nuevo de mi. De mi respiración, de mi forma de pisar, me voy conociendo a mi misma mientras corro.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here