por Fer
Desde que supimos del regreso de Will and Grace se transformaron en las mejores noticias. Volvían esos personajes que queríamos tanto y que nos hacían reír a carcajadas, casi el sueño de los adictos a las sitcom.

Se concretó, específicamente hace casi un mes y de los tres capítulos que he podido ver de esta nueva temporada sólo puedo decir que ¡están más divertidos y chistosos que nunca!

En este regreso, cambiaron un poco la versión final que le dieron a los personajes, en especial al futuro de la relación entre Will y Grace. Este cambio es que los amigos nunca fueron padres, nunca se pelearon y por supuesto nunca dejaron de verse. Siendo justos esto era mucho más creíble que verlos más de 18 años sin verse ni siquiera hablarse. Incluso cuando Jack lo explica tiene todo el sentido.

La historia se retoma en una Grace, recién divorciada de Leo que vuelve a vivir con un también soltero Will, y volvemos a la dinámica entre ambos.

Por supuesto Karen y Jack siguen tan o más graciosos, con comentarios mucho más ácidos e irreverentes. Así como en la mayoría de la TV gringa también está presente las críticas a Trump y los chistes en torno a su gobierno.

Este regreso era un arma de doble filo, porque podían destruir toda la onda de la serie con capítulos y guiones que no estuvieran a la altura o lograr un regreso perfecto. ¡Y lo lograron! Al principio como buena fan estaba preocupada porque se mandaran un “Sex and The city” y resultara algo sin sentido o fome, pero a los dos minutos ya me estaba riendo con la primera escena en que los cuatro están jugando mímica… las tallas ya me tenían en el bolsillo incluso antes del opening.

Ahora sólo nos queda disfrutar de las nuevas aventuras, problemas y chistes de “Will and Grace”… y Karen y Jack.

18 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.