por Lala

Hoy es un día histórico, no hay dudas. Tengo claro que es sólo un pequeño paso, que para muchas – me incluyo – el aborto debiera ser sin apellidos, sin embargo, este es el piso mínimo y el aborto en 3 causales finalmente hoy es ley. Este proyecto fue enviado para su tramitación a fines de enero de 2015 y hoy, 14 de septiembre, más de dos años después, es finalmente promulgado. El Ministerio de Salud tiene 90 días para establecer las directrices de su aplicación, la que debiera comenzar en diciembre.

Hemos hablado mucho sobre este tema, porque creemos que nadie debiera decidir por nosotras en un tema tan delicado e importante como la maternidad. En esta discusión hemos sido testigos de la violencia que aún recae sobre nosotras. Nos han mandado a cerrar las piernas, nos han tildado de asesinas, incluso han sugerido preguntarle al violador si quiere hacerse cargo del hijo, como si pudiéramos considerarlo ‘un padre’; pero finalmente primó el sentido común: nadie está obligada a abortar, sino que simplemente estamos hablando del derecho a decidir sobre nuestros cuerpos. Hoy son tres causales: inviabilidad fetal, peligro para la vida de la madre y violación. Lo pienso y me sigue impresionando el tiempo y el camino tan difícil para llegar a esto que era ley en Chile desde los años 30 y que perdimos en la dictadura, y que éramos uno de los poquísimos países en el mundo donde todo tipo de aborto estaba penalizado.

En la ceremonia de hoy, la presidenta Bachelet señaló que “el Estado asume un rol que es irrenunciable. Garantizar derechos y alternativas para tomar las decisiones libremente. Estamos poniéndonos a tono con las legislaciones del mundo que nos han hecho ver que la penalización a todo evento representaba un incumplimiento en materia de DD.HH.”. Ojalá sea un primer paso y sigamos avanzado.

Foto: Cata Navarro

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here