por @patyleiva
Mi amigo Robert me mostró –sin darse cuenta– una increíble cantidad de bandas que fueron sumando a los imprescindibles de mi iniciación musical. Él era de los mayores de curso, tocaba la batería y tenía hermanos más grandes que compraban discos, lo que hacía que mi admiración fuera completa. Una de esas bandas que conocí gracias a él fue Def Leppard, una agrupación nacida en Sheffield que en los ochentas explotó al mundo, llegando al peak de su carrera con el disco Hysteria, que cumple ya 30 años desde su estreno. Y ahora vienen a Stgo Rock Chile.

Las guitarras, las notas altas y las melodías me alucinaron, al igual que la gráfica del logo, a estas alturas un ícono del heavy metal y del glam rock. La tipografía se llama Pyrite y en este sitio puedes descargarla o jugar con ella (¡Ojalá hubiera tenido eso en los 80s!). ¿Se acuerdan que Peaches ocupó una portada de disco en los calzones?

Las letras de las canciones siempre me parecieron de lo más apasionadas “I see your face every time I dream”… “I don’t want to touch you too much baby / ‘Cause making love to you might drive me crazy”… “Have you ever wanted someone / You just couldn’t have / Did you ever try so hard / That your world just fell apart”… “Why save your kisses for a rainy day / Baby let the moment take your heart away”; y el uso del cencerro en canciones como Foolin’ y Photograph las separan del resto de las canciones del estilo, volviéndolas no sé si más conmovedoras sea la palabra pero sí más cálidas que el resto.

Los Def Leppard son expertos en power balads, lo que los hizo trascender más allá del público glam metal, así que hasta los que no los conocían, los conocieron gracias a canciones como Love Bites, Have You Ever Needed Someone So Bad y la muy psycho, Two Steps Behind.

La historia de la banda ha sido accidentada, por decir lo menos. Sufrieron la pérdida de un guitarrista, el gran Steve Clark, que en 1991 perdió la vida a los 30 años debido a sus problemas con el alcohol y con una terrible depresión que nunca lo abandonó. Les costó –“uno no puede suplir a un miembro de la familia”, dijo Phil Collen en el documental de VH1– pero 2 años después lograron reemplazarlo con Vivian Campbell (amo que se llame Vivian), un experimentado guitarrista que se integró a la banda oficialmente en el tributo a Freddie Mercury, Concert for Life.

Phil Collen, uno de los más reconocidos guitarristas del mundo del rock, era el mejor amigo de Clark, algo que cuenta en detalle en la biografía “Adrenalized: Life, Def Leppard, and Beyond”. Lo reconocerán también por tocar sin polera mostrando su increíble físico para un hombre de 58 años.

Pero la historia de los británicos se divide en un antes y un después, que fue marcado con el accidente automovilístico de Rick Allen en 1985, cuando perdió su brazo izquierdo. Sucedió lo impensado, y volvió a tocar con un solo brazo, adaptó la batería de manera que con el otro brazo y sus piernas cubrieran todas las necesidades para poder tocar. “Lo que me proyectó hacia adelante fue que tenía que dejar de compararme con quien yo era antes y dejé de compararme con los demás, y en cuanto dejé de hacer eso, tuve ese sentimiento de celebrar lo que es ser único” dijo el baterista. Sus compañeros lo esperaron y siguieron adelante hasta el día de hoy con giras y discos después de ese momento en el que todo se veía negro. De hecho, Hysteria, su disco más exitoso fue el primero que grabaron después del accidente.

Pero, los que como yo, recuerdan con cariño y disfrutan genuinamente canciones como Rock Of Ages, Bringin’ On the Heartbreak, Armageddon It, Let’s Get Rocked y Women, tenemos el problema de que no podemos encontrarlas en Spotify, al menos no en sus versiones originales. La razón es muy fome, y se debe una disputa de derechos con el sello Universal, y es por eso que existen nuevas versiones regrabadas como “falsificaciones” por ellos mismos, así que los discos y YouTube son las únicas maneras de acceder a su música. De ahí también la relevancia de esta dilatada visita de los ingleses a Chile. En serio, va a ser épico.

El nombre viene de una banda imaginaria de Joe Elliott (el vocalista principal): “Deaf Leopard” (leopardo sordo), que le tenía hasta posters diseñados (tierni) pero fue Pete Willis, el primer guitarrista (reemplazado por Collen por ser un curado odioso) a quien se le ocurrió acortar el Deaf a Def, y cambiar la “o” por una “p” extra en Leopard, como para asmilarlo al Zeppelin de Led Zeppelin.

El año pasado volví a encontrarme con mi amigo Robert y después de conversar por horas y ponernos al día con nuestras vidas, recordamos nuestras bandas de adolescencia. Le conté que no sé por qué nunca había conseguido una polera de Def Leppard y a los pocos días de mi regreso a Chile, la polera de la foto me llegó por Fedex. No me la saqué nunca más.

El próximo sábado tendremos a Def Leppard por primera vez en escenario chileno en la segunda jornada de Stgo Rock City (29 y 30 de septiembre) en el Estadio Monumental y eso hay que verlo.

Viernes 29
Tyler Bryant and The Shakedown, 17.15 hrs.
The Who, 18.30 hrs.
Guns N´Roses, 20.30 hrs.

Sábado 30
Kuervos del Sur 17.30 hrs.
Marky Ramone: 18.45 hrs.
Def Leppard: 20:15 hrs.
Aerosmith: 22.30 hrs.

* Los horarios son aproximados. Cualquier modificación será comunicada a través de las plataformas oficiales de Stgo Rock City.

Entradas a la venta con todo medio de pago para tickets por día a precio normal en Puntoticket.com, tiendas Ripley, Hites y Cinemark de todo el país.
(Entradas para Galería y Zona Stgo Rock City de ambas noches y Cancha Preferencial del viernes 29, agotadas)
15% para clientes BCI sobre un stock de 20% de la capacidad.
Link directo: www.puntoticket.com/stgo-rock-city/

2 COMENTARIOS

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here