Inicio CUESTIONARIO Cuestionario Zancada: Mónica Iglesias, profesora de Ashtanga Vinyasa Yoga

Cuestionario Zancada: Mónica Iglesias, profesora de Ashtanga Vinyasa Yoga

333
Compartir

Mónica Iglesias
por @patyleiva
El arte y el deporte siempre han jugado un papel preponderante en la vida de Mónica Iglesias. Incursionó en la danza desde los 13 años; su primera carrera profesional fue en la Universidad del Pacífico donde se tituló de Diseñadora Gráfica. Posteriormente estudió Arte con mención en pintura en la Universidad de Chile de donde egresó luego de ser becada a la Universidad Politécnica de Valencia, España. En el año 2000 comenzó a practicar y a estudiar Yoga en Chile, perfeccionándose en India y Alemania. Actualmente se dedica de lleno a practicar y dar clases de Ashtanga Vinyasa Yoga, además de impartir talleres y charlas en las que comparte sus experiencias del Yoga, del estar consciente y conectados, del cuidado del cuerpo, de la mente y el espíritu, siempre en torno a vivir una vida más plena y con sentido.

Siempre has hecho deporte, pero también eres diseñadora gráfica de profesión. Hoy que te dedicas al Yoga, ¿sientes que el diseño y el arte tiene algún lugar en tu quehacer?
Siempre me ha gustado la disciplina y el cuidado del cuerpo, desde muy pequeña supe que era un templo en donde habita el alma, también desde niña me gustaba el arte, así que a los 18 años estudié diseño gráfico, y después Artes plásticas. Siento que esas dos carreras me han ayudado mucho pues potenciaron tanto mi creatividad como la libertad de expresarme con mis propios colores, hoy en día ocupo el diseño gráfico para crear mis páginas, mi sitio web, mi logo personal, y el arte para sacar mis propias fotos y retocarlas de manera que tengan un sello personal. Como dijo Steve Jobs, se trata de conectar todos los puntos y fusionarlos en algo muy propio, llega un momento en que todo confabula en un solo lugar, el Yoga, el diseño, el arte.

¿En qué momento te diste cuenta de que te querías dedicar a esto?
Se dice en la tradición del Yoga que éste te encuentra a ti, y no al revés. Así fué para mi, por el año 2000, me regalaron un cupo para un gimnasio y justo estaban impartiendo una clase de Yoga, recuerdo que al primer Om que recitamos mis ojos se llenaron de lágrimas, así fue como la casualidad me dirigió a lo que hoy es mi profesión. Los profesores de ese entonces siempre me dijieron que tenía que enseñar, pero para mi era una disciplina enorme, una filosofía que requería de mucho estudio y dedicación, no me sentía preparada para enseñar, así que me dedique a tomar cursos, a viajar y a aprender en India, Alemania y también aquí en donde conocí el Ashtanga Vinyasa que me encantó. Recuerdo que me ofrecieron hacer un reemplazo en una sala de Yoga y ese fue el principio de mi carrera como profesora, desde ahí no he parado de enseñar, fue más bien algo que se dio paulatinamente, la vida me estaba guiando y me abría las puertas y yo tomé ese regalo.

¿De qué forma vives el yoga? ¿Cuál es tu especialidad?
Lo vivo desde que abro los ojos por la mañana hasta que los cierro antes de dormir. Para mi el verdadero Yoga es un estado que se va consiguiendo con el tiempo, es literalmente haberse encontrado a uno mismo y vivir desde una verdad interna que te conecta de forma prístina con todo y en tiempo real, un amor a la vida y a los seres vivientes que conmueve, un estado de absoluto agradecimiento por estar en este plano y aprender, y a la vez poder conectar con otros de naturaleza más sutil y tener certezas. Se trata de aprender a vivir entre la tierra y el cielo…
Mi especialidad es el Ashtanga Vinyasa Yoga. Comencé estudiando y practicando Iyengar Yoga en donde estuve por más de 5 años, incluso llegué a dar clases, así que mi manera de abordar la metodología del Ashtanga Vinyasa es muy desde la linea y precisión del Iyengar y del conocimiento de la anatomía.

¿Cómo es un día normal para tí?
Me levanto a las 6:00 am, doy clases de Yoga hasta las 11:00 am, luego desayuno y me pongo a trabajar en el computador enviando y contestando mails, haciendo posteos en mis páginas y escribiendo algunos proyectos que tengo guardados por ahí. Luego practico Yoga desde las 13:00 hasta las 15:00 horas. Por las tardes entro a mi taller de pintura a relajarme un rato y a veces experimento con distintas técnicas plásticas en papel o en tela o simplemente tomo la guitarra y ensayo mi viejo repertorio de canciones. Algunos dias doy clases de 18:00 a 19:30 hrs y luego vuelvo al computador o a escribir. Como no tengo tele, ya a las 22:30 hrs estoy en la cama con un buen libro para caer en los brazos de morfeo.

¿Quién fue tu primera ídola?
Madonna sin duda.

¿Qué música se escuchaba en tu casa cuando eras niña?
Mis padres escuchaban a José luis Perales, Julio Iglesias, Mocedades, y al Temucano.

¿Cuál fue tu primer-primer trabajo?
Mi primer trabajo fue en la vitrina de Ellus del Parque Arauco, debo haber tenido 16 años, modelaba jeans haciendo de maniquí en la vitrina. Recuerdo que la gente cuando se acercaba y una de nosotras se movía se asustaban mucho. Fue muy divertido, lo pasé muy bien y recibí buena paga.

¿Recomiendas la meditación? ¿Qué consejo le darías a un principiante?
Si claro, de todas maneras, recomiendo la meditación porque es una manera de conectarte con tu interior. Para eso, lo primero es acallar el parloteo de la cabeza, ¿cómo? simplemente respirando, poniéndole atención a la respiración, desde donde se inicia, luego sintiendo cómo se expanden las costillas y el pecho, inhalando y exhalando lento y profundo, conectándote con el cuerpo. Ese seria mi consejo, sólo respirar conscientemente.

¿Cuál es tu lugar preferido de la ciudad en que vives?
Mi barrio, Providencia, recorrer los parques en donde puedo llevar un libro y descansar en el pasto, los pequeños cafés que proliferan por Pocuro, las librerías, los conciertos al aire libre, sobre todo en verano.

Recomiéndanos una canción que nos ayude a relajarnos, y otra para vitalizarnos:
Para relajarse, Loreena McKennitt – La Serenissima.

Para vitalizarse ,The Killers – Human.

Link: Mónica Iglesias Yoga

**Si quieres escribir en Zancada, manda tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Puedes contarnos lo que te está pasando en la vida, lo que se te ocurrió ayer mientras volvías a tu casa o compartir un dato bacán, como si se lo estuvieras contando a una amiga. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

4 COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here