Inicio SEXO Sexo casual y el placer femenino

Sexo casual y el placer femenino

1105
Compartir

sexo casual
por Midori

El otro día leí en Jezebel un artículo sobre cómo hacer que el sexo casual también sea placentero para la mujer, donde comentaban que el orgasmo femenino no solía ser el objetivo de una relación sexual sin amor o al menos una relación de por medio.

Y creo que tienen razón. El sexo casual está más bien determinado por el orgasmo masculino: empieza cuando al hombre se le para, y termina cuando él eyacula. Entre medio una puede o no tener un orgasmo, pasarlo bien o no tanto, pero la estructura no cambia mucho.

Conversando con amigas, por ejemplo, he descubierto que al tener sexo por primera vez con alguien -que pueda o no convertirse en un pinche o pololo- nosotras siempre hacemos sexo oral. No es así al revés. En mi caso -y también en el de mis amigas- el porcentaje de veces que he recibido sexo oral en una relación casual ha sido muy muy bajo.

Y aunque no necesariamente sea algo que me guste demasiado -menos si es con alguien que todavía no conoce bien mi cuerpo- sí es un factor que demuestra que el placer del hombre es el objetivo en una relación casual.

Como no saben lo que te gusta, la posibilidad de orgasmo también es baja. Y a mí particularmente no me gusta que traten de hacerme llegar al orgasmo después de que hayan eyaculado, porque gran parte de lo que me gusta es sentir que mi compañero de labores está caliente. Y si se acaba de ir, probablemente no lo está, o al menos no altiro.

No digo que no disfrute mucho el sexo casual en momentos de soltería (en los que me basta con sentir el peso, los besos y toqueteos de un hombre), de hecho me fascina, pero no deja de perturbarme eso que leí y con lo que estoy de acuerdo: que el sexo casual no está orientado hacia el placer femenino.

Supongo que hace falta un cambio cultural grande para que se equiparen las cosas al tener sexo por primera vez, pero quizás podemos empezar por educar al compañero de turno, enseñarle las cosas que nos gustan, y no conformarse con apurarse por hacerlo terminar y que con eso se acabe el placer para nosotras.

También te puede interesar: El dilema del sexo casual y la regla, El después del sexo casual o Relaciones (sexuales) casuales pero recurrentes.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

3 COMENTARIOS

  1. Encuentro súper extraño esto. Estoy cero de acuerdo. Yo creo que depende, primero, de una misma y, segundo, del compañero de turno.

    Voy a poner como ejemplo mi último touch and go. Él estaba sacando las llaves de su casa para abrir la reja y yo le pesqué la cara y me lo agarré a besos. O sea, mi actitud hizo que empezara la cosa. Y después sexo rico, yo le hice sexo oral y él a mí y después tuve dos orgasmos. Él no se quiso ir hasta que yo me fuera.

    Con este ejemplo trato de decir, ¿por qué pensar que el sexo casual no está orientado al placer femenino? si uno como mujer es perfectamente capaz de tomar la iniciativa y llevar las riendas. Además de que depende de si tu compañero de touch and go sea un imbécil que piensa sólo en su propio placer o no.

    Mujer con iniciativa, no sumisa + compañero que piensa en tú placer y en el de él = buen sexo casual.

  2. Pff absolutamente nada que ver! puedes tener pololos de años que te amen y todo pero que simplemente no logran darte todo el placer que necesitas o polvos de una noche inolvidables, que te hicieron ver las estrellas. Además,no todas las mujeres necesitamos que el hombre se encargue de llevarnos al orgasmo, por mi parte es algo que depende mucho mas de mi y de como me sienta en el momento. El amor no garantiza orgasmos así como los mejores orgasmos pueden ser sin amor.

  3. Te encuentro toda la razón. Yo soy bisexual y el sexo con hombres y mujeres -cuando es casual- es muy distinto. El hombre (en general, aunque no siempre) se quiere ir, pero que a ti también te guste para ver si hay una segunda vez, o por orgullo (no vayas a decir después que tira mal). Con las mujeres la relación es más generosa y hay más preocupación por la otra.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here