Inicio VIDA PERSONAL Las ganas de desconectarse completamente de internet

Las ganas de desconectarse completamente de internet

257
Compartir

desconectarse
por lucy

Me han robado el celular un par de veces y, sobre todo la última, recuerdo que -dentro o aparte de la frustración- disfruté bastante esos días en los que estuve desconectada.

En estos tiempos en los que el celular es como una extensión de la mano, era un alivio no despertar y quedarme dormida mirando la pantalla, o simplemente no estar ubicable a toda hora y en todo momento para cualquier persona.

No extrañé tanto mis grupos de whatsapp, y siento que me desintoxiqué un poco de la obsesión inscosciente de estar siempre pendiente y haciendo scroll en las redes sociales. Estoy segura de que perdí menos el tiempo.

Eso sí, pronto tuve que volver a la realidad virtual, porque trabajo en internet y simplemente vivir desconectada no es una opción para mí.

Además, también disfruto mucho de las bondades de la conexión y de tener la información al alcance de la mano y de un click; ¿lo triste? Que veo que eso no necesariamente nos ha hecho ganar tiempo, sino que ha terminado apurándolo todo y hasta creando nuevas necesidades.

Entonces tengo que decir que cuando he escuchado a gente como Zadie Smith (que en una entrevista en el podcast Woman of the Hour de Lena Dunham contaba que había renunciado a internet porque era imposible estar conectada y tener tiempo para escribir) o Aziz Ansari (que en el último número de GQ contó que hace un par de meses que sacó las redes sociales y hasta el mail de su celular y computador) han necesitado desconectarse para poder producir, me vuelven las ganas de imitarlos y poder vivir, aunque sea un rato, completamente desconectada de internet y sus obligaciones modernas.

Foto: Nathan Anderson en Unsplash

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

3 COMENTARIOS

  1. Yo también llegué a punto que odié tanta disponibilidad virtual…
    pero para hacerlo mas llevadero, eliminé los sonidos de whatsapp de todo, si alguien tiene importante que decir, llamará, eso no cambia.
    Los grupos los reviso solo cuando tengo tiempo o les echo un vistazo cuando agarro el celular para enviar un mensaje… una se conecta lo que quiere y publica su vida cuanto quiere… eso no hay que olvidarlo, el limite si existe, solo hay que saber ponerlo.

    Hoy por ejemplo se me quedo el celular en casa, y estoy segura que no moriré hahahaha
    Saludos a todas!!

  2. Te entiendo!! el tema de estar full conectados es algo que me molesta a ratos, especialmente el asunto del whatsapp (gente desubicada que manda mensajes ultra temprano, muy tarde, cadenbas, audios por doquier….)

    Para eso he tomado algunas medidas: he desactivado las notificaciones de mi correo (en mi caso, en el cel tengo el personal, así que no es tan tremendo); silencié todos los grupos de whatsapp, cuando estoy en la oficina uso mi celular en mute, no tengo facebook sincronizado…..Y lo que más me ha funcionado, es quitar el plan de datos en la noche. Supongo que, en caso de emergencia, la persona en cuestión llamará por teléfono!

    Lo fome, es cuando te juntas con gente que pasa más pegada y pendiente del cel que de los que tiene en frente, no sé para uds, pero para mí es una falta de respeto 🙁

  3. Yo no tengo nada sincornizado, todo lo mantengo en silencio, y lo unico que de verdad me da monos es que mi jefe le da a todo el mundo mi celular (mio, privado porque la empresa no nos pasa) y me pasa llamando gente de la pega, clientes y proveedores, me mandan whatsapp de pronto a horas desubicadas y no tengo la libertad de apagarlo si quiero.. igual siempre trato de decirles de manera delicada que el telefono es personal entonces que sepan que a veces no lo contesto, o se me queda en la casa o se los presto a mis hijos

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here