Inicio VIDA PERSONAL ¿Qué hacer para terminar con un día de mierda?

¿Qué hacer para terminar con un día de mierda?

759
Compartir

por Rosa

Trato de comenzar el día siempre con buen ánimo, con ganas, aunque desde hace un tiempo siento que no duermo lo suficiente y despierto cansada, pero por suerte después del café se me pasa. Pero el otro día tuve un día de mierda. Fue un día de aquellos, de principio a fin. Fue de esos días donde todo sale mal, todo.

Ese día me pasó de todo: reuniones sorpresa, mañana sin teléfono, incomunicada; zapatos nuevos (sinónimo de pies rotos), acarrear bolso, cartera, mochila con el computador; descubrir que estaba absolutamente en la ruina (no exagero, no tenía ni uno), la noche anterior había tenido la tremenda discusión con mi pololo, tenía sueño porque había tenido que madrugar y además tenía gripe y SPM. Mal. Todo mal. Cuando caí en cuenta de lo que estaba pasando se me cayeron las lágrimas en el baño. Estaba cansada y chata, quería acostarme y ver si, levantándome de nuevo, podía comenzar el día otra vez. Pero no tenía opción.

Afortunadamente acarreaba todos esos cachureos porque me tocaba viajar por trabajo, así que terminé el día en la playa. No importó el cansancio, al menos pude tomar una copa de vino y reírme un rato, escuchar el mar, sentir el olorcito de la sal en el aire. Cuando tengo días de mierda busco soluciones rápidamente, me molesta mucho quedarme con la sensación en el cuerpo de un mal día, siento que me hago daño. Aquí algunas de las cosas que hago para sobrellevar esos malos momentos:

– Si puedo, salgo a correr. Eso automáticamente me libera. Y corro harto, para llegar lista para la ducha y el relajo.
– Si no puedo correr, recurro al alcohol: un pisco sour, una copa de vino o una cerveza, me relajan.
– Llorar. Sí, a veces estoy tan sobrepasada que es lo único que me queda. Por suerte esto me ha pasado pocas veces, por lo mismo, las recuerdo muy bien.
– Ir al cine. Buscar la comedia más light que haya en cartelera.
– Salir a caminar. Una vez tuve una pelea con un jefe realmente espantosa. Caminé la hora y 15 minutos que separaban la oficina de mi casa. Tuve tiempo suficiente para despejar la cabeza y llegar renovada al día siguiente (y no acriminarme con nadie).

El mal día pasó, y ya todo está tranquilo nuevamente. ¿Cómo sobrellevan un mal día? ¿Qué hacen para sacarse la mala onda?

Foto: Xavier Sotomayor en Unsplash.

Hablando de malos días, quizás te interese leer: Partir el día en mala, Despertar enojada, ¿Cuándo fue la última vez que pegaste un portazo?, No puedo enojarme contigo

10 COMENTARIOS

  1. a mi el ejercicio me sirve ene, como que me reseteo y listo, quedo livianita.
    También cuando ya colapso lloro, dejo todo afuera y ya más calmada trato de ver con otra perspectiva la situación.
    Una copita de vino, una conversación o sino, descansar en silencio dándome un tiempo para mi. Eso lo hago caminando escuchando música y aprovecho de pasear a mi perro. Funciona perfecto.

  2. Yo trató de no pelear más con ese día de mierda, aceptarlo. Eso no significa que ande con la cara llena de risa porque lo acepte, de hecho puedo andar con una terrible cara de poto, pero sin hacerme tanto caldo de cabeza. Intento en lo posible hacer las menos cosas que puedan agravar el día de miseria y al llegar a la casa ver alguna serie o película o cualquier tontera comiendo algo rico (chocolate en general). Pero siempre siempre siempre mentalizandome que al otro día estaré mejor, eso alivia mucho y ayuda a aguantar esas malditas y largas 24 horas

  3. Lo que pasa es que no ves las cosas desde el otro prisma : tienes de partida la suerte de poder trabajar y que gracias a este puedas viajar y comprarte zapatos nuevos, tienes pareja con quien discutir… En fin, el resto es solo la vida misma.

  4. Idealmente llego a comer y tomar algo rico, aunque esté a dieta y aunque esté pobre. Si el día ha sido REALMENTE terrible llego a dormir. Si el día ha sido terrible, pero es solucionable y estoy realmente consciente de que tiene solución pronta hago ejercicio.

  5. Para ser sincera y afortunadamente, he tenido muy pocos días de mierda, pero cuando los hay, llego a mi casa y me desahogo con mi esposo, me acurruca un poco, me hace reír por algun tontera, me prepara algo rico y ya está! El regaloneo post trabajo es lo mejor. Y a nivel mas individual, me sirve ene pensar al final del día en las cosas lindas y buenas que tengo en la vida, ahí reacciono inmediatamente y sigo adelante. Saludos y muy buen post!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here