Inicio VIDA PERSONAL Pornografía no consentida, cinco claves para denunciar y resistir su publicación

Pornografía no consentida, cinco claves para denunciar y resistir su publicación

500
Compartir


por Lala

Fotos o videos íntimos de mujeres conocidas y anónimas –hasta entonces- filtradas en internet, corriendo a toda velocidad por grupos de Whatsapp, colgadas en una enormidad de sitios, disponibles a toda hora, a una palabra de distancia en cualquier buscador. Parece una pesadilla, y lo es para las cientos – o quizás más – de chilenos. “Nos dimos cuenta con Paz, mientras trabajábamos en la ONG Derechos Digitales, de la extensión que ha ido cobrando el problema de la violencia en línea especialmente cuando se dirige contra mujeres heterosexuales y personas LGBTI, y que la forma más frecuente de violencia era la pornografía no consentida”, cuenta Francisco Vera, abogado y uno de los creadores del sitio Pornografía no consentida, cinco claves para denunciar y resistir su publicación.

Francisco Vera y Paz Peña son especialistas en derechos humanos y tecnologías. Francisco cuenta que “la motivación de Paz fue la cantidad de casos que le tocó conocer, donde mujeres que han sido víctimas de este tipo de violencia necesitaban información y ayuda sobre cómo enfrentar este tema, y cómo esas mismas víctimas tendían además a sentirse culpables por lo sucedido. De ahí la idea de enfrentar este tema con una mirada integral, desde un enfoque feminista”.

El principal problema con el que se enfrentan las víctimas, es que las leyes no cubren este tema en particular, sin embargo, existen herramientas legales que se pueden utilizar y que son parte, en muchos casos, de las políticas de uso de plataformas como Facebook, Instagram o Google. Este sitio recoge y sistematiza esa información. “Un aspecto que me preocupa en particular, es que la policía y fiscales sepan tratar adecuadamente a las víctimas, con el respeto y empatía que se merecen, y libre de discriminación en razón del género de las víctimas, donde los juicios de valor y estereotipos están a la orden del día”, explica Francisco, y agrega que “la idea la tuvimos a inicios del 2017, mientras trabajábamos para ayudar a alguien en un caso particular de pornografía no consensual. Ahí nos dimos cuenta que no bastaba ayudar a cada persona por separado, y era necesario brindar herramientas a las víctimas, especialmente aquellas que por miedo no saben que pueden eliminar esos contenidos de plataformas web, y llevar su caso a la justicia, lo que nos llevó a comprometer nuestros propios recursos y tiempo para desarrollar https://acoso.online, dada la necesidad que percibimos”.

En la actualidad, según explica Francisco, no existen estadísticas sobre la cantidad de víctimas de este tipo de delitos. “Y es difícil que existan, porque al no existir un tipo penal específico, sino que la aplicación de un delito genérico de invasión a la privacidad, no es posible tener claridad sobre cuántos casos se tramitan al año (…) Además de eso, sabemos que muchísimos casos no llegan a la justicia, porque las víctimas se sienten intimidadas ante estas situaciones, y muchas veces con razón, puesto que cuando sus casos se hacen públicos, muchas de ellas enfrentan humillación o juicio del público, en circunstancias que ellas no cometieron ningún delito”.

El sitio entrega cinco claves: reportar el caso en las plataformas de internet (buscadores, redes sociales, gestores de contenido, sitios de pornografía, servicios de mensajería); leyes que pueden ayudarte (qué casos cubre y no cubre la legislación chilena); denuncia a la justicia (herramientas legales, cómo denunciar); abrir un diálogo con la comunidad; cómo resistir y no renunciar a la libertad sexual.

Toda la información está disponible en https://acoso.online.

Foto: “Reclining Nude” by Gustav Klimt (Austrian, Baumgarten 1862–1918 Vienna) via The Metropolitan Museum of Art is licensed under CC0 1.0

4 COMENTARIOS

  1. No entiendo mucho de que se trata. ¿pornografia no consesual? ¿Es gente a la que le han puesto camaras ocultas en su casa? En sus baños?

    • Ex que suben videos de la pareja teniendo sexo, por ejemplo, o fotos íntimas que alguien roba de tu teléfono, como lo que le pasó a Karen Paola.

    • Hola! ambas tienen razón. Se trata de casos donde no hay consentimiento en la captura (ej. cámaras ocultas), almacenamiento (no se respetó acuerdo de borrar imágenes) o difusión de imágenes o videos sexuales (publicación de fotos/videos).

      Intentamos además cubrir casos donde la información se obtuvo mediante acceso no autorizado a dispositivos o cuentas en la nube.

      • que abuso cuando son robos de imagenes y que triste cuando se trata de ex parejas que lo hacen por pura maldad… Yo estoy de los 18 años con mi marido (tengo 43), ni loca lo dejaría tomar imagenes mias porque como dicen las aguelis “caras vemos corazones no sabemos”

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here