Inicio SOCIEDAD Nabila, estamos contigo

Nabila, estamos contigo

313
Compartir

Nabila
por Josefina, foto: @aldeapardo

Iba a escribir esto en Twitter: “Como ser humano, me duele profundamente la rebaja a la sentencia de Mauricio Ortega. Como mujer, me duele aún más. Me imagino como le debe doler a Nabila”.

Pero no me cabía. Entonces decidí escribir algo largo. Porque tengo rabia. Porque tengo pena. Y no me lo quiero guardar.

Señores jueces de Chile, señores honorables de la Corte Suprema: ¿NOS ESTÁN TOMANDO EL PELO? Cuando vi la noticia en la tele, anoche, con mi mamá y mi hermano mientras comíamos en la cama, pensé que era un error. “Se equivocó el periodista. Esto no puede ser. Díganme por favor que es una broma de mal gusto o un error”. Quería llorar, quería gritar, quería apagar el televisor y esconderme debajo de las sábanas para no salir más. ¿En qué clase de mundo horrible vivimos? ¿Qué tipo de señal le estamos dando a miles de niñas y jóvenes que viven violencia a diario y no se atreven a denunciar? Si este caso, que fue así de mediático, tiene este tipo de rebajas, ¿qué pasará con los miles que no conocemos? ¿Qué está sintiendo Nabila ahora? Eso es lo que más me duele: que Nabila Rifo, después del infierno que ha vivido en los últimos meses, sienta que la justicia de su país le está fallando. Que Nabila, una vez más, esté decepcionada de la vida.

No soy experta en leyes, pero francamente me cuesta mucho entender que un grupo de jueces, personas con un supuesto criterio formado, piensen que Mauricio Ortega no tenía la intención de matarla, a pesar de haberla golpeado con bloques de concreto en la cabeza para luego, estando inconsciente, sacarle los ojos con un objeto cortopunzante. ¿Algún experto en el tema me podría decir entonces cuál sería una prueba contundente de querer MATAR a alguien? ¿Qué tendría que haber hecho? ¿Degollarla? ¿Cortarla en pedazos?

La dejó ciega. Nunca más podrá ver a sus hijos. Pero al agresor le dan una rebaja de 7 años porque consideran que no quería matarla, simplemente “se le pasó la mano con los golpes”. Qué pena, qué rabia, qué desilusión.

Nabila, aunque probablemente nunca leas esto, quiero decirte que las personas que tomaron esa medida son unos pocos. Todos los demás estamos contigo. Te admiramos por tu valentía y entendemos tu pena, rabia y frustración. Te queremos y te abrazamos a la distancia. Estamos contigo.

También te puede interesar leer: Veredicto: Mauricio Ortega condenado por sacarle los ojos a Nabila Rifo, A Nabila le siguen sacando los ojos, Nabila Rifo y el hasta cuándo de la violencia contra la mujer y Comentarios impresentables ante la violencia de género.

*Si quieres escribir en Zancada, envía tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

7 COMENTARIOS

  1. Primero, lea el fallo. Si no es experta, pregunte. Las sentencias se deben cumplir, pero eso no significa que debamos estar de acuerdo. Pero para estar en desacuerdo, hay que saber. Afortunadamente las sentencias tienen considerandos y un alto estándar de fundamentación. No existen decisiones arbitrarias, básicamente porque cada conclusión sebe estar fundamentada por escrito, indicando las razones precisas que llevan a adoptarla.

    Antes de dejarse llevar por la ira, o criticar a los jueces, es básico saber de qué se está hablando.

    Entonces hay que leer la sentencia, y si no la entiende, pregúntele a su amigo o amiga abogado, y después opine lo que quiera. Si procede, mande a todo el Poder Judicial al carajo.

    • Explica entonces po ctm. Qué poca empatía hay que tener para venir con esa condesendencia y prepotencia a dar consejos sin aportar nada. Es un caso sensible para todas, está claro que para ti no, pero todos nos podemos ubicar.

      • ¿Poca empatía? El caso es tan serio que lo mínimo es ser responsable y tener un poquito de rigor. Hacer acusaciones al vuelo, romper vestiduras al voleo, no ayuda. Al contrario, perjudica. Es sensible, por lo que amerita un tratamiento cuidado.

        Pero filo. Quédate en tu posición absurda. Lo ilógico de tratar de prepotebte a otro a garabato limpio. Insulta todo lo que quieras, si te hace feliz.

        Pero ten presente que CTM significa “concha de tu madre” y mi madre es una mujer, que no se merece que una ordinaria como tu le falte el respeto de esa forma. Ese es un garabato que nace del patriarcado, inconciente.

  2. Yo leí la sentencia y soy abogado, por tanto la entendí perfectamente y no estoy de acuerdo con la decisión de la Corte Suprema. Y comparto su ira y tu malestar.

    Es grave desde tantos puntos de vista, ya que esto marca un precedente, es jurisprudencia, por tanto los casos venideros podrán perfectamente ser tratados como este. Mal.

    • Bien. Esa es la idea. Es distinto entender los hechos y no patalear por las puras.

      Ahora, la verdad es que en Chile los precedentes nunca han sido vinvulantes y está lleno de fallos en distintos sentidos, por lonque esa preocupación no es tan grave.

      Desde otra perspectiva, a Ortega hay que aplicarle la pena por su delito, y no por el precedente que se quiera dejar. El va a responder por su hecho, no puede ni debe ser utilizado como ejemplo para el resto. Por lo demás, nadie puede creer seriamente que por castigar a Ortega duramente estos hechos no van a ocurrir más. Si la pena no es justa es porque no corresponde al delito, no por el precedente.

      • Vinculantes no, pero si quiero defender a otro Ortega de seguro cito este fallo y tal vez los jueces terminen convencidos que tengo razón. Ahi está el peligro.

  3. J.a. Sea más valiente .. ponga fotografía de perfil y obviamente su nombre, mínimo para hablar con la rrogancia que manifiesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here