Inicio TV Glow: mujeres en la lucha libre

Glow: mujeres en la lucha libre

237
Compartir

Glow
por @ferfierro

Empecé a ver Glow por distintas razones: primero porque quería ver algo “livianito” después de la hermosa/terrible The Handmaid´s Tale, y Netflix me había sugerido ver el tráiler de esta serie después de que terminé Orange is the New Black (sí, veo muchas series) y se veía justo como lo que yo necesitaba. Y segundo por la comodidad de poder verla en maratón sin tener que estar bajándola de algún torrent.

Iba sin expectativas, excepto pasar un buen rato viéndola pero me sorprendió gratamente al nivel de tener a todas esas chiquillas en un lugarcito de mi corazón que se llama “personajes bacanes”.

La historia empieza con Ruth (Alison Brie) una actriz que está sin pega y que además siente que todo en la vida le sale mal (¿a quién no le ha pasado?) y básicamente tiene razón. Así es como llega a una audición para ser parte de un programa de lucha libre femenina, donde conoce a un grupo de mujeres muy distintas entre todas y que también llegan a este lugar buscando algo más en la vida.

Cada personaje es querible, todas logran ser un equipo dónde se apoyan mutuamente, incluso cuando no saben si este proyecto tiene futuro.

Glow es chistosa y deja ver el mundo de las relaciones femeninas en detalle, pero también trata temas difíciles como el aborto de una manera seria y tan bien lograda que aplaudo.

Los personajes masculinos como Sam Sylvia (Marc Maron) tampoco se quedan atrás y uno les va tomando cariño, aunque las chiquillas se toman la pantalla con sus diálogos, mallas, disfraces y golpes coreografiados.

Si a todo esto le sumamos el contexto de los 80s con su música, moda y estética, sólo nos queda decir que las de Glow son unas bacanas.

Foto: Erica Parise/Netflix

También te puede interesar leer Alison Brie: genia, Jenji Kohan: las series y su trabajo o The Handmaid’s Tale: esto podría pasar de verdad.

11 COMENTARIOS

  1. Yo llevo dos capítulos y me gustó mucho. A pesar que la protagonista no es una blanca paloma, cae bien. La serie es muy entretenida.

    Me gustó mucho la parte en que la protagonista lee el guión y era la parte del hombre y la parte femenina era como dos lineas. Con eso la serie se ganó mi corazón.

      • Al contrario, amé la serie porque justamente muestra como en los 80 e incluso hoy, a las mujeres se les da papeles de secretaria, secundarios, sin importancia. Me gustó que mostraran eso. La injusticia y desigualdad quedó en evidencia. No, amé la desigualdad.

        Seria muy raro que me gustara que las mujeres fueramos tratadas de secundarias. ¿?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here