Inicio SOCIEDAD Despenalización del aborto en 3 causales: ¿en qué vamos?

Despenalización del aborto en 3 causales: ¿en qué vamos?

130
Compartir

por Rosa

Esta semana se discutirá y votará en el Senado el proyecto de aborto en 3 causales. En la sesión del lunes, Andrés Zaldívar (presidente del Senado) introdujo una indicación respecto a la interrupción del embarazo en caso de riesgo de vida de la madre: una modificación al artículo 119, estableciendo que “no se considerará aborto la acción destinada a salvar la vida de la madre, cuando existiera riesgo vital, si a consecuencia de ello se produjere la interrupción del embarazo”. Esta indicación se discutió ayer, en una sesión que duró 5 horas, y donde no se llegó a acuerdo. Varios acusaron a Zaldívar de querer dilatar la votación y despacho de la ley.

Más allá de la creatividad de Zaldívar, parece haber cierto consenso en que es importante despenalizar la interrupción del embarazo en las causales de riesgo de vida de la madre e inviabilidad fetal que, solo para ser majadera en la aclaración, no incluye el Síndrome de Down, ni algún problema físico, recordando a Gustavo Hasbún que pensó que este proyecto sería el fin de la Teletón (¿?).

El punto que ha encendido la discusión es la causal de violación. Algunos dicen que las mujeres podrían mentir y decir que fueron violadas para acceder a un aborto. Dentro de esta discusión hemos tenido –desde hace 3 años, tiempo que llevan discutiendo este proyecto- comentarios inaceptables e impresentables, como las violaciones no violentas (Marisol Turres, diputada), mujeres que prestan el cuerpo (Ena Von Baer, senadora), mujeres que tienen relaciones porque se tomaron un trago de más (Pablo Lorenzini, diputado), mujeres que están preparadas para ser madres en cuanto les llega su primera regla (Issa Kort, diputado), entre otras perlas. Lo comento porque a fin de año nos toca votar, así que sería bueno hacerlo con conocimiento total de qué opinan aquellos que quieren legislar por todos nosotros.

Aunque me he obligado a no leer los comentarios de las noticias en redes sociales, lo hago igual. Ahí veo con horror comentarios como: “un aborto es un trauma doble para una mujer que ya sufrió el trauma de la violación”. Como si llevar un embarazo no deseado, un parto y una maternidad forzada no fueran suficientemente traumático. Otros, opinan que es mejor dar a ese niño/a en adopción, como si nuestro actual sistema garantizara una vida digna para esos niños, un paso breve por las instituciones y un proceso rápido. Encuentro respetable que alguien no quiera abortar y que considere alguna de esta opciones si se ve en un caso como éste. Está en todo su derecho. Pero también tiene derecho aquella que quiere abortar, sea por las razones que sea (aunque ahora solo discutamos estas 3 causales). Como bien dijo Eleonora en algún momento, la única razón para tener un hijo debe ser quererlo con todas las ganas.

Esta semana llegará a su fin una conversación en la que a veces siento que no prima el sentido común. Las cifras lo dicen: del total de violaciones ocurridas en Chile durante 2016, el 70% corresponde a niñas menores de 16 años. En 2016, 678 niñas menores de 14 años fueron madres. Ese mismo año nacieron 107 hijos/as de niñas de entre 11 y 13 años. Por otro lado, El 85% de los abusos sexuales a menores se comete en el espacio intrafamiliar (cifras entregadas por la Mesa Acción por el Aborto en Chile). Nuestra deuda como sociedad es con las mujeres, también con las niñas y adolescentes. Más bien con las mujeres, niñas y adolescentes pobres. Sabemos que hay mujeres que han podido abortar con apoyo médico, pero clandestino, o también hay quienes han podido costear abortos en el extranjero. Ambos casos me constan, son mujeres a las que conozco bien, y quienes creen que el aborto ha sido su mejor alternativa en ese momento de la vida. Incluso algunas hoy son madres, son felices y aman a sus hijos. Sin traumas, porque pudieron acceder a un aborto en condiciones decentes. No todas pueden decir lo mismo: el aborto es hoy la tercera causa de mortalidad materna en Chile, según datos del MINSAL.

Ojalá hoy sea un buen día para las mujeres de este país.

1 COMENTARIO

  1. No me he informado mucho del proyecto por eso mi pregunta, la causal de riesgo de la madre ¿Contempla daño sicologico? porque esa es la arista por la que en varios países ya no se ven niños con discapacidad.
    Todo lo que hace mención a riesgo a la salud física de la madre no tenia ni un sentido incluirlo, el mejor ejemplo es el embarazo tubario, de toda la vida se ha operado, abiertamente. Mi mamá trabajó 45 años en una maternidad pública asi que tengo certeza de eso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here