Inicio SOCIEDAD trabajo 7 errores comunes en el trabajo freelance

7 errores comunes en el trabajo freelance

513
Compartir

trabajo freelance
por Penny

Tengo la impresión de que cada vez son más las personas que trabajan de manera independiente, como freelance. Hemos conversado de la importancia de una correcta organización del tiempo y de los pros y contras de depender de uno mismo, y por eso nos pareció interesante una lista que nos llegó desde freelancer.com, con errores comunes que podemos cometer. Como nos hicieron bastante sentido, compartimos acá tips para combatirlos. ¿Has caído en alguno?

1. Tomar más trabajos de los que puedes manejar. Es verdad que cuando uno es independiente tiende a tomar todo lo que venga porque al ser irregular el ritmo de trabajo, uno siente que hay que asegurarse, pero a veces eso nos juega en contra y deriva en que no cumplamos bien nuestros compromisos y terminemos perdiendo clientes en lugar de ganar. Considerar el tiempo real que te va a tomar cada trabajo y según eso decide si lo tomas o no.

2. No informar a tus clientes sobre el status de los trabajos. Enviar reportes e informar del status de los proyectos a tus clientes hablará muy bien de ti, los dejará tranquilos y demostrarás profesionalismo. Al demostrar tu interés, percibirán que están haciendo una buena inversión al trabajar contigo.

3. Utilizar expresiones inadecuadas. Ser educado y profesional aunque tengas cercanía con tus clientes. En el fondo, no te pongas patud@.

4. No conocer lo suficiente a tus empleadores. En este punto, sugieren mantener un registro de cada proyecto/cliente/empleador en el que has trabajado. A veces el apuro hace imposible que esto se logre, pero es una buena inversión de tiempo para referencias futuras, se aprende mucho del análisis.

5. Enviar propuestas sin personalizar. El copy paste es de las cosas que, si se notan, quedas mal. Las propuestas genéricas hacen creer que no estás interesado en el proyecto, y mostrar dedicación en una propuesta personalizada mostrará tu determinación por ser atendido.

6. Posponer constantemente los plazos de entrega. De nuevo, es muy importante analizar cuánto tiempo te tomará realizar un trabajo en el que te has comprometido, para evitar a toda costa postergar tus entregas. Al hacerlo arriesgas que tampoco el cliente cumpla con su parte del compromiso y que no te consideren en proyectos próximos.

7. Cambiar el precio de un proyecto después de obtenerlo. Eso es inaceptable y puede traer como consecuencia una pelea con el cliente que se sentirá estafado. Es verdad que hay veces que el cliente pide más de lo que quería, y por eso es bueno dejar estipulado de un principio cuál es el recargo por las posibles sobrecargas de trabajo. En el fondo, detenerse a revisar bien el proyecto antes de aceptarlo y de entregar el presupuesto, siempre será la mejor inversión.

Foto: Thought Catalog en Unsplash

También te puede interesar: Tips para trabajar desde la casa, Mensajes y mails de trabajo a horas inapropiadas o Trabajo: independiente vs. empleado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here