Inicio AMOR Me separé por culpa de mi suegra

Me separé por culpa de mi suegra

1365
Compartir

por Pancha

El título de este post es me separé por culpa de mi suegra, pero para ser precisa me separé porque mi pareja no fue capaz de ponerle límites a su mamá. Estuvimos juntos tres años, y esto fue lo que nos pasó. Lo conocí terminando la universidad, él había egresado unos dos años antes, y en ese tiempo vivíamos cada uno con sus papás. Empezamos una relación y todo iba bastante normal, hasta que me tocó conocer a mi suegra. Nunca fue mala onda directamente, porque prácticamente me ignoraba. A mí no me molestaba su actitud porque tampoco nos veíamos tanto. Mi pololo evitaba que fuéramos a su casa, así que no teníamos mucha relación.

Al poco tiempo egresé y, ya con trabajo, decidimos vivir juntos. Ahí empezaron los problemas. Mi pololo me pidió que buscáramos un departamento cerca de su mamá. Para que tengan el contexto, ella es profesional, tiene trabajo, tiene menos de 60 años y está sana. Tiene otros dos hijos, pero nada se compara con la locura que siente por mi ex. Accedí de buena onda, y buscamos un lugar cerca de ella: encontramos uno a dos cuadras. No pasó mucho tiempo para que la señora se instalara en el departamento todos los domingos. A veces incluso aparecía el sábado. No salíamos, hacíamos nada, porque ella llegaba y estaba toda la tarde viendo películas. Le gustaba que mi ex la acompañara.

Le dije que sería bueno tener nuestro espacio porque trabajábamos toda la semana y mínimo poder descansar o salir, o hacer cualquier cosa, y ver a su mamá de vez en cuando, como la mayoría. Él respondía “ay, es que tú sabes, mi mamá…”. Nunca terminaba la frase, nunca supe ay, su mamá, qué. Yo empecé a buscarme panoramas y los dejaba solos. Si tenía sueño me iba a dormir, ni ahí con la señora.

Un verano me dijo que quería invitar a su mamá de vacaciones… a nuestras vacaciones. De nuevo accedí, pero a regañadientes. Lo pasé pésimo, la señora hizo lo que quiso y ahí partía mi ex a darle en el gusto. Discutimos todo el viaje y la señora lo notaba pero no decía nada y seguía con su actitud, como si no le importara o, peor, le agradara. Cuando nos topábamos en nuestro departamento, decía cosas como que mi ex estaba muy flaco, que posiblemente no lo alimentaban bien, o que la casa no estaba tan ordenada, que se notaba que no había una dueña de casa. En el momento yo la ignoraba pero después le decía a mi ex y él me respondía que era todo mi imaginación, que su mamita nunca iba a decir nada malo de mí. Para mí estaba claro: me estaba declarando la guerra y no iba a detenerse.

Las discusiones con mi pareja empezaron a aumentar, porque la señora se dejaba caer cualquier día con cualquier pretexto. O lo llamaba para que la ayudara a cambiar una llave, una cortina, cualquier cosa.

Hasta el día en que llegué a mi casa y estaba ella. Sola. Cocinando. Me cambió la cara y le pregunté bien pesada cómo había entrado. Me respondió: ahora tengo llaves, mi hijo me las dio. Listo. Eso fue el punto final. Ordené mis cosas, esperé que la señora se fuera y llegara mi ex, y terminé con él. Yo lo quería mucho, pero la presencia de su mamá, sumado a su incapacidad de poner los límites, me colapsó. Me rogó que no me fuera, pero yo no tenía ningún interés en seguir con él.

Me llamó por mucho tiempo, pero no di pie atrás. Pensé en si algún día teníamos hijos, en cómo no la iba a poder sacar nunca más de mi casa, de nuestra vida. Mi mamá siempre ha respetado mi espacio, jamás ha llegado de sorpresa ni me ha exigido ir a verla todas las semanas (aunque sé que le encantaría). Pensé que las cosas iban a ser mejores cuando comenzáramos a vivir juntos, pero no fue así. Preferí dejarlo hasta ahí y no me arrepiento.

33 COMENTARIOS

    • Y si ellos son estan bien asi ¿por que te importa?, que arrogancia juzgar los matrimonios ajenos y declarar si hay mucha o poca chispa en función de gustos propios.

      • Jejeje y ¿qué te haces cargo? lo siento si toca una fibra íntima de ti…es patético, así de simple. Y si es arrogancia, qué te importa (jejej respondo con tu comentario de vuelta como un golpe de reves de tenis).

  1. Ooh te pasaste harto aguantaste esa situación pero hiciste lo correcto , eso no era sano. No pensaría que en pleno siglo 21 aún pudieran existir hombres tan pero tan mamones al borde de lo patológico y señoras tan egoístas que no dejan a sus hijos vivir su vida. Lo mejor es alejarse

  2. No pudiste tomar mejor decisión!!! Como bien dices, tu ex uno le puso freno a su mamá. En ese sentido, con mi marido siempre establecimos límites para ambos lados de las familias: la suya y la mía. Cuando sus papás se desubican, él los frena….cuando mi familia se descuadra, soy yo la que los reta. Es la forma más sana de vivir, pero para eso hay que tenerlo como acuerdo de pareja. En tu caso, tu ex era extremadamente mamón así que te salvaste, valiente decisión.

    Por otro lado, creo que el vivir cerca de los papás de uno de los dos, siempre termina causando problemas. Tengo una amiga que es vecina de su suegra, y no pueden hacer ni un asado solos porque la señora se siente si sabe que no la invitan jajajaja, mucho!!

    • Recien casada pensaba que mientras mas lejos de los suegros, mejor, asique nos fuimos a vivir a la otra punta de Santiago, 12 años despues, con hijos, pucha que nos arrepentimos de no estar más cerca.. jajajaja…. casi nunca podemos pedirle ayuda con las criaturas y cuando lo hacemos nos hechamos una hora de trayecto … mil veces mas lata, cuando mi vieja a estado enferma ir a verla es una manejada eterna y quedo hecha bolsa.
      Ahora envídio a mi mejor amiga que tiene a sus papás a 15 minutos a pata de su casa…jajajajajaja
      Bueno, sobre el post, que miedo la suegra, es como de pelicula de terror.

  3. Uff yo conozco a una sra que siempre se las ingenia para ser la tercera de la relación y no entiende por que no le duran las parejas a su hijo XD, suegra del terror.
    Con tipos así lo mejor es arrancar bien lejos.

  4. Bien Pancha, te apoyo, harto soportaste, así que no se puede decir que no tuviste paciencia o empatía con la situación.

  5. Fuiste demasiado flexible al inicio y aguantaste un montón. Tu ex tiene un modo de relacionarse con su mamá que le acomoda…para qué va a cambiar? Menos si en primera instancia tu le diste banda ancha. Yo creo que la cancha se raya al principio..pero en fin yo creo que no perdiste ninguna joyita…pobre de su próxima polola

  6. Pucha que lata lo que te pasó pero que entendible la deducción de cortar por lo sano. En mi caso mis suegros no están tan encima pero si me pasa que no me validan cuando la familia de mi marido se manda unos comentarios mega desubicarnos y súper pasivo agresivos o directamente agresivos. El nunca lo ha puesto sobre la mesa en su familia o ha querido enfrentarlos. Me dice que yo me pasó rollos o soy muy egocéntrica. Eso siempre me ha hecho sentir como poco respaldada y poco apoyada por el. Pero bueno donde está el límite.

  7. Tomaste la decisión correcta. Era eso o que él fuera a un profesional y se tratara, no era normal su relación con la madre. Pero si él no ve, que tiene un problema….dificil que quiera tratarlo.

    Una lata los hombres así.

    Yo tuve un pololo en que la mamá lo adoraba, le hacía todo. Y él se dejaba querer por la mamá y ella metida en el depto de él…pero además él la trataba pesimo. La maltrataba verbalmente. Y ella siempre se echaba la culpa. Obviamente yo le llamaba la atención cuando basureaba a su madre. Pero no pescaba. Y aun así él decía que su mamá era lo máximo…que la adoraba. :S no duró mucho la relación.

  8. Yo vivo lo mismo…Y tienes razón, con hijos es siempre peor.
    La señora -cuando tuve la mala idea de irme a vivir con ellos a su casa, porque él no quería alejarse de la mamita- me tuvo a mi y a mi hija de meses, encerradas bajo llave.
    He aguantado su maltrato y el de su hijo durante mucho tiempo y ¿por qué lo hice? por miedo, por estar sola, por terror a lo que una familia con plata puede llegar a hacer en este país.
    Ahora estoy llevando la lucha en tribunales, como corresponde. Sigo con el mismo miedo, lucho sola, mientras ellos lo hacen con los mejores abogados. Perdí mi pega por “estar distraída en asuntos personales”…Sé que no será fácil, pero mi hija merece una vida mejor que la mía y que nadie la pase a llevar.
    Muchos me han dicho ” ellos serán la familia de tu hija para toda la vida, para qué seguir peleando”, pero por lo mismo quiero que ese poco hombre que yo le escogí como padre y esa abuela que no sabe querer sanamente, aprendan que la plata no les da el derecho de abusar de la gente. Aprendan que esa relación que ellos tienen es enfermiza y que lo que provocan es mucho dolor.
    Gracias por tu post…me inspiraste para seguir luchando.

    • Qué heavy, Ale….lo bueno es que está luchando por tu hija, y por qué no, también por ti. Y que la gente diga lo que quiera, al final sólo tú saber lo que has tenido que vivir y soportar. Ánimo y éxito en tu causa!!! Fuerza y a darle con todo no más!! 🙂

    • ¡Qué fuerte! Dale con todo no más, que no te importe el qué dirán y a la familia de tu ex de lejitos no más. Tendrán siempre derechos, es cierto, pero raya la cancha y que nadie nunca se atreva a pasarte a llevar. Si necesitas ayuda, búscala, no importa si no tienes los recursos o ellos son mega millonarios. ‘Más vale tener amigos que plata’, seguro se te abren puertas para dar la pelea. Un abrazo!

  9. Yo creo que hay que rayar la cancha altiro. Con las suegras, si no despues es imposible poner límite. Y yo creo que uno es responsable de poner los límites diractamente con la persona es question.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here