Inicio SOCIEDAD trabajo Mi experiencia con jefaturas femeninas y masculinas

Mi experiencia con jefaturas femeninas y masculinas

567
Compartir


por Rox

Siempre he trabajado con mujeres, y siempre he tenido las mejores experiencias. He hecho grandes amigas en el trabajo, y creo que naturalmente me siento más cómoda con un grupo de chiquillas en lo laboral.

Pero la jefatura es algo distinto. En una encuesta sobre Confianza e Imagen Empresarial, realizada por Sofofa y Cadem el año 2016, en el tema de los jefes el 55% de los consultados que trabaja y tiene actualmente un jefe hombre a la pregunta “Si tuviera que elegir a su jefe, ¿preferiría que fuera hombre o mujer?”, el 42% de los encuestados respondió que prefería un hombre, mientras que el 37% optó por una mujer.

Personalmente tengo una opinión distinta. He tenido jefes de ambos géneros, y ha sido totalmente distinto. Las jefas mujeres que me han tocado han sido lo mejor, con cada una he aprendido mucho más; se preocupan a niveles que van mucho más allá de lo laboral, son mucho más exigentes y no se les va ningún detalle. Puede que esto se vea de una forma negativa, porque son más intensas, pero al menos yo es algo que prefiero; ya que a diferencia de los hombres, éstos han sido más despreocupados de lo laboral, lo que podría ser bueno para algunas porque te dan más libertad, pero también significa que no están al tanto de lo que pasa en el día a día, y básicamente uno puede hacer lo que quiere.
  
Este estudio indicaba que el 44% de las mujeres, contestó que prefería tener una jefatura de su género, mientras que el 39% de ellas escogió a un hombre. Así que puede que mi opinión esté en la mayoría.

Si yo alguna vez fuera jefa, tomaría siempre como ejemplo lo que hicieron mis pares femeninas, ¿qué prefieren ustedes?

Quizás te interese leer también Discriminada por ser mujer, No quiero ser jefe o Cine Pack: jefes malos.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

9 COMENTARIOS

  1. Para mi siempre los jefes han sido universos extraños, siempre he tenido jefes hombres, y mi única experiencia con jefa fue bastante complicada. Siempre nos sorprendió mucho su falta de empatía y su poco tino para decir las cosas. A mi compañera que tenía guagua le hizo la vida a cuadritos todo el tiempo por todo. Le costaba mucho pedir por favor y dar las gracias y se cachaba altiro cuando llegaba de malas. Era súper ansiosa y nerviosa y eso se nos contagiaba a todos. Cuando no estaba el ambiente se sentía liviano y distendido, cuando se iba de vacaciones no podíamos más de felicidad. La tipa no era mala persona, pero claramente la inexperiencia en liderazgo en grupos de personas le pasó la cuenta.
    Honestamente, no creo que el género tenga mucho que ver, sino más bien la personalidad de las personas. No todos están preparados para ser jefes.

    • esa jefa que describiste fue como mi jefa!! la misma cosa…por eso creo que yo prefiero un hombre…al menos por la experiencia que he tenido, pero tal vez es cosa de suerte no mas

  2. Yo he tenido jefes y jefas y tambien creo que depen de mucho más de la personalidad que del género.
    Lo que si es efectivo es que las jefas estan mas arriba de los temas, no se les va nada, en cambio los jefes son más despistados, más al lote.

  3. Uffff que tema este. Uno no debiera generaliza, concuerdo que pasa mas por la personalidad y el carácter del jefe que por un asunto de género. Yo me titulé hace dos años, y en el primer año de trabajo mi jefe era un tipo joven, exigente, muy académico para sus cosas, respetuoso, ordenado, con un gran espíritu de trabajo en equipo. En esa oficina, aprendí muchísimo porque él tenía esa onda de enseñar al resto y que tu dieras las respuestas. Obvio que tenía sus pifias el hombre, y sus defectos como todos, pero mirándolo en perspectiva, fue un buen jefe.
    Terminado ese trabajo, me cambié, y ahora tengo a una jefa que es socia fundadora y dueña de esa oficina. Y no la aguanto. Gritona, mandona, fuma como condenada en espacios donde no debiera, cero respeto por el resto de la gente que trabaja ahí y que talvez no le gusta el olor a cigarro o le hace mal, te grita de una oficina a otra para que tu vayas, es controladora, tiene mal carácter, se desquita, etc. Me imagino a la quintrala jajajjaaj Aparte que no es del estilo de trabajo en equipo, si no más bien de la onda que ella lo hace todo y da órdenes al resto para que hagan las cosas a su pinta. Será que ella es mayor, que trabaja a la “antigua”, reacia a las nuevas tecnologías, nose pero no aguanto ni sus gritos ni sus formas y me estresa.
    En fin, me queda soportarla mientras encuentro otro trabajo (que lo estoy buscando), no puedo llegar e irme ya que tengo obligaciones, cuentas que pagar, etc, pero ganas no me faltan de renunciar y decirle chao jefaaa.
    Esa es mi experiencia, yo realmente creo que tuve mala suerte nomas, y no creo que todas las mujeres jefas sean así.
    saludos!!!

  4. He tenido jefas y jefes, buenos y malos en ambos géneros. Mi último jefe me hizo renunciar porque era realmente penca, muy mal jefe. Pero tuve otro jefe que ha sido, lejos, el mejor jefe que he tenido en mi vida. Qué tipo más bacán <3 motivador, apañador, comprensivo, levantaba a todo el equipo, era creativo, puufff un 7, excelente persona además. De mis jefas, tuve un par bacán y un par de locas dementes, sobre todo la última que era como una película de terror. Me enfermé mucho cuando trabajé con ella, menos mal que se fue de pre y postnatal… de ahí cuando volvió estuvo un rato no más y se cambió de pega, y ya no era mi jefa (porque fui a renunciar y dije que no podía trabajar más con ella, así que no querían que me fuera y me la sacaron de encima). Si me la topo en la calle igual me daría cuco, es de esas personas que te quitan toda la energía.

  5. He tenido dos jefes, uno muy relajado y se notaba que no cachaba mucho. Otro un ogro que te trababa pésimo, insultos y medio corrupto.

    Ahora tengo jefa y es lo máximo. Me ha enseñado mucho y exije sin ser pesada.

    No quisiera hacer esto algo de género, porque creo que deben haber jefas malas, como jefes buenos. Pero mi experiencia ha sido lo contrario.

  6. Mi jefe no tiene dedos para el piano y se nota cada vez que habla y le gusta mucho hacerlo!
    Por tanto el ambiente de trabajo no es lo mejor que podría ser, no producimos, no somos exitosos, no llegamos a dónde podríamos a pesar que somos un equipo bacán.
    Yo aprendí que hay que ver la realidad de frente y no esperar peras del olmo. No es cuestión de género, es cosa de criterio, de capacidad y de preparación.

  7. No es algo de género sino de capacidades y competencias específicas para ejercer un cargo de liderazgo para motivar y levantar a todo un equipo de trabajo ( a lo Claudio Bravo). Si el jefe/a no cacha mucho y sabe en el fondo que no se la puede se sentirá amenazado constantemente por sus subordinados; los tratará de aportillar encontrando fallas y en algunos caso los humillará cuando cometan un error. En cambio el que si sabe lo que es y tiene,toma ese error como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento porque sabe todas las personas son importantes y que hay que sacar los mejor de ellos, les da la confianza para que mejoren constantemente.
    No sé sería lindo encontrar una jefe o jefe con esas características

  8. Tambien me atrevo a decir que no es una cuestion de genero. En mi caso, me carga mi actual jefa, es como una pesadilla andante. A mi ex jefe, en cambio, lo extraño tanto 🙁

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here