Inicio MÚSICA Hermanas de tono

Hermanas de tono

121
Compartir

hermanas de tono
por Joce Acuña (@joce_a)

Ser mujer y trabajar con más féminas son palabras mayores; pero de ahí a que además tu compañera de pega sea tu hermana, y en una banda, puede ser mucho más intenso de lo que creemos. Por lo general, la mayoría de los músicos incursionaron desde pequeños en este mundo, ya sea por la influencia de sus padres o porque inventaron un grupo con sus amigos o con quienes tenían más cerca. Para la suerte de algunos, ese juego terminó transformándose en algo de verdad.

Los viajes, los contratos, convivir cada día con la persona que tienes al lado es cosa seria si eres famoso, porque prácticamente es o son en quienes puedes confiar. Por esa misma razón, llega a ser aún más valioso que tu hermana sea tu partner dentro de una banda.

HAIM: Cuando la música se multiplica por tres

¿Qué pasa si fueran dos en vez de una? Habría que preguntarle a las chicas de HAIM. Este, Danielle y Alana crecieron juntas en California, y las tres formaron su primera banda nada menos que con sus padres. Poco a poco la cosa se fue armando y en 2006 crearon su propia banda para abrir los shows de artistas como Edward Sharpe and The Magnetic Zeros, aunque su primer disco oficial recién llegó en 2013.

Lo interesante de este trío es que todas aprendieron a tocar más de un instrumento, por lo que ponerse de acuerdo sobre qué tocaba cada una, quizás, fue cosa seria. No menor, la diferencia de edad que tienen es nada: Nacieron el ’86, ’89 y ’91, un equilibrio perfecto a la hora de compatibilizar ideas y gustos musicales.

The Bangles: La llama eterna de los 80

Cómo no tenerle espacio a una de las primeras bandas ochenteras compuesta sólo por mujeres, influenciadas por el new wave y algo de garage rock, y donde Vicki y Debbi eran hermanas. Estas chiquillas tocaron juntas desde el colegio, y ya luego de dejar correr mucha agua bajo el puente, dicen que uno de sus secretos es quererse y aceptar las diferencias que hay entre una y otra… donde claramente también incluyen a Susanna Hoffs, la otra infaltable de la banda y quien prácticamente es parte de una nueva familia.

Con una banda como esta, con décadas de carrera -aunque claro, considerando un quiebre entre medio-, sin duda que deja una gran lección para aquellas más jóvenes que se inician en un mundo rudo como lo es el espectáculo, donde hay horas y horas de momentos increíbles y adrenalina en el escenario, pero ¿qué pasa con las peleas? Entre hermanas deben ser mucho más intensas…

Tegan and Sara: Unidas incluso antes de nacer

Estas canadienses son gemelas, y eso sí que es un lazo especial. Hace poco tuve la oportunidad de conversar con Tegan Quin para una entrevista en Rock&Pop, donde le pregunté cómo era trabajar codo a codo con su hermana. De acuerdo a ella, es una situación bien especial ya que en varios momentos la cosa es complicada: “A veces no hay una ‘tercera persona’ para votar y tomar el lado de una o de la otra”, me explicó en esa oportunidad.

Ellas han compartido 20 años de carrera musical, pero juntas han sabido ir más allá, tanto así que tienen su propia fundación a favor de la protección de la comunidad LGBTQ, un proyecto que poco a poco han sacado adelante y que las deja mucho más unidas: una lucha por la equidad de género y menos bullying en el mundo.

The Corrs: La ilustre familia irlandesa

Todos son hermanos, y tres son mujeres… ¿Cómo fue para Jim Corr sobrevivir a “las pequeñas” Caroline, Andrea y Sharon? Todo es soportable si vendes más de 50 millones de discos en el mundo.

Quizás para algunas, esta banda se esfumó de sus mentes, para otras vuelve al recuerdo en una colaboración en español con Alejandro Sanz, o tal vez sigue en sus cabezas con “Runaway”, “Summer Sunshine” o “What Can I Do?”. Fueron influenciados por sus padres que estaban en una banda y tocaban canciones de Eagles y ABBA, por lo que era algo inevitable que terminaran en el mundo de la música.

El único pero, es que ellos se separaron como banda hace poco más de una década -y no sólo por proyectos personales-. Sin embargo, el año pasado los cuatro volvieron a reunirse musicalmente para el funeral de su padre: claro, fue la primera vez en mucho tiempo que tocaron algo para recordar al hombre que los guió por ese camino, por lo que a pesar de todo lo que había pasado entre ellos, la familia siempre estuvo en primer lugar.

Lee esta nota y más en la revista digital Zancada 2017, dedicada a distintas formas de hermandad entre mujeres.

1 COMENTARIO

  1. Jamás podría trabajar con mi hermana. Ella tiene el sindrome de hermana mayor. Siempre me hace un poco de bulling y me cuestiona todo. Y además somos suuper diferentes. A pesar que nos llevamos bien, sería mortal trabajar juntas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here