Inicio COCINA Final de MasterChef Chile: el triunfo de los buenos

Final de MasterChef Chile: el triunfo de los buenos

516
Compartir

por Emilia

Me declaro una fanática de MasterChef. Me gusta porque aprendo, porque me encanta comer, cocinar y ver cómo la gente se supera a sí misma. El domingo en la noche ganó Faryd García, más que justo ganador de una tercera temporada entretenida y llena de personajes (cortesía del excelente trabajo de casting de Sergio Nakasone). Para quienes no vieron esta temporada (conducida nuevamente por Diana Bolocco y con la participación de los chefs Chris Carpentier, Ennio Carota y Sergi Arola en el lugar que antes tenía Yann Yvin), la consigna es clara: descubrir, luego de distintos desafíos, al nuevo mejor cocinero amateur de Chile.

Como ha sido la tónica, tienen que demostrar que son capaces de cocinar platos chilenos, pero también de la gastronomía internacional: comida oriental, francesa, española, italiana, postres, tortas, comida con ingredientes sorpresa provenientes de latas de conserva, desafíos en los que partía cocinando un compañero y luego cambiaban de puesto, pruebas en grupo, etc.

El casting de esta temporada incluía chilenos, extranjeros, modelos, antiguos gerentes, un ex marino que tenía un loro que lo había acompañado más de la mitad de su vida, gente con más o menos talento que fue avanzando o quedando atrás. Ayer no quedé con la sensación de que el triunfo estuvo planeado de antemano (como me pasó con Daniela Castro la primera temporada), sino que tanto Yuhui como Faryd merecían mucho ganar, más allá de sus historias (Yuhui llegó a Chile luego de la muerte de su madre y Faryd trabaja como operador de parquímetros): se me hacía agua la boca con los platos que presentaron, siempre dentro de los mejores, siempre esforzándose y sorprendiendo. En la final, cada uno tuvo libertad para presentar lo que quisiera. Si bien Yuhui es súper creativo y se le ocurren ideas increíbles de la nada, Faryd se lució mostrando técnica (¿¡qué onda esas sopaipillas pasadas!?) y una delicadeza y destreza absolutas para presentar sus platos.

Recuerdo, cuando vi la película Ratatouille, que decían que cualquiera podía cocinar, y es cierto. Si no tienes la sazón en los dedos, puedes estudiar y convertirte en el mejor. Para mí, Faryd es el ejemplo de que internet sirve para algo más que escuchar canciones o sapear al ex en Instagram: él, pese a no haber terminado ni octavo básico, sin haberse subido nunca a un avión y mucho menos haber probado la gastronomía local de otros países, veía tutoriales en Youtube. Leía una entrevista que le hicieron, donde decía que se iba al canal para usar los espacios que tenía disponibles y ahí seguía estudiando. Él, junto a Yuhui y Bundy, quien también llegó a la primera parte de la final.

Recuerdo un amigo que siempre decía que el talento estaba repartido de igual forma en la sociedad, sin importar sexo, origen, historia, religión. Hay gente talentosa en todos lados, y MasterChef, pese a todo lo frívolo que pueda ser un programa de televisión que roza peligrosamente el ‘reality show’ (sí, también aparecen las familias y hay una cuota no menor de drama), me deja con la sensación de que, más allá de la tele, si alguno de nosotros quisiera cambiar el rumbo de su vida, puede lograrlo. ¿Por qué no?

Lo de la final de MasterChef Chile fue el triunfo de la humildad de dos participantes que llegaron a la final gracias a su creatividad y esfuerzo, al trabajo constante, y a aceptar las críticas y comentarios de quienes –por ahora– saben más que ellos. Fue el triunfo de los buenos, de los que se exigen porque saben que pueden dar más. Como decía Sergi, ¡Enhorabuena!

Foto: Instagram Faryd

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a [email protected]m en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

11 COMENTARIOS

  1. que chistoso que haya gente que aun cree que los resultados son honestos. En los programas de TV todo lo manejan para que gane el que ellos quieren que lo haga; recuerdo que una persona muy cercana a mi participo en un programa de TV y nos contaba que los sobres estaban listos desde antes que hicieran llamar a la gente para votar, que las pruebas las hacian de acuerdo a las habilidades del que ellos querian que ganara y que en una oficina tenian un mural con las fotos de los participantes asi como en las peliculas de crimenes con todos los pasos a seguir. Es mas, recuerdo que hace poco Pamela Diaz conto en TV que para el reality que estuvo la hacian practicar las pruebas antes y buscaban en que era buena para que le facilitaran la comeptenica

    • Que raro, yo también tengo amigos que trabajan en la tele y no es nada como tu dices, no digo que no haya casos puntuales, pero en general la telerealidad no funciona asi

  2. Pobre Daniela, el ser rubia te convierte en mala y de poco esfuerzo parece…acá si sos pobre y no terminaste el Colegio automáticamente sos bueno y mereces ganar…ufffffffffffffffffffffff no se si es ñoño o querés quedar bien, no sé con quién.

    • Nadie dijo nada de ser rubia o del esfuerzo. No sé si viste la primera temporada, pero ella se fue (perdió una competencia) y luego volvió en el repechaje. Nacho Román era mucho mejor y no tiene que ver con ser rubio o moreno, simplemente con ser mejor en una competencia puntual.

      • Si vi ese Masterchef y nunca más porque me pareció muy aburrido y básico al lado de los de otros países, pero que esta chica diga que ganaron los buenos y luego mencione el primer ganador de este programa, bueno, es fácil sacar conclusiones. Dijo ganaron los buenos, si leí este post.

    • Creo que se refiere que a modo de sensación le pareció mas real el triunfo del ganador de la última temporada. No dice que Daniela no cocine.
      A mi tb me pareció mas real por la emoción que me trasmitió, pero no tiene que ver con sus características físicas ni económicas.

  3. Yo no entiendo porque insisten que el triunfo de Daniela fue arreglado… yo también quería que ganara Nacho, pero no entiendo la lógica que encuentran para que ella ganara, o sea, ¿para qué querría el canal que ganara ella?, dicen que estaba arreglado pero ¿cuál fue el arreglo?, porque ella ganó y ahí quedó, hizo un programa que duró menos que un suspiro en el canal de cable y sería. Yo también opino que no se lo merecía, pero no encuentro la razón para que la hayan dado de ganadora.

    En cuanto a esta temporada, me encanta Faryd, Yuhui y Bundi, eran demasiado secos (la Vale no brilló como pensé que lo haría), sus platos eran una maravilla, muy interesantes, sabores y formas de cocinar que no he visto jamás, aunque creo que el premio debería ser una beca completa para la carrera de gastronomía (no sé si se llama así), y la plata también, ojalá lo hagan alguna vez.

    • Yo me quede con la sensación de arreglo cuando en la prueba final del top3 (eran finalistas nacho, leonora y daniela) invitaron un grupo de chefs de renombre a calificar los platos. No recuerdo bien cuantos chefs eran pero el nacho saco la mayor cantidad de votos, onda como 10, le seguía Leonora como con 4 y Daniela CERO. Una hora después era ganadora… sospechoso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here