Inicio BELLEZA Las ventajas de la ducha y el descanso nocturno

Las ventajas de la ducha y el descanso nocturno

844
Compartir


por Fani
Siempre me he duchado en las mañanas, pero un artículo que leí me está convenciendo de los beneficios que tiene bañarse de noche para tener un buen sueño.

Los únicos casos en que me he duchado de noche ha sido cuando he tenido una actividad física muy intensa y necesito una ducha (porque no me voy a acostar cochina con barro) o porque he tenido un viaje largo y me siento transpirada. Nunca he sabido si es por eso o porque estoy cansada, pero me duermo rapidito y despierto hasta el otro día.

El estudio habla de baños de tina, pero una ducha larga (20 minutos) podría cumplir el mismo objetivo. Lo importante sí, es que debes hacerlo temprano, no justo antes de dormirte porque no es bueno calentarse demasiado antes de ir a la cama, ya que la temperatura nos marca el ritmo diciéndole al cuerpo cuándo debe estar somnoliento y cuando alerta. Estar en movimiento durante el día sube nuestra temperatura, y cuando esta baja, nos indica que ya es hora de descansar. Ese ritmo no hay que interrumpirlo.

Calentar tu cuerpo tomando un baño, puede ayudar a inducir el sueño cuando hay suficiente tiempo para enfriarse después. Es decir, una hora y media antes de meterse a la cama con intenciones de dormir. De esta manera, cuando te acuestes en la cama, tu cuerpo estará fresco, seco y listo para descansar. Además, te aseguras que te vas a acostar con la cara limpia, que es la base de un cutis sano. Para eso, no debes olvidar tu rutina nocturna –y si no la tienes, crear una!– que parte con la limpieza, la humectación y la regenaración.

Una de las formas ideales de ayudar a la piel a utilizar el descanso nocturno a su favor, es el aceite reparador facial nocturno Midnight Recovery Concentrate, que trabaja con la actividad nocturna natural de la piel, cuando ésta es más receptiva a repararse de los agresores diarios, para restaurarla dramáticamente. Su composición es 99.8% de origen natural y está libre de parabenos y aceites. Sólo se necesitan 2 o 3 gotas de aceite que se aplican en la piel limpia presionando suavemente las yemas de los dedos en las mejillas, la frente y el mentón para luego distribuirla uniformemente en el rostro, ya sea antes o después de la crema humectante.

También te puede interesar: La piel grasa se cuida de noche; La decisión de hacer cosas prácticas de día y cosas creativas de noche; tu piel se repara durante la Noche

*Si quieres escribir en Zancada, manda tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.