Let Go de Avril Lavigne
por Joce Acuña (@joce_a)

Sí, una década se cumple en junio del lanzamiento del Let Go de Avril Lavigne, el primer disco de la niña que en ese entonces decía que nunca se pondría vestido y que puso de moda las corbatas, las mangas, los pantalones anchos, mucha sombra negra en los ojos… y que hizo que mi madre me odiara por querer vestirme así.

Todo se remonta al 2002 y a mi mejor amiga diciéndome “escucha esto”: Complicated fue la canción para comenzar el fenómeno de esta señorita que venía de Canadá y que se creía mala, que cantaba por los techos de los autos Sk8er Boi y que se congelaba en las calles cantando I’m With You. Creo que lo mejor de todo fue cuando ese verano fui a una disquería en un mall capitalino -cuando aún existían- y me dijeron que no tenían idea de quién les estaba hablando… OK.

En fin. Lo que encierra Avril Lavigne -más allá de los mitos que hoy circulan y hablan de que no estaría viva y que su doble tomó su lugar desde el segundo disco en adelante- es la adolescencia de muchas. De esos 13 – 14 años donde quieres ser bacán, así que te pones ropa que a tu vieja no le gusta, dices cosas que juras de guata vas a cumplir de por vida -claro, porque bien poco le duró a la cantante el asco por las faldas y puso bien de moda el tul a lo Cyndi Lauper versión 2000-, y te gustan las canciones de amor que crees pasan piola pero al final es lo mismo de siempre – como Unwanted, que era mi canción favorita de las 13 que tenía.

Let Go era un disco para pasarlo bien, para reírse, para estar en la casa y hacer nada, lo tenía todo… “Una rebeldía falsa” que queda en el recuerdo de algunas.

Quizás también te interese recordar: Avril se casó, Avril Lavigne, me confundes o Avril Lavigne: rockera arrepentida.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

2 COMENTARIOS

  1. Oh!!! Que loco que este disco cumpla 15 años ya!
    Yo era de aquellas que disfrutó Let Go a todo volumen, que le sacaba las corbatas a mi papá para usarlas como acto de rebeldía. Quería pantalones anchos y hasta tuve un skate, que por cierto jamás aprendí a usar y solo me dejo rodillas peladas y moretones varios.
    Tanto ese disco como el segundo de ella fueron parte de mi banda sonora entre los 14 y 15 años. Los disfruté un montón y creo que aún los tengo guardados por ahí.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.