Inicio ANIMALES ¿Quiero tener un perro?

¿Quiero tener un perro?

296
Compartir

quiero un perro
por lucy

Vivo sola, me acerco a los 40 años y hay muchos días en los que me pregunto: ¿quiero tener un perro?. La principal razón de las ganas de responder que sí es ver a perros felices y a perros tristes, y admirar la relación que tienen algunas personas con sus mascotas, lo mucho que se acompañan (sobre todo cuando se trata de un perrito rescatado), complementan y lo bien que lo pasan.

Cuando leo lo felices que son quienes han contestado nuestro cuestionario sobre mascotas & compañer@s, y lo particulares que son las personalidades de cada animal y sus distintas costumbres y formas de entregar cariño o incluso de hacer desastres.

Admiro a quienes han logrado integrar a una mascota de manera natural en sus vidas, donde no parecen un impedimento para que el humano siga haciendo su vida, sino casi lo contrario.

Por otro lado, me aterra la dependencia. No sé si la ciudad donde vivo (Santiago) está tan adaptada todavía para que pueda seguir haciendo toda mi vida actual junto a un perro (desde salir a tomar algo hasta ir a casas de amigos); no tengo auto, por lo que salir de vacaciones podría ser una odisea, no sé si tengo ganas de que mi casa esté llena de pelos, yo sentirme con olor, y creo que tampoco gano un sueldo suficiente como para poder incorporar un nuevo gasto estable y la posibilidad de imprevistos que vienen con hacerse cargo de otro ser.

También me aterra la pena que sentiría si mi perro se muere antes que yo -o su pena si soy yo la que muere antes- y que se trata de un compromiso para siempre, del que no me podría arrepentir.

Así que así estoy: a ratos con ganas de rescatar a un perrito que me necesite (¿o que yo necesite?), y el resto del tiempo pensando en que no sé si estoy lista -o lo estaré algún día- para renunciar a mi independencia y hacerme cargo de otro.

Si te gustan los perros, quizás te interese conocer las historias de Té, Amigo, Bas, Mamut, Nala y otras mascotas y su human@s compañer@s.

*Si quieres compartir la historia de tu mascota, puedes enviarnos un mail titulado “MASCOTA” a contacto@zancada.com respondiendo estas mismas preguntas. Dinos también tu nombre y a lo que te dedicas para hacer una pequeña introducción y envía una foto de tu mascota y otra en la que aparezcas con ella (opcional). Nuestra intención es conocer historias del cariño que surge entre humanos y animales, compartir datos y fomentar la tenencia responsable. ¡Gracias por compartir!

1. ¿Cómo se llama tu mascota?
2. ¿Cómo llegó a tu casa?
3. ¿Cómo es su personalidad?
4. Cuéntanos un momento inolvidable que hayan compartido juntas.
5. ¿Cuáles son sus rutinas?
6. Danos un buen dato para los que tienen mascota. (una sugerencia por el bien de la tenencia responsable + un dato de un producto o servicio relacionado con su cuidado o entretención)
7. Cuéntanos una manía que tenga o el mayor desastre que ha hecho.
8. ¿Es el primer perro/gato que has tenido? (Cuéntanos algo de los anteriores)

Foto: Unsplash.com

14 COMENTARIOS

  1. Mira, sólo con que no te da el $$$ para un nuevo gasto estable, mejor que no tengas perrito. Porque hay que gastar en veterinario, alimento, peluquería, en chucherías (camita, juguetes)….Si te va a complicar tanto, más vale que lo descartes. Además que no te leo muy convencida….

  2. A mi me surge la misma duda existencial que a ti Lucy, así que te entiendo un montón. Amo los perros, pero prefiero algún día tener casa en Santiago para adoptar un perro.

  3. Tener un perro es un acto de amor y entrega incondicional, porque aunque uno lo vea como la mascota, es mucho más que eso. Tu vida de una u otra manera cambia un poco porque hay alguien que depende de ti todos los días, sin importar si estás enfermo, o de vacaciones o simplemente de ánimo. Tu rutina cambia porque tienes que armarle una rutina a él o ella también. Tus gastos también se incrementan en médicos, comida y demases, en fin, tu vida cambia. Pero la recompensa es tan buena que da lo mismo si la casa tiene pelos porque la limpias y vuelve a estar igual, si a veces tienes que suspender un panorama porque tu perro se enfermó o algo así. El problema es que no todas las personas que tienen perro son capaces de experimentar eso o de seguir hasta el final, porque al principio la idea parece bacán, pero cuando la cosa se complica hasta ahí no más llega el asunto. Lo otro, casa o departamento es lo mismo, lo único que cambia es el espacio pero la necesidad que va a tener tu perro de ti es la misma, a menos que quieras un perro de patio que sea solo eso, más que un compañero que esté contigo en la casa.
    Yo personalmente no te leo convencida, por lo que te recomendaría que no lo hagas hasta que sientas que estás realmente dispuesta, más allá de lo material y económico, a integrar a tu vida a otro ser con todo lo que eso implica. Si no lo estás, mejor desiste.

  4. Hay que estar 100% seguras para tener un perro o gato. Según yo el gato es más fácil porque no hay que sacarlo a pasear, si tienes su caja de arena es fácil el tema su caca y pipi. Y además no es necesario bañarlo.

    El perro es harta pega, hay que sacarlo a pasear todos los días, lavarlo, limpiar caca, es más dependiente.

    Piensalo harto antes de adquirir un perro o gato porque es harta pega.

  5. Si vives sola y trabajas fuera el pobre animalito va a estar solo todo el tiempo, se hará pipi en tus sillones y alfombras, o si lo dejas fuera se lo va a pasar con calor y frio en la terraza….se enferman y es un gasto importante… Lo digo porque tuve 2 perros.. Uno llegó cuando yo tenia 5 años y mientras fue cachorro se hizo tanto pipi en las alfombras que tuvimos que botarlas todas (perro de depto y porfiado, nunca aprendio a hacer en su papel o aguntarse hasta que lo bajaramos y lo paseamos muuuuucho). Vivió hasta que yo estaba en la universidad… pobrecito, tenia demencia senil, se hacia pipi y caca por todos lados, y yo era la que tenia que limpiar porque llegaba primero a la casa, mi mama se tuvo que conseguir licencias truchas cuado se enfermaba para cambiarle los sueros, darle los medicamentos, y apestaba del horror, aunque lo llevabamos a controles con los acahques, temas dentales, y gastricos, el depto olia a rayos… yo jamas lleve a compañeros de universidad a la casa por el desastre que tenia el perrito, pero que ibamos a hacer, como familia fuimos de la idea que era un miebro mas y asi como no matas a la abuelita porque da trabajo y apesta porque esta viejita, no ibamos a matar al perrito por estar viejito y enfermo.
    El segundo perrito fue mas o menos lo mismo…. la verdad que fue tanto trabajo y responsabilidad que yo no volvería a tener perro.

  6. tuve un perro maravilloso que todo el mundo creía que era adisestrado por lo obediente que era; cuando murió sufrimos mas que en marley y yo…pasaron casi dos años y me decidí a tener otro..era un cachorrito precioso pero al pasar el tiempo era tan inquieto, desordenado y nada parecido a mi perro anterior asi que que hubo momentos en que dudé..me cuestione muchas veces el tenerlo pero ahora que ha crecido ya estoy tan acostumbrada a el que aun con las rabias que me hace pasar ya no podría estar sin el. Y si..es un gasto no menor la comida, el veterinario, los juguetes para que no se aburra (trabajo y paso gran parte del día afuera) las salidas de vacaciones en el auto o encargandole a alguien que lo cuide si se queda solo…mi perro por lo menos mientras estoy en la casa anda por todos lados pero estando solo se queda en el patio…hay días que llego agotada solo con ganas de acostarme pero me hago el animo de salir a dar una vuelta..
    respecto a los olores y el pelo es parte de tener una mascota…cuando alguien se sube a mi auto atras les digo antes “recuerden que pueden quedar llenos de pelos porque es el asiento de mi perro” y listo..si quieren subirse de todos modos es cosa de ellos…
    como dicen los otros comentarios piensalo bien porque es alguien que estará contigo por lo menos unos 10 años..

  7. Es como decidir tener un hijo, dependerá de ti 100% y es verdad, gastos gastos y gastos … veterinario, vacunas, alimentos, vitaminas, medicamentos, peluquería, alimento , ets y cuando se mueren es horrible, mi perrita que murió hace algunos años estuvo muy enferma y eso acarreaba un montón de cosas, pq es parte de la familia que vas hacer?? como dicen mas arriba mas encima el olor cuando están viejitos no se les pasa con nada.

    Lo del olor (salvo cuando están enfermos y viejos) es fácil, es cosa de tenerlos limpios a ellos y limpiar la casa mas seguido no mas, si haces eso nunca estará hediondo, pero es un ser que requiere atenciones y cuidados. Pero insisto es como los hijos, cuando están es algo que haces no mas por amor…
    Ahora mi perra que queda es un amor, pero llora mucho en mi dpto cuando queda sola entonces se pasea entre mi dpto y la casa de mis papas, cuando no está la extraño un montón, pero sufre mucho ella sola, asi que vivo en un llevar y traer jajajajaja deberían haber guarderías de perros

  8. Como bien te dicen más arriba, es una decisión importante, porque la idea es que sea sin vuelta atrás. Quizás podrías probar siendo hogar temporal. Si no estás acostumbrada a los perros, quizás no sabes realmente cuál será tu conexión y es súper normal. Yo tengo perros desde que era guagua, entonces toda la vida he convivido con perros de todos los tamaños, razas y niveles de locura, entonces no entiendo la vida sin perros, pero sé que esa no es la realidad de todo el mundo.
    Hay varias fundaciones que necesitan hogares temporales mientras encuentran un hogar para perritos rescatados. Quizás es una buena opción para darte cuenta si de verdad quieres un perrito y con eso aceptar todo lo que ya han comentado antes.

  9. Me encantaría tener un perro pero por las mismas razones del post he decidido que no tendré, por lo menos hasta que tenga a alguien con quien compartir la responsabilidad.

  10. Tener una mascota es una tremenda responsabilidad, los perros son seres muy sociables, entonces necesitan sentirse queridos. Si tú con tu poco tiempo no le puedes brindar eso, entonces mejor no lo tengas.
    En mi caso también tengo un perro muy viejito y demanda muchos cuidados, ya lleva 16 años con nosotros, y realmente no me importa quedarme en casa un fin de semana por estar con él y ayudarlo, porque es algo que hago con amor y dedicación y no me supone un sacrificio, al contrario.
    Entonces son muchas las cosas que se deben pensar antes de adoptar a un animalito (cualquiera que sea, ya que todos los seres vivos necesitan cariño y cuidados)

  11. Depende del perro si se gasta mucho o no, los más grandes gastan más en comida, pero en mi experiencia no es taaaaanto lo que se gasta. Si es cachorro se gasta al principio en las vacunas, que son 3 seguidas en un periodo de un mes y medio si no me equivoco, pero después son una vez al año, y en caso de no contar con dinero, es común que en algunas comunas se hagan operativos de vacunas más baratas o gratis, e incluso esterilización, si es privado la esterilización puede costar 50 lucas, aunque depende del tamaño. Si va a estar afuera, tiene que tener una casita, ojalá de madera porque las de plástico se calientan mucho en verano y se enfrían demasiado en invierno (pónle una camita y no se podrá resistir a dormir ahí) que ojalá esté bajo techo por las lluvias y para que le de sombra, si vive adentro igual tiene que tener su camita, aunque es probable que quiera dormir contigo jajaja. Pero una casa te dura años y una cama también dura harto tiempo y no son caras.

    El asunto es el tiempo, aunque igual los perros se adaptan a una, tampoco se trata que si trabajas (como casi todo el mundo) eso te impida tener un perrito, el perro hace su vida y después lo tienes que sacar a pasear. Para salir de vacaciones no hay tanto problema si es pequeño, en caso contrario hay hoteles (que igual son caros, una semana puede costar 60 lucas) o si tienes suerte que alguien lo cuide, mejor.

    Yo sé que suena complicado como lo digo, pero no es para tanto, nosotros tenemos un poodle pequeño (no toy), que vive dentro de la casa, duerme en la cama con todos (antihigienico quizá, pero lo amamos jajaja, y siempre lo mantenemos bien limpiecito), está super limpio porque está en la casa no más y va más a la peluquería que yo. De repente se queda solito y no hay problema, duerme en ese rato,… pero es un amor, da besitos, es regalón, se alegra cuando una llega, viajamos con él (lo cual será con suerte dos veces al año). Cada perrito tiene su personalidad y está en una enseñarle, hay que tener paciencia cuando son cachorros o los estás adoptando hace poco, porque no saben las cosas que no tienen que hacer, son como un niño finalmente; pero es increíble lo leales que son, a veces mi perro me pide comida mía y yo le doy poquito pero nunca es suficiente, yo me enojo y después vuelve como si nada, no conocen el rencor.

    Pero si vas a adoptar uno tiene que ser bien segura, porque no se trata de después querer devolverlo, el animalito se encariña con uno, además, como decía antes, todos son diferentes, algunos son tranquilos, otro flojos, inquietos, glotones, etc… aunque los que son de la calle son los mejores, son los más agradecidos y a veces parecieran que nacieran sabiendo como comportarse. Yo tuve tres perritas grandes y ahí gastaba más en comida, aunque igual se las mezclaba con arroz para que rindiera… y en caso contrario también puedes tener un gato, son más independientes y también son un amor, aunque dicen que los gatos eligen a sus amos, si no le gustas es probable que se vaya.

  12. Ah y hay perros hipoalergénicos, que no botan pelo, como por ejemplo los poodle y el white terrier, por si eso es un problema lo digo, aunque si puedes tener uno adoptado sería mucho mejor

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here