Inicio VIDA PERSONAL ¿Cómo funciona la cabeza de un procrastinador?

¿Cómo funciona la cabeza de un procrastinador?

518
Compartir

¿Cómo funciona la cabeza de un procastinador?
por Carodu

Tengo que escribir este post lo más rápido posible, pues siento una gran tentación de dejarlo de lado para armar una lista nueva en Spotify, entrar a Facebook o empezar a ver una serie. Y es algo que me pasa a menudo, el flagelo de la procrastinación.

(Me metí a Facebook, canté una canción entera de Take That y googleé a la actriz italiana que sale en la segunda temporada de Master of None. Ahora retomo el post).

Procrastinar. Lo definiría como dejar de lado eso “importante” que estamos haciendo, para distraerse con cosas divertidas y a veces inútiles. Genera placer inmediato pero también culpa, pues sabemos que debiéramos estar haciendo otra cosa.

Siempre he sido una procrastinadora. Como muchos, claro está. Por eso, cuando hoy por la mañana mi amigo Pancho me mandó una Ted Talk sobre este tema, dejé de lado mis quehaceres para verlo. La charla en cuestión se llama “Inside the mind of a master procrastinator”. o “en la mente de un maestro procrastinador”, y su autor es Tim Urban. Desconozco su biografía, solo sé que tiene un blog llamado “Wait but why”, y que se define como un gran procrastinador.

En su Ted Talk, Tim, de forma muy gráfica y entretenida desmenuza el acto de procrastinar y todo lo que pasa en el cerebro de un sacador de vuelta. También explica cómo, a pesar de las distracciones iniciales, al final logramos cumplir con nuestros deberes a tiempo. Por ejemplo, si tenemos una fecha límite para entregar una tesis universitaria o terminar un trabajo, algo pasa en nuestra cabeza que hace que al final nos apliquemos y logremos el objetivo.

Ojalá procrastinar sólo fuera dejar hasta última hora la realización de un trabajo. En su charla, Tim habla también de otro tipo de procrastinación, que genera infelicidad y frustración, y en el que todos caemos. No les cuento más porque en verdad lo que yo pueda escribir no se compara con lo que Tim cuenta en los 14 minutos de su Ted Talk. ¡Véanla! Seguro les hará tanto sentido como a mí.

También te puede interesar: Por qué algunos no tenemos una verdadera vocación; La postergación de la adultez: Los 30 no son los nuevos 20; La ciencia y mapas de la felicidad; Técnica Pomodoro: 25 minutos de concentración.

*Si quieres escribir en Zancada, envía tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here