Inicio COCINA Como pan con palta porque no puedo comprarme una casa

Como pan con palta porque no puedo comprarme una casa

2789
Compartir

pan con palta
por lucy

Lo leí primero en El Servirsen y después alguien más compartió la noticia publicada también en The Guardian: un millonario que le recomienda a los millennials que dejen de comer pan con palta si quieren comprarse una casa.

Al parecer el pan con palta está de moda también en el resto del mundo -y es todavía más caro que acá, que la palta está a más de 3 lucas el kilo-, por lo que el millonario australiano Tim Gurner lo usó de analogía para explicarle a las nuevas generaciones los gastos innecesarios por los que se están -¿estamos?- perdiendo la posibilidad de comprar una casa.

Según Tim Gurner, mientras él estaba comprando su primera casa, no gastaba 19 dólares en un pan con palta ni se compraba cuatro cafés de 4 dólares cada uno al día, sino que trabajaba los 7 días a la semana, sin salir a desayunar ni a comer. Algo parecido argumentaba un tal Bernard Salt en otra columna.

Pero Brigid Delaney, columnista de The Guardian, replicó con otra publicación, en la que dice que no es que los jóvenes no puedan comprarse casas porque se gastan la plata en palta, sino que es al revés: como no pueden comprarse casas (porque en los últimos años los precios se han triplicado… algo parecido a lo que pasa en Chile) al menos disfrutan lo que pueden, que es comer brunch que tenga pan con palta.

Según sus cálculos, si los jóvenes ahorraran lo que “malgastan” en un brunch con pan con palta una vez a la semana, en 175 años recién habrán ahorrado lo suficiente para un pie.

Mi experiencia personal, siento, es bien parecida a lo que dice Brigid: no gano lo suficiente como para pagar un dividendo (que cuesta al menos el triple de lo que costaba esa misma vivienda hace 5 años), ni para que el banco acceda a prestarme plata, ni menos como para poner un pie (hoy en día que los créditos hipotecarios sólo prestan el 80% del valor de la casa que te quieres comprar). Mi consuelo: sí me alcanza para salir un par de veces a la semana a restaurantes o cafés, y para comer pan con palta todas las mañanas.

Si eres [email protected] fan de la palta, acá puedes leer sobre la Edranol, que es casi tan buena como la Hass (y mucho más barata), y acá sobre la insuperable combinación de huevo y palta. Si también renunciaste a la casa propia, acá puedes compartir lo que es buscar arriendo de departamento (y no morir en el intento).

45 COMENTARIOS

  1. Me parece un ejercicio de negación testaruda tergiversar los dichos del australiano. El se refiere a que nuetra generación vive de placeres diarios, que se venden caros y que se van por el wc al fin y al cabo, en lugar de ahorrar, en lugar de invertir. Si alguien tiene el plan de comprar una vivienda hoy en día, tiene que apretarse el cinturón y dejar de ir a comprar ropa ordinaria al h&m y tomarse el starbucks de casi cuatro lucas. Conozco gente que vive entre paredes manchadas y cortinas colgadas con un cordel de alambre, pero los viernes comen sushi y ven netflix en un smart tv del porte de la pieza. Gente que no tiene calzoncillos sin percudir, pero tienen iPhone7, ilógico! Y esas cosas se consideran logros para sus grupos sociales! Más triste que la cresta, la palta molida era un ejemplo de gustitos que sumando, van quitandote gran parte de tus ingresos y no te permiten salir adelante de verdad.

    • Toda la razón en el punto.
      Pero las cosas son aún peores, el discurso del pan con palta igual es de alguien que puede acceder a una vivienda, no a una de un barrio bien, pero quizá si a otra. El problema es de los que realmente no pueden acceder a ninguna vivienda.

    • Sí y no. Se sugiere ahorrar un 10% del sueldo, pero aún así no alcanza para ese 20% de pie que piden, y el subsidio habitacional cubre hasta 2.000 UF (si mal no recuerdo), para departamentos tipo caja de fósforo y/o en la ultra periferia.

      Yo me puedo dar el lujo de ahorrar más del 15% de mi sueldo porque aún no me echan de la casa (y mi mayor lujo es Netflix y 1 libro al mes). De este ahorro, una parte se va a ahorro-ahorro (pensando en vivienda) y otra parte al APV (porque soy mujer y mi rubro es medio inestable). Por mi cuenta, y según los cálculos de las expo vivienda, mi sueldo de profesional es mucho para un subsidio, pero un moco para comprar, sólo me quedaría arrendar, y los arriendos están igual o más caros que un dividendo… En el fondo, no es solamente ese derroche banal que conoces, sino que además está realmente caro.

      • Mi situación es bastante similar a la tuya. Ahorrar 300 lucas mensuales es mi religión (perdón si ofendo a alguien o si les parece de mal gusto hablar de plata) y lo hago pensando en pagar un buen pie para un departamento. Sin embargo, me doy cuenta que comprar un departamento de buena calidad en estos tiempos y en Santiago es un lujo asiático.

      • pero ojo que a veces un arriendo es mas caro que un dividendo y en el peor de los casos después de 20 años ya no tendrás que pagar arriendo…es dar el paso y dejar de algún día pagar arriendo…y si..es terrible como han subido los precios de las viviendas..hace algunos años me vendían la casa que arrendaba (estaba recién entrando a un trabajo por lo que no era sujeto de credito) y ahora esas mismas cuestan el doble…hasta el día de hoy cuando paso por ahi sufro por no haberla podido comprar en esa epoca

    • Parece que el amigo nunca ha ido a cotizar departamentos, ni ha salido con la frustración de que no cumple con los requisitos para optar a un crédito hipotecario porque el sueldo no le alcanza para la renta mínima, ni si quiera complementando con los freelanceos . Incluso, ahorrando y no comprando tonteras, el ahorro es minúsculo para lo absurdo que sale una propiedad ahora.

    • Un solo alcance, el H&M es barato, asi que es EL lugar para comprar ropa bonita y que dura lo que tiene que durar en vez de botar la plata en ropa china de multitienda que no dura nada y la venden carisima.

      • H&M y es muy cara en referencia a lo que cuesta esa misma marca en el extranjero..aca se paga por la marca…hay ropa en multiitiendas mucho mas barata…

        • Estamos en Chile…. si es por compaprar con otros países – que no veo la utiliddad de que hayas sacado a colacion esa comparación – en Europa comprar una casa o arrendarla es infinitamente mas caro que acá…. (vivi en Holanda mucho tiempo)..
          Ahora, si por H&M tampoco es tanta la diferencia en precios, el año que volvimos estaba la misma ropa que yo traia en las maletas y la diferencia era muy poca… si te doy que las liquidaciones afuera son realmente liquidaciones y acá dan rabia porque apenas si rebajan.

    • Mi 10% del ahorro del sueldo se va para el cae, y de ahí contemos las chauchas para comprar las paltas porque ni para eso le alcanza a los jóvenes de hoy. Por eso se dice que los millenials son la generación más pobre, no es algo antojadizo.

    • Muy de acuerdo con Manu Guerrero como dicen por ahí la gente es pobre no por como vive, sino por como piensa. Mucha gente vive de apariencias y solo reclama en contra del sistema. Si quieres obtener algo debes sacrificar ciertos gustos no eliminándolos sino que controlándolos.

  2. No me da la impresión que se tergiversen los dichos del australiano, ya que después explican Delaney que los bienes raíces están por las nubes y que uno en 100 años recién podría acceder a comprarse una casa, ahorrándose lo que se gasta en pan con palta.

  3. Me encantó el post y los comentarios. Hace tiempo que no veía un tema bien abordado y con comentarios edificantes, que contribuyen a ahondar en el tema de acuerdo ahondar la experiencia de cada uno. Gracias ahondar [email protected] por hacer grato el leer esto.

  4. Es bien cara de palo de los baby boomers decir que ellos consiguieron sus cosas por medio del esfuerzo, si en realidad en sus tiempos todo era accesible. El aumento de los precios de las cosas no es proporcional a los sueldos, ni a la proporción precio-sueldo que ellos tuvieron.

    • Mi madre es baby boomer y era pobre-pobre, las cosas eran caras para la realidad de la época y el pobre no tenia ni siquiera acceso al credito como ahora.
      Si que con estudios (porque la uniersidad era gratis) pudo tener un progreso material que le permitió pagar los estudios universitarios de sus hijas (con Credito Fiscal de ayuda), eso para que ahora – que esta todo can caro y uno califica de mega rico para todo – no sepamos como diablos vamos a pagar los estudios superiores de sus nietos (mis hijos).

  5. Le encuentro mucho sentido. El fin de semana oí la frase “regálale algo caro, porque siempre se compra ropa barata” refiriéndose a alguien que tiene una compulsión por comprar periódicamente, casi un pasatiempo. Por ende, se compra ropa de mala calidad, en gran cantidad. O todas las tonteras en que gastamos; el helado para los niños, el labial que jamás utilizaremos, la salida a comer que es por comer porque ni siquiera es tan rico.

  6. El problema que sugiere el columnista del diario es más complejo que si decidir si gastar en ti o una propiedad, el problema es, qué te hace pensar que ese sueldo que te hace optar por una u otra cosa, efectivamente permite darte todos los lujos que te das. Y más de fondo…vale la pena irse al extremo, y no ahorrar?
    Mi trabajo consiste en comprar y vender propiedades, así que con frecuencia me topo con soñadores que esperan comprar la casa/depto de los sueños ahora ya, y que se frustran cuando no la pueden obtener. No es que no tengan capacidad de ahorro, simplemente no aceptan partir en barrios que sí pueden costear o no conocen, o trabajar unos años más para dar un mejor pie. El flamante departamento piloto o el encantador departamento antiguo con piso de parquet al lado de la pega (como en un “triste” post que hace poco tiempo leí aquí mismo) no son las únicas opciones posibles. En mí caso, partí con un pequeño terreno en el sur que fui arreglando de a poco, y que me permitió reinvertir. Tengo 34, así que no es que se me haya ido la vida esperando el gran momento. Oportunidades así no hay pocas, pero hay que tener algo de paciencia y abrir las perspectivas, no mirar a huevo todo lo que queda lejos o no se podría colgar en Pinterest. Si hubiese ido directamente al departamento que tengo ahora seguramente me habría desanimado con los rechazos.
    Obviamente esto es en la lógica del artículo. Un gran tema aparte es que, en Santiago especialmente, las viviendas son demasiado caras, y hay una especie de limbo para quienes pueden ahorrar, pero no tienen capacidad de endeudamiento según los bancos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here