Inicio CULTURA Hip-Hop Evolution: más que un documental de música

Hip-Hop Evolution: más que un documental de música

75
Compartir

por Lala

Todo comenzó en un departamento del Bronx. Corrían los ’70 y la música disco estaba en su punto más alto en las calles y clubes de Nueva York. Por otro lado, el funk hacía lo suyo. Fue una fiesta en el departamento del DJ Kool Herc donde – se dice – todo comenzó. Tornamesas, vinilos y un micrófono para hacer historia.

‘Hip-Hop Evolution’ tiene al rapero Shad como anfitrión, quien entrevista a las grandes glorias del género. Prácticamente todos sus protagonistas están vivos y participan recordando fiestas legendarias, rencillas, amistades y vida de barrio. El documental retrata el comienzo del hip hop en el Bronx, en una Nueva York azotada por la violencia y la segregación de negros y latinos que eran empujados a guetos donde el desempleo y la pobreza eran la tónica. Si bien el hip hop no comenzó como una manifestación política, con el tiempo – y todos los factores ya mencionados sobre la mesa, sumado a la brutalidad policial – serían catalizadores del giro que daría el movimiento.

El documental muestra cómo la tecnología fue cambiando el hip hop (con la llegada de nuevas máquinas y técnicas), así como la influencia de otros géneros como la electrónica, el rock y el punk. También, cómo se van sumando actores a la escena, quienes llegan con nuevas propuestas que obligan al movimiento a cambiar de dirección y dar un paso más. O cómo la llegada del registro en audio lo cambió todo, ya que hasta entonces solo podías saber qué pasaba si ibas a las fiestas o si conseguías un cassette pirata con la grabación del día (muy en la onda de The get down). La serie también habla de las rencillas entre MCs, sus relaciones de amistad, las colaboraciones, la droga y la llegada del crack a los barrios, las pandillas y, por supuesto, las batallas de rimas sobre el escenario.

Es muy interesante el giro que se da con la aparición en la escena de Run DMC, quienes logran el primer contrato de una banda de rap con una marca, en este caso con Adidas, por un millón de dólares, lo que oficializaría un negocio tremendamente lucrativo que mezcla la música, el marketing y la moda.

Esta primera temporada aborda la historia entre 1970 y 1990, y deja abierta la puerta para una segunda parte que llegue hasta nuestros días, donde los raperos son celebridades millonarias que llenan estadios en todo el mundo. Sí debo decir que extrañé la presencia femenina que, si bien no fue muy amplia en esa época, existió: Roxanne Shanté o Queen Latifah, por ejemplo. Me imagino – y así espero – que tengan un rol más relevante en la siguiente temporada, época donde aparecen exponentes como Missy Elliot, Lauryn Hill o Lil’ Kim.

Mientras tanto, les dejo una selección de algunos hitos de la historia del hip hop, cuyas historias pueden descubrir en el documental que ya está en Netflix.

The Sugarhill Gang – Rapper’s Delight

Blondie – Rapture

Run DMC y Aerosmith – Walk this way

Run DMC – My Adidas

Beastie Boys – (You Gotta) Fight for Your Right (to Party!)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here