Inicio MUNDO El comercial de Pepsi con Kendall Jenner

El comercial de Pepsi con Kendall Jenner

929
Compartir

por Miranda Girl

Para los que no han visto el comercial de Pepsi con Kendall Jenner, ya sea porque no sabían de su existencia o porque sufren de vergüenza ajena, aquí les va un breve resumen.

Son tres protagonistas: un músico, una fotógrafa y Kendall Jenner. Kendall está con peluca rubia, en plena sesión de fotos, mientras ve pasar a su lado una protesta con carteles de paz. Por supuesto que los protestantes son todos diversos, jóvenes y hermosos, en un intento de casting inclusivo muy evidente y forzado. Ella los observa con interés.

Luego, estos tres personajes como que se chorean y deciden dejar lo que están haciendo para sumarse a la protesta, en un espíritu entre valiente-feliz, que no se entiende muy bien porque el solo hecho de que esté Kendall, ya le quita cualquier tipo de profundidad al asunto. Se supone que la gente debiera tener rabia o al menos estar serios, pelear por sus derechos, pero es todo sonrisas y más parece año nuevo en Valparaíso.

Kendall es la última en sumarse a la protesta por la igualdad hipster. El músico, que ya está de lo más instalado entre la gente, la mira coqueto desde lejos, ella se saca la peluca y el maquillaje de la cara con la mano, todo con mucha rabia, como si estuviera harta de estar trabajando cuando lo correcto es protestar. Viene primer plano de una Kendall verdadera, morena, “auténtica”, se abre el plano y ahora está con un nuevo look, más “casual y adecuado” a su nuevo rol de modelo protestando, bien feíto por lo demás, entonces ella, con el apoyo popular, le pasa una lata de bebida a un policía y todo se soluciona. Kendall vio en esa lata de Pepsi un símbolo de reconciliación y los protestantes hermosos y hipsters vieron en la modelo, a la representante del acto masivo por la igualdad.

Este final ha sido lo más criticado, porque recrea la comentada foto en que una enfermera, Ieshia Evans, se enfrenta a la policía en el marco de una protesta por el asesinato de un hombre negro en Estados Unidos hace no mucho tiempo.

Obviamente, a pocos minutos de ser publicado el comercial, lo hicieron pebre. La pregunta es cómo una marca así de grande llega a un nivel de creatividad tan penca y superficial, aprovechándose de un derecho fundamental como es el de manifestarse, para vender una bebida, una miserable bebida llena de azúcar que no sirve para nada más que acompañar un montón de papas fritas con ketchup. Ahora sus redes sociales se deshacen en disculpas públicas y comunicados de prensa por este “error fatal de comunicación” y bla bla bla.

El comercial será retirado prontamente, si quieren reirse y sufrir a la vez, pueden verlo acá arriba.

5 COMENTARIOS

  1. Soy publicista, vi el comercial y me dio verguenza, por lo básico, mal hecho y hasta ofensivo como tratan un tema serio y delicado para los gringos, equiparar a Kendall Jenner pasandole una lata de pepsi con Ieshia Evans (la mujer que enfrente totalmente desarmada a la policia en una marcha de Black Lives Matter) es una burla para la gente que sale a la calle a defender los derechos civiles.
    Falta de postura, discurso vacio de una marca. Una pena, farrease la oportunidad de de decir algo…
    Por si no lo han han visto les dejo un link con el comercial de Budweiser que si tiene algo que decir

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here