te_1
por Pamela

Hace muy poquito despedimos a Té, nuestro perrito de 17 años. Aún tenemos mucha pena y quisimos contar un poco de su historia.

¿Cómo se llama tu mascota?
Té. Ya les había contado de Moka y Doroty, pero esta vez les quiero contar sobre Tecito, a quien con mucho dolor despedimos este sábado.

¿Cómo llegó a tu casa?
Compramos una casa y en ella vivía Tecito, huérfano luego de que sus padres humanos fallecieron y siguió siendo cuidado en su casa en espera de un hogar definitivo. Por eso decimos que él nos adoptó a nosotros más que nosotros a él.

¿Cómo es su personalidad?
Súper regalón. Cuando quedó solito pensamos que moriría de pena, porque ya tenía bastantes años y siempre fue ultra apegado y malcriado por sus dueños. Pero resistió para esperar que llegáramos nosotros. Todos los vecinos lo conocían y preguntaban por él… a veces lo saludaban mientras paseábamos (solo a él y a nosotros ni bola). Pensamos que sería difícil adaptarse a nuestras reglas, ya que tenía algunas malas costumbres luego de vivir con gente mayor que le aguantaba todo. Pero no, aprendió súper rápido, se portaba estupendamente bien, nos aceptó a nosotros con una gata mal genio y en el último año recibió al par de locas que adoptamos y que llegaron a desordenarlo todo, con toda la paciencia del mundo.

Cuéntanos un momento inolvidable que hayan compartido juntos.
Ahora que ya no está con nosotros pareciera que todos los momentos fueran importantes y no queremos que se borren con el paso del tiempo. Por eso que quise escribir esto, porque aun pensar en él me da mucha pena y es inevitable seguir llorando su partida. Nunca pensé que fuera tan difícil tomar la decisión de dormirlo para siempre, a pesar de que veíamos cómo cada día se iba apagando un poquito más y los momentos de actividad y alegría eran cada vez menos. Hace bastante tiempo no toleraba la comida de perro y cocinábamos cada tres días pollo con verduras, incluso algunas veces la tuvimos que hacer papilla para que la comiera. Jamás vimos que estuviera sufriendo dolor, pero tenía varias enfermedades y había perdido control de algunas funciones básicas. Le ayudamos bastante tiempo, pero hace tiempo que nos preguntábamos cuándo sería el momento de despedirlo. La noche anterior le hicimos una fiesta de pizzas: compramos su pizza favorita y solo sentir el olor le puso muy feliz. Le dimos un pedazo gigante ¡y él quería comer más!

te_2

¿Cuáles son sus rutinas?
En la mañana nos seguía a todas partes subía y bajaba las escaleras por mucho que le costara y luego de tomar desayuno se acostaba a dormir. En los últimos meses dormía gran parte del día y en la noche salíamos a dar un paseo. Siempre la misma ruta y si se alargaba el trayecto se negaba a caminar más y había que llevarlo en brazos.

Danos un buen dato para los que tienen mascota.
Tener una mascota es un compromiso para toda la vida y en toda circunstancia y aunque esto suene a una condena, cuando lo vives logras comprenderlo de otra manera, porque ellos te entregan amor sin límites ni condiciones y responder a eso dedicándoles tiempo parece una cosa tan mínima…
Cuando llegan a viejos sus necesidades cambian (calculamos que tenía 17 años) y en nuestro caso nos adaptamos para poder facilitarle en algo las cosas y que sus últimos días con nosotros fueran los mejor posible. Aún así lo extrañamos muchísimo y a pesar de vivir con dos perritas y una gata la casa se siente solitaria sin el sonido de sus patitas lentas.

Cuéntanos una manía que tenga o el mayor desastre que ha hecho.
Siempre fue súper goloso. Cuando salíamos a caminar siempre encontraba algo “delicioso” para comer. Generalmente solo lograba llevarlo un rato en la boca porque lo pillábamos a tiempo… huesos, pan, servilletas… ¡una vez apareció con medio pollo asado y también con una concha de choro! Ni idea como lograba encontrar tantos tesoros, considerando que estaba medio ciego hace mucho tiempo.

¿Es el primer perro/gato que has tenido?
La lista de mascotas es larga y seguirá creciendo con el tiempo, porque la mirada de amor de un amigo/mascota es lo mejor que le pueda pasar a cualquiera.

Te amamos Tecito… y te extrañamos mucho.

*Si quieres compartir la historia de tu mascota, puedes enviarnos un mail titulado “MASCOTA” a contacto@zancada.com respondiendo estas mismas preguntas. Dinos también tu nombre y a lo que te dedicas para hacer una pequeña introducción y envía una foto de tu mascota y otra en la que aparezcas con ella (opcional). Nuestra intención es conocer historias del cariño que surge entre humanos y animales, compartir datos y fomentar la tenencia responsable. ¡Gracias por compartir!

1. ¿Cómo se llama tu mascota?
2. ¿Cómo llegó a tu casa?
3. ¿Cómo es su personalidad?
4. Cuéntanos un momento inolvidable que hayan compartido juntas.
5. ¿Cuáles son sus rutinas?
6. Danos un buen dato para los que tienen mascota. (una sugerencia por el bien de la tenencia responsable + un dato de un producto o servicio relacionado con su cuidado o entretención)
7. Cuéntanos una manía que tenga o el mayor desastre que ha hecho.
8. ¿Es el primer perro/gato que has tenido? (Cuéntanos algo de los anteriores)

8 COMENTARIOS

  1. Se me apretó el corazón <3
    la fiesta de pizzas, lejos lo mejor!
    Tecito seguirá por siempre con ustedes, un abrazo de ánimo y fuerza <3

  2. Me muero de pena. He tenido perros toda la vida, también gatos. Su partida siempre ha sido dolorosa y tremenda, pero nunca había tenido perritos bajo mi responsabilidad total, como ahora. No sé qué haremos el día en que ya no estén con nosotros, me saltan las lágrimas sólo de pensar qué será de mis noches sin el hinchapelotas del Lautaro subiéndose a la cama (sólo por mi lado) y acurrucándose a mi lado, siempre, todos los días. O sin la Petu robándose toda la comida que puede (igual que el Tecito). Linda historia de amor, me alegra saber que hay mucha gente que ama a sus peludos y los acompaña hasta las últimas, con el respeto y amor que merecen <3.

  3. Que lindo el post, empatizo mucho con tu dolor, yo tengo una perrita que ya partió hace un año y para nosotros hasta hoy la extrañamos. Los perritos son un regalo para la vida de uno, y no una carga. Cariños y hay que seguir dando amor a otros animalitos <3

  4. me emocione con el post ….. se nota que lo amaban ….. tener un perrito y amarlo de esa manera y recibir el amor de ellos de vuelta es un regalo y un privilegio….. tecito fue feliz y tuvo unos padres maravillosos! Animo! Siempre los acompañarà ,

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.