recuerdos festivaleros
por Lala

Crecí en los ’90, así que el Festival de Viña fue siempre el imperdible del verano. Cuando era chica no me lo perdía y, probablemente, era la única en mi casa capaz de esperar a Luis Miguel hasta las tantas de la noche, y gozaba infinitamente las presentaciones eternas de Juan Gabriel y Miguel Bosé.

Los mejores recuerdos los tengo de cuando tenía unos 10 años e íbamos con mis primos a El Quisco. Ahí, mi abuelo y su hermana tenían casa, distante una de la otra unos 3 minutos a pie. Nos juntábamos en la noche donde mi tía Rosa y, mientras los adultos hacían un asado en el patio, los primos estábamos de guata frente a la tele y comíamos las papas fritas con kétchup que nos hacía mi tía. A ratos peleábamos con la tele porque se le iba la señal y lo mejor era cuando un primo trataba de enderezar la antena y le gritábamos que se quedara en una pose muy incómoda para que los demás pudiéramos ver. Y explotábamos de la risa.

También recuerdo el año 1998, cuando vinieron los Backstreet Boys y yo me quería morir porque estaba en Viña y no tenía entradas. Fuimos con mi mamá a distintos puntos de venta y nada, me tuve que conformar con verlos por la tele no más. Tampoco me apañaron para hacer guardia en el hotel, ni nada parecido. Fin.

Ya más grande, tengo recuerdos de haber estado en un camping en Frutillar, el año 2000, y haber visto junto a los otros campistas –en una tele que pusieron bien improvisadamente en un espacio común- a Lou Bega, cantando dos veces su famoso Mambo Nº5. O a No Mercy, en el ’97, cuando cantaron Where Do You Go? y cerraron con la misma canción, pero en su versión en español que decía algo así como: ‘Where do you go? Adóoooonde?’. Total.

También recuerdo cuando vino Franz Ferdinand (sí, rarísimo) y nos juntamos en mi casa con mis amigas, aprovechando que mis papás no estaban. Terminamos abrazadas a la tele intentando besar a Alex Kapranos. Inolvidable. Y otro año hicimos lo mismo, pero en la playa, mientras cantábamos a todo pulmón las canciones de Ricky Martin y nos podíamos parar de contemplar su belleza.

Otro año –hace no tanto tiempo– estaba haciendo mi práctica en un diario y al día siguiente de la rutina de Kramer me tocó transcribirla… ¡completa!, así que básicamente me la sabía de principio a fin. Imposible olvidar el llamado de los compañeros reporteando desde Viña, mandando notas hasta el segundo cierre (sí, me iba a las 2 am más o menos).

Este año saldremos con un grupo de amigos, así que supongo que el asado del viernes será con Maluma de fondo, por supuesto.

¿Qué recuerdos tienen del Festival? ¿Les entusiasma o les da lo mismo?

Fotos: @jimezapata

2 COMENTARIOS

  1. No sabes lo que eran los festivales de los 80!!!
    Luis Miguel jovencito, la noche del Rock Latino, inolvidable Raphael cantando mil horas, rompio un espejo, hizo show con su capa de torero, no había como bajarlo, el Puma llamando a “escuchar la voz del pueblo”.. la competencia foclorica e internacional eran realmente importantes., uno se aprendia las canciones que competían…

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.