Por Cholito y todos los animales maltratados

304

cholito
por Ceci*

Escribo esto con mucha pena porque si hay un tema que me sensibiliza en la vida son los animales, especialmente los perros. La frase “mientras más conozco a los humanos, más quiero a mi perro” cada día me hace más sentido. He tenido la posibilidad de rescatar a tres y hace dos años adoptamos a uno desde que tenía un mes y medio de vida y no podría describir un amor más puro y leal que el que me entrega a diario. Quienes tengan perros en su vida me entenderán, no hay mirada más sincera y cariño más incondicional que el de un perro. Por eso es que me cuesta tanto comprender en qué nos hemos convertido como sociedad y raza humana cuando aparecen noticias tan horribles y desgarradoras de maltrato y abandono como las que hemos visto los últimos días.

Cholito y muchos otros como él no tenían la culpa. No eran culpables de haber caído en manos de humanos deshumanizados que los dejaron a su suerte en un destino incierto para encontrarse con personas enfermas que vieron en ellos chivos expiatorios para manifestar su violencia enferma. Pensar eso y ver que hay quienes creen que la vida de un perro vale menos que una vida humana me aprieta el corazón. Que existan personas que consideran que son objetos desechables de los que pueden deshacerse en cualquier momento, y que las calles y los peladeros estén llenos de animales abandonados que son invisibles para todos los que pasan por su lado, me da para pensar que como sociedad valemos muy poco.

¿Será un problema nuestro como país, que no tenemos cultura de respeto, valores morales ni la educación suficiente como para respetar la vida de un animal, que en otros sentidos nos parece tan importante preservar? Probablemente sí. Porque somos indolentes. Porque es más fácil abandonar y perderle la pista. Porque es solo un perro que no merece tanto escándalo. Porque no sienten. Porque no importan. Porque siempre estamos esperando que otros solucionen el problema, que los “animalistas” adopten a los callejeros y se hagan cargo de ellos, mientras pasamos por el lado de un perrito que lo más seguro es que alguna vez tuvo una casa, pero ahora tiene hambre, sed, está enfermo y hacemos como que no está. Créanme, no es tan difícil tener un gesto de atención con ellos. Darles un poco de agua en un día de calor, un poco de comida o una simple caricia para un perro es todo y el corazón se siente un poquito más lleno después de eso.

De nosotros depende hacer que estas noticias no se vuelvan a repetir. De educar a los más chicos con respeto por el entorno que los rodea para que el día de mañana sean ellos quienes hagan el cambio, de educarnos a nosotros mismos frente a la tenencia responsable y a nuestras capacidades para hacernos cargo de otra vida, de cuidar a nuestros perros hasta el final de sus días y de por qué no, tener un gesto de humanidad con ese perrito que todos los días se te cruza camino al trabajo.

Por ahora, seguiré pensando que mi perro es mejor que cualquier ser humano, y estoy segura que Cholito y todos los que han partido en condiciones similares a él, también lo eran.

Retrato: Mona QP

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

4 COMENTARIOS

  1. Siento igual que tú. Estas noticias me rompen el corazón, me llenan de rabia, pena y desencanto del humano. Como raza valemos callampa. Los animales tienen más nobleza que nosotros.

  2. Hoy la mujer que maltrató a CHOLITO, salió disculpándose en CHV Noticias, está muy asustada porque ya ha sido amenazada por muchas personas, dice estar arrepentida y confesó que la dueña de la galería comercial donde estaba CHOLITO , le pagó plata y le dijo SI EL PERRO NO QUIERE IRSE, MÁTALO.
    Cuando volví a ver el video, me impactó más que la 1ra vez, también sentí pena, rabia y desencanto y decepción de la raza humana.

  3. Coincido contigo, Ceci. Mis perros son más bacanes, más honestos y más fieles que cualquier persona. Entiendo que a alguien no le gusten los perros o los gatos, está en todo su derecho. Pero de ahí a cruzar la línea y maltratarlos hay harta distancia. En este país, para variar, nuestros legisladores sacan la vuelta y hacen cualquier cosa menos lo que tienen que hacer. Sabemos que los perros callejeros – que, en realidad, son abandonados, ellos o sus padres o abuelos – son un problema de salud pública en varias ciudades en Chile y ni siquiera por eso han sido capaces de tener una ley de tenencia responsable como corresponde, regular criaderos y venta, etc. Para qué decir que haya sanciones en casos de maltrato.
    De nosotros depende que esto cambie, los animales no pueden seguir esperando.

  4. Por que cuando se tratan estos temas jamas se habla de la irresponsabilidad de la gente a la que se le pierde el perro? todos los dias en el face, twitter y hasta letreros en la calle sale gente pidiendo ayuda, que se le arrancó el perro “y justo ese día” no tenia collar, ni placa… de chip ni hablar.
    De verdad me pregunto cuantos perros de verdad son abandonados (me cuesta tanto creer que haya tanta gente mala que se deshaga de su cachupín asi como así) y cuantos andan en la calle vagando producto de sus amorosos pero irresponsables dueños.

Dejar una respuesta