Inicio CUERPO DEPORTE Pamela Tastets: una campeona rumbo al Ironman de Pucón

Pamela Tastets: una campeona rumbo al Ironman de Pucón

320
Compartir

pamelatastets
por @carodu

Uno de los eventos deportivos más lindos y esperados de nuestro país es el Ironman 70.3 que se realiza todos los años en Pucón. Este domingo, más de 2000 competidores tendrán que completar 1,9 kms de nado, 90 kms de ciclismo y 21 kms de trote, acompañados por los más de 25 mil turistas que se espera que participen alentando a sus favoritos. Entre los competidores hay varias mujeres que, al igual que los deportistas hombres, dedican largas horas del día a entrenar, mejorar sus marcas, y prepararse para importantes eventos como éste. Pamela Tastets es una de las principales figuras de esta completa prueba, y quise conversar con ella luego de su pedaleo matutino, para admirarla con conocimiento de causa.

Pamela es abogada, pero hace tres años decidió dedicarse al triatlón de manera profesional. Antes estuvo ligada por varios años al deporte, pero con ciertas dudas: “pensaba ´quizás no sirvo para esto´, no tenía una dedicación profesional, estaba probando”. Tras el nacimiento de su hijo Max, decidió dedicarse a tiempo completo al deporte, junto a su marido, el también triatleta Felipe Van De Wyngard. “Después de mi hijo decidí que le iba a dar una oportunidad a esto, con objetivos a largo plazo, bien comprometidos. Era un desafío grande y con Felipe dijimos ´bueno, ¿y si nosotros podemos?´, y en el camino se van descubriendo montones de cosas, pero ese fue nuestro principal motor, decir ´nosotros sí podemos´”.

Para esta atleta, ser madre tiene mucho que ver con su carrera deportiva. Cree que los valores del deporte se aplican también a la crianza, y que en esos dos aspectos de su vida, la confianza es muy importante: “Cuando uno es mamá, no duda, uno dice ´soy buena para ser mamá´. Me identifico en los dos planos con eso, en el profesional y en el personal, me siento confiada, que lo estoy haciendo bien, que sirvo para esto. Al igual que criar un niño, uno va viviendo un proceso en el deporte para volverse cada vez mejor”.

Pamela reconoce que el hecho de ser deportista mujer y además mamá hace que constantemente se tope con personas que no se toman con seriedad lo que hace: “hay gente que te dice ´ya, pero si eres mamá no puedes ser deportista tan en serio, ya se te va a pasar esa onda con el deporte´, y uno le explica a la gente que es algo a largo plazo. En Chile todo lo diferente que uno haga siempre va a ser raro siendo mujer. Hay bastantes limitantes, uno va contra la corriente. Incluso hay mujeres que te dicen ´ay, qué lata, pero cómo crías a tu hijo si te dedicas al deporte´”.

A pesar de los obstáculos y de la incredulidad de algunos, Pamela destaca las grandes virtudes que ha desarrollado gracias al triatlón: la constancia, la paciencia y el compromiso. Además, dice que ha llegado a un lugar emocional donde de otra manera no hubiera llegado: “El deporte te da una sensibilidad y una cercanía contigo mismo. El lado emocional no lo puedes dejar de lado, porque uno no es una máquina”.

El 2016 fue el mejor año de Pamela. En octubre pudo correr un Ironman entero (el doble de distancia que el de Pucón), y terminó cuarta. Y proyecta seguir teniendo buenos resultados este año. Su gran meta 2017 es clasificar al mundial de Hawai, que se desarrolla en octubre, y dice estar bien encaminada.

Y mañana se enfrenta a un nuevo desafío, esta vez en nuestro hermoso sur: “estoy muy contenta de correr acá en Chile, de estar en la línea de partida con Bárbara (Riveros), y con las otras chicas favoritas que vienen. Es la gran carrera de Chile, pero la enfrento de manera súper tranquila, porque uno está con su gente, y hay que rendir, pero también disfrutar. Espero pasarlo bien y darlo todo para sacar el mejor resultado posible”. Campeona.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here