donacionorganoschile
por Lala

El fin de semana pasado al Manu le dio una hepatitis fulminante que lo dejó como prioridad nacional para un trasplante de hígado. Está sedado, con ventilador mecánico, con su familia y amigos cruzando los dedos, rezando, para que aparezca un donante. Al Manu lo conocí hace algunos años, cuando él estudiaba en la facultad donde yo trabajaba. Es un buen cabro, simpático, respetuoso, buena onda. Cuando vi lo que pasaba con él se me apretó el corazón porque sé que lo se viene es difícil. Y es difícil porque, más allá de lo clínico, los chilenos hemos demostrado ser muy solidarios para algunas cosas, pero muy insensibles para otras.

En Chile mueren personas todos los días por distintos motivos: accidentes, enfermedades terminales, otras sorpresivas, vejez. Algunos pueden donar sus órganos. Otros, por la naturaleza de sus enfermedades, por ejemplo, no pueden. Algunos expresan abiertamente su voluntad de donar y sus familias respetan la decisión, otros quieren ser donantes pero sus familias se oponen, y así tenemos una larga lista de posibilidades que llevan a que en Chile siempre nos falten donantes y siempre haya gente esperando un órgano.

El 1 de octubre de 2013 entró en vigencia en Chile la nueva Ley de Donante Universal. Antes de eso, se establecía que todos los mayores de 18 años eran donantes, a menos que expresaran su oposición al momento de renovar la licencia de conducir o la cédula de identidad. Con esa normativa en vigencia, 3.5 millones de chilenos habían dicho que no querían ser donantes, buena parte alimentada por el mito urbano de “si pongo que soy donante y tengo un accidente, me van a dejar morir”. La nueva ley puso una traba burocrática, no tratando de incentivar la donación, sino que haciendo más engorroso el proceso para no ser donante: ir al notario y pagar máximo $20.000. Dos años más tarde, había más de 10 mil 500 chilenos que habían hecho el trámite para expresar su voluntad de no donar.

Más allá de las razones que llevan a la gente a no donar, me sorprende la falta de empatía en general. Cuántas historias hemos conocido en que hay gente que se opone a la donación hasta que un pariente o cercano lo necesita. ¿En serio tenemos que llegar a eso? ¿De verdad tenemos que sufrirlo en persona para entenderlo? Celebro el derecho a cambiar de opinión, pero… ¿cómo podemos ser tan poco empáticos? Hoy es la familia de Manu la que hace una campaña para generar conciencia, pero ayer fueron muchos otros y mañana seguirán apareciendo nuevos casos, nuevas personas y familias que dependen de la buena voluntad de alguien más.

Nadie busca que la gente muera para que sus órganos lleguen a alguien más, eso sería una brutalidad. Pero, ¿sabían que el 2015, el 53% de las familias se negó a donar los órganos de sus familiares que estaban en condiciones de hacerlo, a pesar de la voluntad de los fallecidos? A eso me refiero. ¿No habrían hecho esas familias todo lo que estaba a su alcance para salvar a su madre, padre, hermano, hija? Por supuesto que sí. ¿Por qué negarse, entonces, y de paso negar la voluntad de ese ser querido? ¡No puede ser!

Ojalá nunca más tengamos que ver campañas como ésta ni tengamos que esperar ser nosotros los que pasan por esa situación para entender lo importante que es ponerse en el lugar del otro.

Foto: www.gob.cl

5 COMENTARIOS

  1. Leí todo el post y debo decir q el tema de la donación de órganos es como la teletón: todos la critican hasta q te nace un hijo con discapacidad o un familiar o amigo tiene un accidente y queda inválido. Ahí recién les cambia el chip. Por lo pronto yo hace rato q soy donante 👍

  2. Yo de verdad no logro entender a la gente que no es donante. Cuando pregunto me dan la típica respuesta de: es que si tengo un accidente me dejarán morir..y que su amigo, pariente o lo que sea cercano médico les contó eso.

    Esa explicación la encuentro ridicula, insensible, ilusa. No sé si será verdad o no tal explicación pero en post del bien común y solidaridad prefiero no creerla o darme lo mismo y soy donante desde siempre.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here