por Penny

El otro día escuchaba una canción muy bonita (no puedo recordar de quién era) que hablaba del arrepentimiento al haber descuidado una relación amorosa ya terminada. Decía todo lo que a mí me hubiera gustado que me dijeran después de un rompimiento doloroso: no te supe querer, te di por ganada, no puse todo de mi parte y al final, te perdí por gil (algo así mas o menos decía).

Altiro pensé en un par de susodichos que me habría gustado que me hubiesen valorado más cuando estábamos juntos, o que, al menos, después de un tiempo, hubieran sido capaces de reconocer que fueron unos ahuevonados y que la cagaron y que yo era bácan (jaja).

Confieso que habría sido un gran consuelo, aunque en lo práctico ya no me sirviera para nada. Existe una pequeña satisfacción al decir “yo tenía razón” aunque una haya seguido con su vida (¡no me digan que no!).

Entonces después me cuestioné si yo habré dejado esa sensación alguna vez en alguien. Puede ser que mi tercer pololo me haya odiado después de terminar y disfrutaría de que yo le dijera “me equivoqué, perdón, eras un excelente hombre y yo te dejé pasar, etc.”, pensé, pero al ponerme en la situación, creo que el simple hecho de saber de mí sólo lo haría recordar lo mucho que me odia.

¿Les proporcionaría algo de placer escuchar el arrepentimiento tardío de un mal amor o, al contrario, les daría más rabia?

10 COMENTARIOS

  1. A mí me tocó escuchar un arrepentimiento, pero fue lindo. Es que era un gallo enfermo de bueno, fue mi primer pololo, que estuvimos unos meses en 1º año de universidad (hace 10 años xD), pero éramos súper pavos, PAAAAVOOS! Para mí fue como algo entretenido y shao, buen amigo al final, pero hace algo así como 2 años nos juntamos para ponernos al día, y me contaba que estuvo pololeando (su segunda polola, en 10 años), pero que habían terminado por una hueá, y ahí me largó su arrepentimiento, que de pendejo y de pavo no me cuidó y eso. Era hasta tierno, pero al final conversando, lo hice replantearse el tema de su recién ex-polola… Y ahora están por irse a vivir juntos.

    A este gallo igual lo recordaba con cariño, y cuando me acordaba de él, no era con ganas de volver ni nada, sino como ese verso de Mecánica Popular, “tan solo quiero que recuerdes eso: que fui un pasajero allá entre tus sueños”… Onda, haberle dejado algún rastro, y por lo que hemos hablado (incluso hoy), sí dejé una marca en su vida, pero más que nada por esa conversación hace 2 años, que por eso tiene la relación que tiene hoy, y es lindo 🙂

  2. Lo estoy viviendo, fue una relación super importante para mi, de la clase “is the one”, pero lamentablemente a pesar de mis esfuerzos por llevar la relación adelante no se pudo mas ya que él a lo largo de los años cambio y me pescaba repoco pero de una manera muy sutil, estoy ahí pero no y para darte cuenta había que analizar el tema, porque siempre tenia esta sensación de abandono y al cuestionar las cosas estaban ahí las claves, la verdad es que él me pescaba poco y nunca fui su prioridad.

    Ahora después de varios meses separados y de 1528 oportunidades que le di, incluso ya habiéndole dicho que estaba saliendo con otras personas y que él no iba a cambiar y el me dijo si tienes razón, después de todo eso, ahora dice que se da cuenta, que quiere estar conmigo, que no será igual, por fin después de mucho tiempo parece realmente dispuesto a meterse en la relación. Pero yo no se que hacer, me desilusiono tanto pero tanto, y lo quiero y una parte de mi quiere aceptarlo de vuelta, pero siento que ya no es lo mismo, él me busca mucho, se porta como nunca, me llama en la mañana y en la noche, cuando antes yo lo llamaba y pareciera que el solo querer saber como estaba no era un motivo válido… no se me confundí

  3. Pienso en un chiquillo que me quería pero hizo todo lo humanamente posible por alejarme de él. Me encantaría que me dijera “fui un weas por dejarte ir”, porque lo fue.
    Pero me gustaría que lo hiciera cuando ya esté inmune de sus encantos, o sea todavía no.

  4. a mi me pasó con mi última relación pero no podía ser,hay razones de peso para que no regrese con el pero así y todo le estoy agradecida de que lo haya hecho porque demuestra que me amó mucho,como yo lo amé a el y el recuerdo en sí es bonito,de mi primer ex-amor en cambio no espero nada de eso,al contrario,me daría risa y asco porque sentiría que quisiera volver conmigo porque le salió mal con otras o por algun interés monetario,no le creería nada

  5. Hace seis años tuve un “affaire” muy intenso durante un viaje, con mucha, mucha palabra bonita y promesas de reencuentro de por medio. Me embalé como cabra chica (lo asumo), y un buen día él me llama medio curao, con los amigos al lado, para decirme que el asunto no iba más, que no iba a resultar y blablablá. Le dije que lo conversáramos cuando estuviera sobrio, pero nunca más me contestó ni los mensajes ni los mails. Simplemente se borró, y yo quedé hecha bolsa, porque él para mí fue más que un revolcón de vacaciones.

    Y hace dos días, prendí mi celular a eso de las 8 am, y me encontré con un mensaje de Whatsapp del sujeto en cuestión, enviado a las 5 am. SEIS AÑOS DESPUÉS! Todavía tenía mi número, y otra vez me estaba contactando después de habérselo tomado todo… El único motivo por el que le contesté, pese a mi molestia, fue porque quería ver si se disculpaba, para tener esa pequeña satisfacción de la que habla Penny. Se disculpó, y acto seguido di por cerrada la conversación y le pedí que borrara mi número. Adiós con tu cuerpo nomás.

    Porque por lo demás, nunca voy a lograr entender esa actitud masculina de reaparecer siglos después de haberte dejado tirada… Socio, no a lugar, pa qué, en serio, no lo haga.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here