tapes
por Lore*

Esta es la historia de una cita muy sospechosa. Yo tenía 18 años, el tipo que me gustaba tenía 25 y una polola de su edad. Nunca pensé que me pescaría porque era demasiado mino así que lo miraba descaradamente en los pasillos de la U. Pero un día caché que era amigo de mi ayudante de taller, y le dije que me encantaba y que me lo presentara. Sonará canchera pero la verdad es que no sabía en qué me estaba metiendo.

Por fin se presentó la oportunidad y cuando me miró, dije: cagué.

El viejo dicho “cuidado con lo que deseas porque lo puedes conseguir” se hizo realidad en mi caso. El tipo me invitó al cine, fue nuestra primera salida. Ahí mismito nos dimos besos y me corrió mano. Yo no podía creer mi buena suerte. Nunca pregunté si seguía pololeando. Mis amigas estaban aterradas y al comienzo lo odiaban en silencio y luego abiertamente.

Un viernes me topé con él en el pasillo y me dijo: acompáñame a la casa de un amigo. Obvio fui. No había nadie pero él tenía llaves. “Es que vengo a ver si esta todo bien en la casa porque él está de viaje. ¿Veamos una película?”. Cita muy sospechosa.

Nos sentamos en el sillón del living a ver cualquier cosa en la tele y pasó lo que tenía que pasar. Cuando salimos de esa casa vi una repisa llena de DVDs etiquetados con nombres. Puedo estar exagerando, pero la verdad es que hasta el día de hoy creo que puedo circular tirando por internet.

*Si quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

4 COMENTARIOS

  1. Noooooo, amé la historia!!! atroz si es verdad, pero todo el rato deberías escribir un cuento eroticorsssss, en una de esas te transformas en la autora del próximo 50 sombras de gray!! (en serio espero q no te haya grabado)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here