ring2
por María Paredes*

Los hombres de mi vida siguen un patrón (¿o quizás ninguno?). Tal vez ustedes puedan verlo con mayor claridad que yo. Escribo esto por la necesidad de compartir, de saber si alguien más ha pasado por esto o por si ven una respuesta con la que yo no logro dar. Este es el primer espécimen que quiero compartir con ustedes: el ego-musculín-chulein.

Me metí con un adicto al músculo egocéntrico que no me convencía tanto. Y sin bien era de esos de esos de los cuales nos reíamos con mis amigas, pololié con él. Estuve de novia con él.

Nota mental: si no te gusta sin conocerlo no te esfuerces en que te guste después, ya que probablemente no encontrarás nada nuevo.

¿Por qué me metí con un tipo de su tipo?
Creo que muchas mujeres caemos en esto, pero pensé que le vería una quinta pata, una oreja escondida, un corazón que a veces pensamos que existe. Pero no encontré nada.

Hace dos años me preparaba para emprender un viaje largo, sin ticket de vuelta, pero me invitó a salir. Le dije ok, total, ¿qué perdía? El viaje me tenía con un pie fuera de Chilito y nada iba a entorpecer mis planes.

Pero como diría mi madre, no escupas al cielo. NUNCA.

Y salí con este gallo inofensivo que de entrada no me cayó tan bien. De buenas a primeras me invitó a quedarme. A vivir juntos. Me dijo que su casa era mía. Me dio un espacio. Y por diosito santo que se empecinó en que no me fuera.

Me fui. Y volví a vivir con él.

El primer día noté dos cosas importantes que dejé pasar (error):
1. Su prioridad era él. Y sus zapatillas.
2. Tratar de tener sexo era como tratar de pararle el pico a una medusa (¡alerta!).

¿Por qué insistí?
No me malentiendan. Creo que mi relación tuvo momentos muy lindos y muy felices. Pero la mayoría del tiempo había un desgano que derivaba en peleas y en un tremendo sentimiento de insatisfacción.

Nunca he sido de esas minas que les guste estar 24/7 con un guevón al lado. La verdad es que ese tipo de relación me satura a tal punto que termino en arrebatos y fuertes deseos de libertad (¿alerta 2?). Por lo mismo, esa soledad que sentí los años que estuvimos juntos, me era cómoda. Pero intentar calentar al mino que tienes al lado y que te responda que le duele la guata, que tiene sueño, que la mañana siguiente tiene que levantarse temprano… es bien poco sexy. Y con el tiempo se desgastan las ganas.

Fea, gris, pasiva. Así me puse.

Recuerdo la primera vez que lo invité a subir a mi casa. La respuesta fue “mejor el miércoles porque mañana tengo que madrugar”.

Nota mental: si el mino con el que estás saliendo no se está muriendo de ganas de clavarte al principio del pinchoteo, da media vuelta y no mires atrás. No le van a dar más ganas después.

Tantas veces pensé lo cansada que estaba de la relación. Pero no me atrevía a dar el paso al lado. Me envolvía el terror de sólo pensar que tendría que partir todo de nuevo.

Por otro lado, ego-musculín-chulein no era un mal gallo. Especial, sí. Ególatra, uff. ¿Le gustaba vestirse de beige? Por dios que sí. Pero me daba una estabilidad que en ese entonces pensé que era necesaria.

Sin embargo, la incesable sensación de vacío seguía apoderándose de mí. Cada cierto tiempo caía en una crisis existencial. Pensaba que si quizás me metiera a algún tipo de actividad extraprogramática me sentiría más feliz y menos sola.

Nota mental: la agenda puede estar llena, pero el corazón va a seguir vacío.

Hoy miro hacia atrás y confirmo que la verdadera yo habría sido incompatible con él. Y digo “la verdadera yo” porque lamentablemente soy adaptable. Demasiado. No tengo problema en tomar la vida de otro y hacerla mía (¿alerta 3?).

Nota mental: discierne. Adáptate para mejor, no para peor.

Por fin, después de meses, de mi boca salió algo que siempre pensé y que nunca me había atrevido a decir: si las cosas seguían así, posiblemente iba a llegar una tercera persona, un Pepito X. Y si ese X me prestaba un 1% más de atención, lo nuestro se iba a ir a la re contra mierda.

-“¿Quieres tirar la toalla?”
-“Sí”.
-¿Me estás diciendo que quieres terminar?”. Le corrían las lágrimas.

Y no me atreví.
A las dos semanas me pidió matrimonio. (¡alerta 4!)
Le dije que sí.
Al mes y medio apareció un “Pepito X”. Me movió el piso.
A los dos meses le dije que no quería casarme y me saqué el anillo de compromiso.

Nota mental: finalmente la intuición siempre gana: ego-musculín-chulein nunca fue para mí.

Y así empezó mi nueva vida.
“Y me siento mágica, libre como un pájaro, respirando oxígeno, libre, libre, libre, libreeee!…”.

Sin ego-musculín y sin Pepito, porque él sólo fue un rayo de luz caído del cielo que me empujó a decidir lo que no me atreví a hacer desde el principio.

¿Por qué no me escuché antes?

*Si tú también quieres escribir en Zancada, tienes que mandar tu texto con título y nombre con el que quieres firmar a contacto@zancada.com en un mail titulado TEXTO. Como siempre, si va con nuestra línea editorial felices lo publicaremos.

21 COMENTARIOS

  1. Cual es la relación con que fuera musculin y que estuviera latigudo? Faltan datos, no veo en casi ninguna de las cosas que llevaron al quiebre una relación directa ni con ser ególatra, musculin o chulo.

  2. Subir a mi casa significa subir al depto o ir a la casa q está en vitacura? XD Explainme please.

    (Muy freak la historia en todo caso)

    • Además no te lo “agarraste”, estuviste con el dos años y hasta te ibas a casar. No te hagas la bacán. Porque como tan tan weona?
      Sorry pero no me lo explico

  3. Mal titulado el post, me imagine que venia una historia de como fue salir con la persona real que se parece al estereotipo. Claramente el problema fue mas sencillo, estabas con quien no querias estar y te demoraste dos años en darte cuenta.

  4. Pasa eso que desde el principio uno sabe que no es el correcto y uno sigue con él. es raro, una pérdida de tiempo para los dos. Y con el pasar del tiempo hace más díficil decirle que no estás ni ahi. Es importante hacerle caso a los instintos. No sé por qué no lo hacemos.

  5. Estaba demasiado enredada la historia. Al final lo que pasó fue que ella salió con un musculín y hasta casi se casa con él siendo que nunca le gustó? jevi estar dos años sin poder deespegarse de alguien que a uno ni le gusta.

    • ¿pero donde cabe lo de “ego” y “chulein”? además que triste considerar chulo al tipo con el que casi te casas, mal la amiga.

  6. Yo por el título pensé que sería un post sobre que te agarraste a un mino de esos musculosos buenos pa la selfie en el gym, no que habias estado hasta a punto de casarte con uno D:

  7. A mi me gustó la redacción, lo encontré entretenido de leer.

    Me imagino que este resumen tiene todo un trasfondo que desconocemos y por eso la primera respuesta es ¿cómo?. Yo tengo un par de amigas y sé de varias historias así… empiezan a pololear.. no les gusta el pololo.. pasan los años.. pasan.. siguen pasando.. aparece otro cualquiera y shaz!. Siempre he pensado que es miedo o incapacidad de estar solas (o solos), y da lo mismo a quién tengan al lado, mientras haya alguien.

    Qué bueno que no te casaste. Hubieses sido miserable.

  8. hahahaah las locas winner que se la saben todas, las que nunca se han equivocado, se pasaron, que la maria paredes escribe mal, pffffff no cachan nah de la vida cabras, no me malentiendan, la critica es importante, pero constructiva por favor, uds solo agarraron este post para desahogarse de los errores de sus vidas.
    Maria paredes! tb salí con un ego musculín! me rei caleta con tu post.

  9. Yo estuve tres años con un tipo que solo pensaba en el, teniendo un hijo nunca se hizo cargo, nos iba a ver y yo me quedaba todo el día con el mientras el papá estaba haciendo deporte. Mi ex era un yo, yo, yo etc, pero uno es TAN tonta que viendo todo eso no atina a nada. Además era petulante, todos eran inferiores y por lo mismo quedaba sin pega y le costaba ene encontrar ya que quería ser gerente de inmediato etc. En fin el tipo entero loco, gracias a mis decisiones arranque de ahí y hoy estoy felizmente casada.

  10. Muy entretenida tu historia!!! A quien no le ha pasado? A mi no lo de llegar a casi casarme, pero por ser tan positiva y tambien otras veces por no querer estar sola en ese minuto, “caemos” en una relacion con alguien q no nos convencia tanto y una cosa lleva a la otra. Y a los q piden mejor redaccion…esto es zancada no el mercurio! 😛

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here